6.2 K vistas
September 23rd at 8:54pm

QAnon, El Miedo de los Desesperados.

Hola Humano,

 

Bienvenido a un cortodocumental de MarginalMedia.

 

Si crees en esto sabes que nadie te va a reconocer por tu apariencia pero que eso no es suficiente para protegerte porque pronto las fuerzas oscuras van a intentar rastrearte. Entiendes que esto suena loco, pero no te importa. Sabes que un pequeño grupo de manipuladores, operando en las sombras, mueven los hilos del planeta. Sabes que son lo suficientemente poderosos como para abusar de niños inocentes sin temor a represalias. Sabes que los medios de comunicación de masas están a su servicio, en asociación con Hillary Clinton, Bill Gates y otros habitantes secretos del estado profundo. Sabes que sólo Donald Trump se interpone entre ti y un mundo maldito y devastado. Ves la plaga y pestilencia que ahora arrasa el planeta y entiendes que son parte del plan. Sabes que no se puede evitar un choque entre el bien y el mal, y anhelas el Gran Despertar que se avecina. Y por eso debes estar en guardia en todo momento. Debes proteger tus oídos del desprecio de los ignorantes. Debes encontrar a los que son como tú. Debes estar preparado para luchar. 

Y sabes todo esto porque crees en Q.

 

QAnon, El Miedo de los Desesperados

 

Pero aún sabes más. Sabes que un grupo de pedófilos y caníbales que trafican con niños y adoran a Satanás buscan dominar el mundo y están conspirando contra el presidente Trump, quien cuando llegue el momento (llamado "La Tormenta”) expondrá a estos criminales y restaurará a los Estados Unidos de América a la grandeza. No sólo sabes esto sino que crees que has de esforzarte en iluminar a otros con este conocimiento, aunque los Estados Unidos de América probablemente estén explotando los recursos de tu país y a Trump no le preocupe lo más mínimo tu existencia.

 

Bueno, este vídeo no es para intentar rebatirte lo que crees, antes que eso resultaría más útil hacer un manual de vuelo para elefantes. Este vídeo es una reflexión para el resto de mortales sobre cómo hemos llegado al punto de que pueda haber gente creyendo esto. ¿Cómo se explica? ¿Qué esta pasando? ¿Qué refleja esto sobre nuestra sociedad?  Vamos a intentar responder esas preguntas.

 

La teoría conspiranoica de QAnon no es moco de pavo. En una encuesta estadounidense publicada este mismo mes, los resultados muestran que uno de cada tres republicanos (33%) cree que la teoría QAnon es mayoritariamente cierta. Otro 23% dice que algunas partes de la conspiración de QAnon son ciertas. Y Solo el 13% de los republicanos piensa que no es cierta en absoluto. En contraste, el 72% de los demócratas dice que la conspiración QAnon no es cierta en absoluto, pero todavía hay un 9% que creen que mayormente es cierta. Hace un año el 35% de los estadounidenses nunca había oído hablar de QAnon y seguramente tú tampoco. Hoy sólo el 14% no sabe de qué va esto, y tú, bueno, si hasta hoy no sabías, pues ya ves, ahora yo te lo estoy contando.

 

Esto no son sólo números, es gente. Y mientras la democracia nos dure esta gente va a encontrar quien los represente políticamente. Por ejemplo, esta mujer, Marjorie Taylor Greene, que ha ganado la primaria republicana en el estado de Georgia y apunta con fuerza para el Congreso de la Nación. Ella es una firme creyente de QAnon y ahí está, subiendo como la espuma. Considerando que el F.B.I. ha clasificado a los creyentes de esta teoría como una potencial amenaza de terrorismo nacional, cabría preguntarse si los estadounidenses saben lo que están haciendo con su política. Cabría pero no vamos a hacerlo hoy, porque el tema del vídeo es otro y porque el propio FBI fue cimentado como respuesta a una teoría de conspiración allá en 1910. La creencia de que niñas blancas estaban siendo vendidas como esclavas sexuales hizo pasar a la recién creada agencia federal, de nueve detectives a más de 300. Y desde entonces no ha parado de crecer. 

 

En fin, que las teorías de conspiración no son nuevas, pero QAnon, casi, casi, lo es. Aún no cumplió tres años de edad. Fue publicada por primera vez en octubre de 2017 en 4chan (el notorio tablero de extrema derecha de mensajes en línea y teorías de conspiración) por un usuario conocido como ”Q”. La absurdidad inicial era tal que aquello tenía un aire humorístico. Ya lo perdió. ¿Cómo ha llegado a lo que es hoy surgiendo de un antro digital repleto de supremacistas blancos y pornografía? Gracias al internet y al ecosistema que nuestras plataformas sociales han creado. La teoría de la conspiración inicial se basaba en la idea de que Hillary Clinton (que acababa de ser la contendiente contra Trump en la elección estadounidense) y el partido globalista demócrata eran corruptos. Y aquello resonó en la misma gente que en los mítines de Trump gritaban que a Clinton había que encerrarla.

 

De ser comentada en un par de foros la conspiranoia dio el salto aquí, a los canales de YouTube, lo que hasta cierto punto ya desinfecta el mensaje porque lo saca del ambiente tóxico en el que ha sido creado. Aquí ya somos usuarios con caras, nombres y apellidos, y en teoría deberíamos de comportarnos con cierta responsabilidad, puesto que nuestros canales están sometidos a unas reglas de juego comunitarias que de romperlas, podríamos perderlos. En teoría digo, porque la realidad es, tal como ya denunciamos en un vídeo a comienzos de año, que el propagar información falsa no sólo es permitido en YouTube sino que el algoritmo de esta plataforma impulsa vídeos con informaciones cada vez más falsas, extremas y peligrosas. Puedes comenzar viendo un vídeo de Trump y encontrar que YouTube te recomienda un video sobre el estado profundo, o la corrupción, o "Russiagate”, y acabas dando con un vídeo de QAnon. El 70% de la audiencia de YouTube ve lo que YouTube sugiere que veas y ese algoritmo te empuja hacia la parte más visceral de ti y menos racional, por eso que abundan teorías de conspiración y canales sin mas propósito que sacar provecho económico en esta sopa de desinformación. Y para aquellos que vayan a escribirme que este vídeo hace lo mismo, aclararles que se equivocan. Nosotros tocamos estos temas para informar, intentar poner sentido común, y ya que YouTube no toma responsabilidad por desintoxicar su algoritmo, al menos aquí hacemos algo para desintoxicar nuestros canales. Con este tipo de vídeos, cuando llegan a monetizarlos, apenas ganamos dinero, apenas sumamos visitas y perdemos suscriptores, no los ganamos. 

 

Y de Youtube QAnon saltó a Facebook, que es una plataforma más amigable y con una audiencia de más edad, lo que ya le dio más validez a la conspiración. Las redes sociales son como remolinos de agua que nos atrapan con estas cosas por su resonancia emocional y no diferencia entre creyentes y oportunistas. Tienen el dudoso virtuosismo de despojar el mensaje de su contexto original, y eso contribuye a que estas teorías de conspiración acaben pareciendo normales. Si la gente que cree en QAnon supiese 

de los foros plagados de antisemitismo y misoginia, de lenguaje supremacista blanco, de acoso, de contenido pornográfico y fotos horribles, donde esta teoría se originó, tendría mucho más cuidado con esto.

 

———

 

¿O sea que las teorías de conspiración y QAnon son sólo un problema de desinformación y de las redes sociales? No. ¡Ojalá no fuese mas que eso! Es mucho más complicado. Las redes sociales son responsables de crear la infraestructura donde toda la gente que pueda tener estas creencias extremas se encuentren. Les ha dado un camino hacia la monetización y un camino hacia la fama. Se puede ganar mucho dinero engañando. Las redes sociales crean mercado e incentivan que estas teorías conspiranoicas crezcan y se expandan, pero el porqué de que estas estas teorías surjan eso no lo crean las redes sociales eso lo crea la desilusión en el sistema. Y antes de ir con ello y dejar ya de lado a las redes sociales agregar que tampoco podemos confiar en éstas para arreglar el problema.

 

Las redes sociales no quieren tomar decisiones editoriales para no ser percibidas que coartan la libertad de expresión aunque llega un punto en que es obvio que algo hay que hacer para evitar la toxicidad que cala en la sociedad, especialmente en la mente de los más jóvenes. QAnon es un buen ejemplo de que las redes sociales no saben como resolver este problema. Twitter ha anunciado que está prohibiendo miles de cuentas de QAnon y Facebook anuncia que planea hacer lo mismo, veremos. De momento Facebook comenzó su primera auditoría del contenido de QAnon en su plataforma el pasado junio, después de casi tres años de existencia del movimiento. Aunque las grandes plataformas borrasen todo el contenido QAnon mañana mismo, el movimiento ya no las necesita, es demasiado grande y puede encontrar acomodo por otro lado

 

Nuestras grandes plataformas tecnológicas no se responsabilizan lo suficiente de sus productos, ellas implementan cualquier programa o sistema sin pensar realmente en las consecuencias de lo que sucedería si fuera abusado, que la gente lo abuse, que las cosas se salgan de control y solo luego, tal vez, intentan controlarlo. Pero no saben, no pueden, es demasiado tarde… Repito: no podemos confiar en ellas para resolver este problema. Nuestras redes sociales existen para ganar dinero no para cuidar de nuestra salud mental ¿Cómo intentar resolver entonces el problema de las teorías de conspiración?

 

Yo llevo una década apuntando aquí en YouTube a la raiz de este problema. Pero yo no soy mas que un gota insignificante en un océano y además seguro que en ocasiones no he atinado a expresarlo de una manera efectiva o ni siquiera apropiada: 

- el poder desmesurado dado a las corporaciones

- una globalización que incentiva la explotación entre países

- un capitalismo salvaje que confunde economía de mercado con sociedad de mercado

- una usurpación de derechos básicos (vivienda, trabajo) a la generación más joven a costa de que mi generación no perdamos nuestros privilegios

- una brecha cada vez más brutal entre pobres y ricos

- una corrupción cada vez más endémica

Etc, etc, etc…

Todo ello nos indica que el sistema falla, nuestro engranaje social se desmorona. Y entre las grietas de esta catástrofe caen cada vez más personas buscando cualquier agarradero para no desplomarse al abismo. Las teorías de la conspiración son esas rocas salientes a las que se agarran. 

 

Cada vez son más quienes se sienten frustrados, enojados, y alienados. Una situación de emergencia como la que estamos viviendo agrava estas sensaciones. Mucha de esta esta gente ni siquiera entiende por qué esta fallando el sistema, así que comprometerse a hacer algo positivo por reformar un sistema que se despreocupa de ellos y les está dejando atrás es mucho más difícil que simplemente atribuirlo todo a la malicia de unos pocos y decir: Esto es corrupción del más alto nivel, esto va directo a la élite’. Y sí es cierto que hay corrupción, y si es cierto que hay trafico de niños y muchas miserias en el mundo; pero esta miseria generalmente se manifiesta de una manera aburrida y son pocos quienes se interesan por ella (Y esa es la respuesta a vuestra pregunta más recurrente bajo nuestros vídeos: ¿Cómo este canal no tiene más suscriptores? Por eso, porque los problemas reales del mundo interesan poco). Pero de cuando en cuando surge un evento como el de Jeffrey Epstein, que ensucia a algún miembro de “las élites” y estas teorías de conspiración se disparan. Ese fue el caso precisamente con QAnon el año pasado con este suceso.

 

Otra razón por la que la conspiranoia de QAnon se ha propagado con éxito es porque ha absorbido muchas otras teorías de conspiración, presenta una explicación más amplia y grandiosa de cómo funciona el mundo. QAnon quiere ser un hogar para todos, bajo su templo caben conspiranoicos llegados desde lugares muy dispares. Y digo, templo, a propósito, porque si no hacemos algo por corregir los niveles de desinformación existentes y las expectativas sociales de estos nuevos creyentes, las teorías de conspiración comenzarán a postularse poco menos que como las religiones del futuro. Los seguidores de QAnon dicen que el movimiento da un propósito a sus vidas. Personas que se sienten abandonadas por sus gobernantes, sin patria, se encuentran en Facebook, YouTube o Twitter y el creer en la misma teoría les da una nueva identidad grupal; y propagar su creencia, un nuevo propósito a sus vidas.

 

Hasta donde va a llegar el movimiento QAnon es difícil de predecir. No es cuestión para tomar a la ligera. Es peligroso que la teoría se entremezcle con la política moderna y ahora mismo con la inminente elección estadounidense. Los creyentes de QAnon ya han escogido a sus heroes y villanos. Si Trump, el heroe de esta película, por ejemplo decide que esta gente puede serle útil y sigue lanzando guiños de asentamiento a los partidarios de esta conspiranoía pues el movimiento seguirá creciendo, y la prensa obsesionándose con ello; y en la medida que los medios de comunicación muestran la cara más “políticamente correcta” de QAnon, las partes más agradables y no hablan sobre Hillary Clinton cortando las caras de los bebés y usándolas como máscaras para la piel, algo que QAnon difunde, porque no es bueno hablar de eso; pues la teoría de la conspiración va puliéndose y apareciendo cada vez más como algo, profundo y aceptable. Y más y más gente va siendo atrapada en este torbellino de destrucción mental

 

La solución no es fácil. Gente que tiene un familiar que ha caído en esta teoría de QAnon expresan que no encuentran nada que puedan decir para sacar a sus familiares de ello. No se puede debatir con ellos, no se pueden aportar datos; así que no es un problema únicamente de desinformación. De nada sirve llamarles locos. Hay que entender que su creencia

está desempeñando un papel significativo en sus vidas, ya sea dándoles un propósito o haciendo que su mundo sea más comprensible, QAnon está haciendo algo importante por ellos. Hemos de encontrar una manera de hacer que esa comunidad sea menos importante, que la creencia tenga menos primacía en sus vidas. Igual que a un jugador no vas a apartarle del juego diciendo que el juego es estúpido o que está perdiendo el tiempo sino dándole una razón para querer dejar de jugar, a un conspiranoico hemos de darle una razón válida para alejarse de su creencia

 

Y eso pasa por trabajar arreglando el sistema, recuperando un tejido social que cuide de todos. Cuanto más fragmentada están nuestras comunidades, más gente va cayendo en el desaliento, más gente vamos dejando atrás, más preocupaciones, más inquietudes, menos capacidad de respuesta para esta gente… y más teorías de conspiración surgirán. Cada vez más extremas, cada vez más dañinas. QAnon es la desesperación que surge del miedo.  

 

Hasta la próxima,

 

La paz

MOSTRAR MÁS
MOSTRAR MENOS
Categoría: Actualidad
 QAnon qanon conspiracy what is qanon qanon update que es qanon que es QAnon QAnon explicado quien es Qanon teorias de conspiracion qanon teoria de conspiracion Trump Clinton Obama Soros Bill Gates pizzagate merkel hillary clinton conald trump angela merkel barack obama Jeffrey Epstein twitter facebook youtube 4chan pentagono elite estado profundo deep state Marjorie Taylor Greene la tormeta awakening qanon conciencia qanon cuentas qanon videos docos
Listas recomendadas!
A continuación: