12.1 K vistas
March 9th at 9:26pm

La Caída de la Mujer Más Rica de África

Hola humano,

Bienvenido a un corto-documental de MarginalMedia

 

De la lista de personas más ricas de África, la número 13 ha caído en desgracia.

 

Será la número 13 pero la mujer más rica de África es más joven que cualquiera de los hombres que la aventajan en riqueza; y con sus 2200 millones de dólares de valor neto no tiene motivo para envidiar a nadie. ¿Cómo esta mujer de 46 años ha conseguido amasar esa fortuna? Esa es la historia de tu cortodocumental hoy. La historia de cómo uno de los países más pobres y necesitados de Africa es capaz de engendrar un multimillonario fruto del nepotismo de un gobernante, la corrupción de la que se rodea, y la falta de ética e integridad de instituciones occidentales que acuden a rebañar lo que pueden del mismo plato que desangra el país. Si no fuese por las compañías financieras de occidente que prestan sus servicios al engranaje de la corrupción, la maquinaría de ésta no lo tendría tan fácil para explotar un país

 

La Caída de la Mujer Más Rica de África

 

——————

 

1. La Hora de la Justicia

 

¿Saben en qué se parece la República de Angola, en Africa, a Australia, el país donde resido? En que ambos fueron colonias europeas, ambos cuentan con un numero similar de población y ambos poseen abundantes yacimientos minerales y petrolíferos. Claro que mientras Australia posee carbón, Angola posee diamantes. Los angoleños podrían tener mejor calidad de vida que los australianos.

 

Sin embargo, Angola, a pesar de que su economía viene creciendo desde 1990, mantiene gran parte de su gente en la pobreza con dos tercios de la población viviendo con menos de 2 dólares al día. Angola tiene el mayor indice de mortalidad infantil del planeta con casi uno de cada cinco niños fallecidos, y una de las expectativas de vida más bajas del mundo, 22 años por debajo de los australianos.

 

¿Por qué Angola no despega? Una larga guerra que condujo a su independencia de Portugal en 1975 y otra guerra civil inmediatamente después hasta 2002 lastraron el país en el pasado, sin duda; pero ya son 30 años de crecimiento económico, especialmente en la década de 2001 a 2010. Durante esos años con un crecimiento promedio del Producto Interior Bruto de más de un 11% anual, Angola fue uno de los países que más creció económicamente en el mundo. ¿Dónde va la riqueza? A las élites del gobierno y a los empleados de las industrias punta, mientras el resto de la población vive en condiciones de salud deplorables y se mantiene analfabeta.

 

José Eduardo Dos Santos lideró Angola desde septiembre de 1979 hasta septiembre de 2017 que renunció a su cargo. Sí, 38 años en el poder, durante los cuales se dedicó a amasar una fortuna para él y su familia. Sin la protección del padre en el poder, ahora la justicia persigue a los hijos.

 

El hijo José Filomeno enfrenta cargos de corrupción por ayudar a transferir $ 500 millones del fondo soberano de Angola, del que el padre le había nombrado presidente.

 

Ahora le toca el turno a la hija multimillonaria. Hace poco más de un mes, el 30 de diciembre, el poder judicial angoleño anunció el congelamiento de activos, cuentas bancarias y participaciones en varias empresas en Angola de Isabel Dos Santos. En la investigación judicial también están implicados su esposo y un socio comercial portugués. El fiscal general de Angola afirmó que Isabel dos Santos y su marido son responsables de más de mil millones de dólares en fondos estatales perdidos, con un enfoque particular en las empresas De Grisogono y Sonangol. Diamantes y petróleo, las dos fuentes de ingresos más importantes del país. Vamos a ver cuál es su implicación en cada una de estas.

——————

2. Diamantes

 

El Festival de Cine de Cannes, cita obligada para todos aquellas celebridades que quieren ser vistas. En la septuagésima edición del festival en 2017 la fiesta que no había que perderse fue la del Hotel du Cap-Eden-Roc. Una empresa de joyería suiza había alquilado el lujoso hotel, atrayendo a celebridades como Leonardo DiCaprio, Naomi Campbell y Antonio Banderas.

 

Posando entre las celebridades estaba Isabel dos Santos, su padre todavía era presidente de Angola. La fiesta no hubiese tenido lugar si no fuese por los $120 millones de dólares que una empresa estatal angoleña había volcado en salvar la firma suiza organizadora del evento, De Grisogono

 

El esposo de Isabel Dos Santos, Sindika Dokolo, controla De Grisogono, a través de una vertiginosa variedad de empresas fantasmas en Luxemburgo, Malta y los Países Bajos.

 

La joyería suiza nunca se había recuperado por completo de la crisis financiera mundial hace una década y, para 2012, estaba profundamente endeudada. Dokolo apareció como salvador de la firma al asociarse en un 50% con Sodiam, la compañía estatal angoleña vendedora de diamantes formando una empresa establecida en Malta que se hizo cargo de la joyería suiza.

 

La empresa inyectó los millones en el negocio, adquiriendo acciones y comprando deudas. Al ras del dinero del gobierno angoleño, la firma de Ginebra contrató al Boston Consulting Group, una compañía de gestión estadounidense con oficinas en más de 50 países. Un equipo de esta firma con sede en Lisboa asumió el papel de dirección. Un empleado de la misma John Leitão, se convertiría en el director ejecutivo de la joyería. Otros consultores abandonarían la firma consultora para incorporarse a la joyería como presidente, director financiero y director de operaciones junto con el Sr. Leitão

 

Pero la nueva dirección no logró rescatar a De Grisogono, con boutiques en Londres, Nueva York y París, del desastre en el que la habían encontrado. A unas primeras ventas positivas siguió una racha de mala suerte, incluidas las presiones económicas que afectaron a los oligarcas rusos y los jeques sauditas que habían sido grandes clientes. Sin embargo, muchos clientes ricos, incluida la Sra. Dos Santos y su esposo, llevaban joyas y relojes de pulsera sin pagarlos por adelantado. Los gastos de marketing también se dispararon como resultado de eventos como la fiesta de Cannes. 

 

El caso es que el acuerdo entre De Grisogono y la pareja le permitió a estos la capacidad de comercializar mejor los diamantes angoleños. De los cuales, Dokolo ya controlaba los derechos de más del 45 por ciento de las ventas a través de una compañía que compraba gemas sin cortar, generando cientos de millones de dólares en ingresos.

 

Mientras, Sodiam, la empresa estatal angoleña que puso el dinero, nunca ejerció ningún control administrativo sobre De Grisogono, ni recuperó ninguna de sus inversiones. Es más, el pueblo angoleño hizo más que pagar caro por una empresa de joyería europea. Pagaron con dinero prestado a una tasa de interés anual del 9 por ciento del Banco Internacional de Crédito, un banco prestamista en el que Isabel Dos Santos posee una participación del 42.5 por ciento. El gobierno tendrá que pagar ahora unos 225 millones de dólares. Los préstamos habían sido garantizados por el padre de la Sra. Dos Santos

 

Por esto que el mes pasado el gobierno anunció que estaba congelando los activos de la pareja y acusándolos de ganar y esconder dinero a expensas del estado. El decreto incluía un reclamo de que a Sodiam se le deben $ 147 millones por préstamos utilizados para apuntalar a De Grisogono.

 

Sodium abandonó De Grisogono tan pronto como el padre de Isabel Dos santos, el anterior presidente, dejó su cargo.  Pero antes del favor de la joyería suiza, el padre ya le había hecho otros favores a su hija relacionados con diamantes. 

 

Angola es el cuarto mayor productor de diamantes del mundo, y vende aproximadamente mil millones de dólares en gemas cada año. El concesionario exclusivo de las minas es la empresa estatal, Endiama. Sodiam, es una subsidiaria de Endiama 

 

En 1999, el presidente Dos Santos presionó a Endiama para formar una sociedad de venta de diamantes. Tres comerciantes de diamantes israelíes, incluido Lev Leviev, prometieron contactos y experiencia. El poder detrás de la empresa, según los registros de la corte británica, era el traficante de armas ruso Arkady Gaydamak. La nueva compañía se llamaría Ascorp.

 

Leviev y sus socios, incluido Gaydamak, terminarían con el 24.5% de Ascorp. El gobierno retendría el 51%. ¿Y quien apareció como principal accionista? Isabel dos Santos, que surgió con una participación del 24,5% a través de una empresa de inversión de Gibraltar, Trans Africa Investment Services, que había establecido con su madre.

 

Ascorp producía dinero a chorros en la forma de millones de dólares en dividendos cada mes, pero como el negocio del "diamante de sangre" atrajo el escrutinio internacional a mediados de la década de 2000, Dos Santos transfirió a su madre el control total de Trans Africa Investment Services, ahora renombrada Iaxonh Limited. Y ahí reposa tranquila la empresa en Gibraltar bajo el control de un ciudadano británico, con Isabel dos Santos convenientemente esperando como la única heredera de su madre. 

 

 

——————

3. Petroleo

 

El Petroleo para Angola es tan vital que contribuye casi a la mitad de su Producto Interior Bruto y el 90% de las exportaciones del país. 

 

Y la corrupción en torno a esta industria es de tal magnitud que según el Fondo Monetario Internacional, entre 2007 y 2010, al menos $ 32 mil millones de ingresos petroleros desaparecieron de las cuentas del estado.

 

La empresa petrolera estatal de Angola se llama Sonangol y en junio de 2016 el entonces presidente angoleño José Eduardo Dos Santos puso a su hija Isabel Dos Santos, al cargo de la compañía. Aunque poco duro, pues tan pronto como su padre dejó la presidencia al año siguiente el nuevo presidente de Angola la retiró de ese cargo el 15 de noviembre de 2017.

 

Pocas horas después de que el presidente anunciara su despido, 38 millones de dólares en pagos de Sonangol volaron a una empresa fantasma de Dubai: Matter Business Solutions, cuyo director gerente era un asociado habitual de Isabel Dos Santos, Mário Leite da Silva, el ex presidente de De Grisogono.

 

Carlos Saturnino, el sucesor de la Sra. Dos Santos como jefe de Sonangol, la acusó públicamente de mala administración, diciendo que su mandato estuvo marcado por conflictos de intereses, evasión de impuestos y dependencia excesiva de consultores. También dijo que ella había aprobado 135 millones de dólares en honorarios de consultoría, y que la mayor parte se destinó a la compañía fantasma de Dubai.

 

Hélder Pitta Grós, fiscal general de Angola encuentra "situaciones de lavado de dinero, y situaciones de hacer negocios consigo misma" en las actividades de la Sr Dos Santos.

 

Los pagos a empresas y asesorías extranjeras se incrementaron con ella al cargo de la compañía pero sus ganancias en torno a la petrolera estatal ya llevaban años produciendose. Una década antes, ella y su esposo ganaron millones al asociarse con Sonangol y un empresario portugués para invertir en una compañía de gas de Lisboa, Galp Energia. Aquella asociación vino por cortesía del gobierno angoleño, a través de un préstamo de 84 millones de dólares de Sonangol. La participación de Isabel Dos Santos en Galp ahora vale alrededor de 800 millones de dólares.

 

Medio año antes de ella ser nombrada presidenta de Sonangol, su padre firmó un decreto redactado en el bufete de abogados de la pareja, que llevó a otorgar 9.3 millones de dólares a una compañía maltesa para supervisar la reestructuración de la petrolera. La compañía, Wise Intelligence Solutions, era propiedad de la pareja y estaba dirigida por el ya mencionado asociado Mário Leite da Silva. Bajo la gerencia de la firma se juntaron asesores como Boston Consulting y McKinsey que solo facturaron alrededor de la mitad de lo que Wise Intelligence Solutions recibió del tesoro angoleño. El dinero volaba fuera de Angola, factura tras factura algunas con tan mínimos detalles como ésta de casi medio millón de euros que no indica más que es por “gastos de mayo y septiembre”.

——

4. Otros Negocios

 

Los negocios sospechosos de la mujer más rica de África van más allá de diamantes y petróleo. 

 

- La multimillonaria también ha obtenido grandes ganancias de la industria de las telecomunicaciones en Angola.Su padre facilitó que ella adquiriese una participación del 25% en el mayor proveedor de telefonía móvil del país, Unitel. Luego hizo acuerdos para que Unitel prestara 388 millones de dólares a otra compañía llamada Unitel International Holdings, que parece que está relacionada, pero no, no tiene nada que ver; esta es una empresa que ella misma había creado y de la que era propietaria. La Sr Dos Santos firmó la cesión del dinero como prestamista de una empresa y como prestataria de la otra lo cual es un conflicto de intereses evidente.

- La Banca ha sido otro area que no se le ha escapado a Isabel Dos Santos. En 2005 ella y unos asociados portugueses abrieron el Banco Internacional de Crédito. Su padre, el presidente Dos Santos, como jefe del Consejo de Ministros, autorizó formalmente la inversión extranjera en el capital del banco. No hay registros públicos que muestren quién puso dinero en el banco. Varios documentos revelan que un 25% se mantiene a través de un vehículo de inversión controlado por Isabel dos Santos. El éxito del Banco se fundamentó, en gran parte, en los préstamos al gobierno de Angola.

- Este Banco, también fue crucial para la adquisición de la única fábrica de cemento existente en Angola durante el mandato del presidente Dos Santos con un pago de 74 millones. La fabrica es propiedad de una empresa llamada Nova Cimangola que tenía fuerte participación extranjera. Con el propósito de mantener un mayor control nacional de esa fábrica se llevo a cabo su compra, pero justo antes de la aprobación del consejo, se constituyó otra empresa llamada Ciminvest. La propiedad de esta empresa pasó de unas manos a otras y aunque los documentos que detallan la propiedad no están disponibles públicamente Isabel Dos Santos admite en su currículum que ella preside el consejo de Nova Cimangola, que controla a través de Ciminvest. La nueva compañía que por mandato presidencial se creó para ser controlada por "entidades nacionales”, es controlada por Isabel dos Santos.

 

———

 

5. Carroñeros de Occidente

 

Puede que el imperio de negocios construido por Isabel Dos Santos y su marido, el también millonario congoleño Sindika Dokolo pasase desapercibido para algunos; pero para quien ciertamente no pasó desapercibido fue para las consultorías occidentales que facilitaron el que se construyese.

 

A la cabeza de todas ellas está Price WaterHouse Coopers, la firma de servicios profesionales más grande del mundo. Sus contadores supervisaron la mayoría de las compañías involucradas en los negocios sospechosos de la pareja ganando millones por servicios de auditorías, consultoría y asesoramiento fiscal a sus empresas. Ahora Price WaterHouse Coopers corta su relación con la pareja. Pero hasta este momento había sido un largo noviazgo que se remonta al primer trabajo de Isabel Dos Santos cuando recién salida del King’s College de Londres, a principios de la década de los noventa se incorpora a Coopers & Lybrand, que poco después se fusionarían para convertirse en PricewaterhouseCoopers.

 

El principal administrador del dinero de Isabel Dos Santos, el Sr. da Silva, cuyos activos en Angola también se congelaron hace poco más de un mes, también fue un alumno de PricewaterhouseCoopers. Y cuando la Sra. Dos Santos se hizo cargo de Sonangol, trajo a un socio de PricewaterhouseCoopers, como su jefe de finanzas. Los pagos a Dubai en noviembre de 2017 ocurrieron antes de que este jefe también fuera despedido. 

 

En 2014, los contadores de PricewaterhouseCoopers en Malta metieron la pata. Mientras preparaban los estados financieros anuales de Victoria Limited, una de las compañías maltesas que controlaban a De Grisogono, escribieron en un borrador que los propietarios finales eran el Sr. Dokolo y el gobierno de Angola. Aquello levantó un revuelo y luego desapareció del borrador. No debía de hacerse público. La riqueza de la pareja ya comenzaba a ser cuestionada tras un artículo que había aparecido en Forbes el año anterior (2013).

 

PricewaterhouseCoopers no solo auditó los libros de sus compañías fantasmas remotas, sino que también les brindó a ella y a las compañías del Sr. Dokolo asesoramiento fiscal e hizo trabajos de consultoría para Sonangol.

 

Sonangol pagó a PricewaterhouseCoopers por trabajo de consultorías. Wise Intelligence Solutions, la compañía maltesa de la pareja, también pagó a PricewaterhouseCoopers por su trabajo en Angola, y por auditar los estados financieros de las sociedades de cartera maltesas que controlaban De Grisogono, la joyería suiza.

 

Según correos electrónicos que ahora salen a la luz los contadores de PricewaterhouseCoopers notaron que no había papeleo para contabilizar los millones de dólares en préstamos que se inyectaban en esas sociedades de cartera maltesas y De Grisogono.

 

PricewaterhouseCoopers sabía que están eran transacciones sospechosas y aún así procedieron con ellas.

 

De las otras tres grandes firmas contables aparte de PricewaterhouseCoopers (lo que se llama el grupo de “Los Cuatro Grandes”), Deloitte y Ernst & Young, (ahora conocida como EY), estuvieron menos involucrados en los asuntos de Isabel Dos Santos, pero también trabajaron para compañías vinculadas a ella. La cuarta, KPMG supervisó proyectos de infraestructura en el país valorados en cientos de millones de dólares a través de la compañía Urbinveste, propiedad de Isabel Dos Santos.

 

Tras los cuatro grandes, otras firmas como Boston Consulting Group, ya vimos que gestionó la operación De Grisogono. Y Junto con McKinsey se apuntaron a reestructurar Sonangol y ser pagados no por el estado angoleño, sino por la compañía maltesa de Isabel Dos Santos. McKinsey también brindó asesoramiento sobre una empresa de ingeniería portuguesa de Isabel Dos Santos y a la compañía angoleña de telefonía móvil de la que ella era presidente.

 

El rosario de empresas financieras que han corrido tras los millones de Isabel Dos Santos parece no tener fin

 

Mientras que bancos globales como Citigroup, Deutsche Bank y Santander declinaron hace años hacer negocios con la familia Dos Santos, las empresas de consultoría, que en Estados Unidos no tiene las mismas regulaciones que los bancos al respecto, aceptaron fácilmente su negocio. 

 

Cuando Las empresas de asesoramiento occidentales llegaron a Angola hace casi dos décadas, la comunidad financiera global las consideraba una fuerza para el bien: llevar profesionalismo y estándares más altos a una antigua colonia portuguesa devastada por años de guerra civil. Ahora vemos que estas empresas no hicieron mas que lo que su cliente les pidió hacer. Solo que en un lugar como Angola el resultado de su trabajo se ve más que cuando lo hacen para regímenes autoritarios o corruptos en lugares como China o Arabia Saudita. Aquí ya vemos para qué ha servido, para cimentar el imperio de Isabel Dos Santos y sus 2200 millones de dólares

 

La mayor parte de esa fortuna se encuentra ahora fuera de Angola, en paraísos fiscales y lugares secretos donde será difícil de liberar.

 

————

6. Epílogo

 

Me despido.

Éste es un caso que nos muestra perfectamente la necesidad de combatir la corrupción entre todos, a nivel global. Porque un corrupto siempre va a existir. Un gobernante, una familia, una organización, un sistema corrupto… siempre van a existir. Pero si la comunidad internacional pemaneciese fuerte y unida en su lucha contra la corrupción, ésta no sobreviviría más allá del ámbito geográfico donde se produce. Y reducida a ese ámbito, tarde o temprano, perecería. Pero sin esa unión contra la corrupción, ésta se propaga como un cáncer y alcanza hasta a la crema de nuestra sociedad. Los bienes robados a un pueblo que tiene que buscar entre la basura para encontrar comida para sobrevivir están ahora repartidos en inversiones perfectamente legales en nuestro mundo civilizado gracias a compañías de servicios profesionales que facilitaron esa transición de la ilegalidad a la legalidad, del crimen al reconocimiento, de la basura al brillo. Gente educada, estudiada, respetada, que camina junto a ti en la calle hicieron la vista gorda cuando tuvieron que denunciar. Y facilitaron la labor de las Isabeles Dos Santos y Sindika Dokolos del mundo por embolsarse un puñado de dolares arrebatados a gente que tiene que vivir con menos de dos dólares al día.

 

Los “Luanda Leaks”, como ya se conoce este caso del que os informamos es el resultado de un equipo de 120 reporteros de 36 organizaciones de medios en 20 países que han trabajado en recopilar 700.000 documentos incriminatorios. Estos documentos no sólo apuntan a la pareja de delincuentes también nos muestran cómo una gran cantidad de firmas financieras, abogados, contadores y funcionarios gubernamentales de todo el mundo han contribuido para habilitar los esquemas para que esto fuera posible.

 

Si los 2.200 millones de dólares de Isabel do Santos fuesen a parar a los bolsillos de ese 70 por ciento, de los 30 millones de habitantes que tiene Angola, que viven con menos de dos dólares al día, significaría, que 21 millones de angoleños tendrían el doble del dinero que normalmente disponen para vivir durante dos meses. Tal vez tiempo suficiente para soñar con una oportunidad y probar algo

 

Por esto es que hay países que nunca salen de la pobreza. Por esto que nosotros, Occidente, seguimos contribuyendo a su condena.

 

Hasta la próxima,

 

La Paz

 

MOSTRAR MÁS
MOSTRAR MENOS
Categoría: Actualidad
 africa angola isabel dos santos repoublica de angola diamantes petroleo De Grisogono Sonangol Boston Consulting Group Sodiam Sindika Dokolo fiscal general de Angola Banco Internacional de Crédito Endiama Ascorp Trans Africa Investment Services Iaxonh Limited Matter Business Solutions Mário Leite da Silva McKinsey Unitel PricewaterhouseCoopers cortodocumentales MarginalMedia luanda leeks International Consortium of Investigative Journalists
Listas recomendadas!
A continuación: