4.5 K vistas
February 6th at 5:27pm

Índice de la Democracia 2019

Hola Humano,

 

Bienvenido a un vídeo informe de MarginalMedia.

 

Si no estás familiarizado con lo que yo llamo un video-informe, te invito a que al final de este vídeo veas otros vídeos similares, que encuentras en la lista de reproducción que te dejo, donde puedes informarte de estudios e índices mundiales sobre areas tan variadas como percepción, trabajo, estudios, felicidad, esperanza de vida… e incluso saneamiento: qué países del mundo tienen menos retretes o en cuales te toca guardar cola más tiempo para acceder a un evacuatorio público, por si quieres planear una vacación a fondo y evitar sorpresas desagradables.

 

Todo eso luego, si te interesa. El índice que exploramos ahora es el Indice de la Democracia, que es un índice que pretender determinar el rango de democracia existente en el mundo.

 

Es una clasificación llevada a cabo por la Unidad de Inteligencia de “The Economist”, que es una prestigiosa publicación inglesa semanal, de casi 200 años de antigüedad, que aborda la economía global y las relaciones internacionales usando un equipo de periodistas repartidos por todo el mundo, y que cada año publica este índice para darnos una impresión de si vamos por el camino de ser más democráticos, o menos.

 

La revista será vieja, pero el indice no lo es. El Índice de Democracia fue publicado por primera en 2006. La publicación de hace unos días correspondiente al estudio de 2019 fue sólo la duodécima edición. La mala noticia se dice rápido: fue el peor puntaje global promedio desde que se inició la publicación del índice. Caímos de un 5.48 en 2018 a 5.44 el año pasado. Todavía un aprobadillo pelado. Pero no para todos, claro, porque somos muchos y variados.

 

Aquí tienen ustedes el mapa mundial y, a ojo de buen cubero, pueden encontrar su país. Cuanto más verde y más oscuro, más democrático, cuanto más naranja o rojo y más marrón más autoritario. 

 

El estudio incluye 167 países, de los cuales 165 son miembros de las Naciones Unidas. Quedan fuera los países más pequeñitos, así que por aquí sí podemos decir que intenta ser una representación mundial.

 

Puntúa a los países de 0 a 10, siendo 0 lo “menos democrático” y 10 “lo más democrático”. Y los clasifica según su puntuación en cuatro grupos: democracias plenas, de 8 a 10 puntos, democracias imperfectas, de 6 a 8, regímenes híbridos, 4 a 6; y regímenes autoritarios, desde el cero patatero a los 4 puntos.

 

Para puntuar, The Economist, basa sus resultados en un cuestionario de 60 preguntas a las que se responde por el modo de opción multiple y que se agrupan en cinco diferentes categorías: proceso electoral y pluralismo, funcionamiento del gobierno, participación política, cultura política y libertades civiles

 

En los países más autoritarios donde no se puede ir haciendo encuestas a la gente se usan resultados previamente obtenidos para países de sistema de gobierno similar, además de algunas evaluaciones por parte de expertos.

 

Ahora que ya tenemos, más o menos, claro en qué consiste este índice, vamos a destacar algunas generalidades de este último informe para luego intentar satisfacer tu curiosidad sobre tu país y acabar reflexionando un poco sobre los resultados

 

La primera clave a destacar ya la dije. El puntaje global promedio decae en 2019 con respecto a 2018 y a los años previos, vivimos en un mundo menos democrático hoy que hace una década.

 

Las regiones que han impulsado el índice democrático global a la baja han sido el Africa sub-sahariana y LatinoAmérica.

 

De las cinco categorías en las que se agrupan las preguntas del cuestionario todas descienden menos 1,  la de la participación política, que sube unas centésimas hasta un 5.28 el año pasado. Subida motivada por un mayor número de gente que acude a votar y que se manifiesta en protestas. Crece la desconfianza en los gobiernos, las instituciones, los partidos y los políticos.

 

Lo que mayormente afectó la bajada de la puntuación en Latinoamérica fue el proceso post-electoral boliviano y el creciente uso de practicas autoritarias en Venezuela, Nicaragua y Bolivia.

 

En el caso de la región sub-sahariana, fueron las infracciones en los procesos electorales de países como Niger, Comoros y Senegal entre otros, los que bajaron el puntaje. 

 

En Asia sorprendió Tailandia, que ascendió 38 puestos en la clasificación. Mientras que India, China y HongKong, descendieron.

 

Norte América fue la única región del mundo que registró una ligera mejora respecto al año previo; gracias a un pequeño ascenso en la puntuación de Canada

 

———

 

El Indice de Democracia establecido por The Economist es un índice riguroso. Sólo un 13.2% de los países del mundo superan esa puntuación por encima del 8 que les categoriza como “democracia plena”, 22 países. Entre ellos ni siquiera están Los Estados Unidos de América. Por arriba, como países más democráticos del mundo,  podemos encontrar a los países nórdicos, como es habitual. Con Noruega que vuelve a tener la mejor puntuación. Este cuadradito de aquí nos indica que los países en las cuatro primeras posiciones de la clasificación, ni cambiaron resultado ni puesto en la clasificación respecto a 2018, el año previo.

 

Tampoco lo cambió Uruguay, el país más democrático de habla hispana en los últimos años, que con un 8.38 se mantiene en el décimo quinto puesto mundial. Por detrás viene España, que sube unas décimas y tres puestos respecto a 2018, Costa Rica, que también asciende un puesto, y Chile, que con ese aumento de 11 centésimas de punto puede presumir de superar el 8 de nota que según The Economist permite considerarte una “democracia plena’.

 

Por abajo encontramos a Corea del Norte como el país más autoritario del mundo. Los numerosos adeptos a este régimen que comentan bajo mis vídeos (o el de Siria, tres puestos más arriba) deberían de ser enviados una temporada a estos países para disfrutar de la experiencia de vivir sin libertades civiles de ningún tipo. Corea del Norte y Siria, los dos únicos países del mundo que lucen un cero patatero como resultado del fantástico logro de suprimir todas las libertades civiles. Más arriba, de peor a mejor, encontramos a Cuba, Venezuela, Nicaragua… y ahora vamos con el resto de los nuestros.

 

Primero anotar que algo más de una tercera parte de la población mundial vive en un régimen autoritario. Que sólo las regiones de América del Norte y Europa occidental se salvan de no tener ningún estado autoritario. Que América Latina en su computo general,  supera no sólo el índice democrático global mundial sino también supera el computo mundial en 4 de las cinco categorías de valores democraticos establecidos. Sólo queda por debajo del índice de cultura política. Y espérate México que tú vas a tener que responder sobre esto.

 

La buena noticia para la region latinoamericana, es que tras Norteamérica y Europa occidental, es la región más democrática del mundo y así lleva siéndolo al menos desde que este Indice se inició en 2006.

 

Y ahora sí, busca tú país por aquí y exploremos lo que nos toca con un poco más de detenimiento. Yo comento lo que percibo, y tú también eres bienvenido a escribir bajo el vídeo y comentar tus impresiones.  

 

Es más, quiero oir tu voz. En la descripción del vídeo encuentras este enlace. Pincha en él y tienes un 1 minuto para dejarme un mensaje de audio. Si quieres enviarme un audio más largo lo grabas tu mismo y me envías el archivo de audio a santi@marginal.tv Podrás escuchar luego tu audio y el de otros humanos en un podcast titulado: “Democracia en Latinoamérica. Tus impresiones” y que será publicado en marginal.tv, la página web creada para que tu voz se oiga y tu opinión cuente

 

Al grano. Tres países por arriba que son democracias plenas (Cuatro si le añadiésemos España, el pueblo hermano al otro lado del charco). Un buen logro si recordamos que sólo 22 países en el mundo son considerados como democracias plenas por este índice. Y sólo tres países por debajo considerados como regímenes autoritarios. Digo “solo” porque es otro logro que no haya más, considerando que el índice incluye a 55 países en esta categoría, un tercio de los países del mundo. Ciertamente 3 no constituyen  son un tercio de Latinoamérica

 

Antes de destacar, saludo. Apunto ese 9.17 de proceso electoral y pluralismo en Perú que seguro le interesa a mi buen amigo Rod responsable del funcionamiento de uno de los locales de votación de la pasada elección peruana hace menos de dos semanas. Rod, que ahora mismo está ayudándome con la edición de otro de los cortodocumentales que os servimos. Un abrazo, Rod; gracias por tu trabajo, hermano

 

Aprovecho para decir, que con tantos índices, estudios y gráficos de este tipo que existen, y que yo siempre los encuentro en inglés, por ahí hay un negocio por crear para alguien convirtiendo todos estos graficos al español y luego vendiéndolos a publicaciones e instituciones.

 

Nos fijamos en las categorías. La primera, referente al proceso electoral y al pluralismo y la última, referente a las libertades civiles son las que más influyen en el cómputo final de si el país es más o menos democrático. Por ejemplo, en la primera categoría, Uruguay se lleva el único 10 existente. Lo que quiere decir que las elecciones en Uruguay son limpias y abiertas a todos. Por abajo de la misma categoría: Cuba y Venezuela son los únicos ceros existentes en toda Latinoamérica. Lo que quiere decir que no se engañen ustedes hermanos venezolanos. Cualquier votación que se diese el año pasado o amago de pluralismo es todo engaño, viven ustedes en un estado totalitario. Lo cual realmente es una lástima, porque ese 5 de participación política de los venezolanos no está mal, los ciudadanos se involucran políticamente, pero parece que poco resultado democrático les da.

 

El pluralismo en Nicaragua, igual, casi nulo, estado totalitario ¿Cuántas veces quienes se presentan como los liberadores del pueblo acaban convirtiéndose en los líderes más autoritarios?

 

Con México algo llama poderosamente mi atención: tiene la mayor puntuación de participación política de toda la región (un 7.22, mayor incluso que las democracias perfectas) y la menor de cultura política (3.13, peor que los regímenes totalitarios o países como Bolivia y El Salvador) ¿Qué significa esto? 

 

Pues que mientras los mexicanos se manifiestan, protestan, debaten, se organizan, eligen representantes y se unen a partidos políticos como los que más, también desconfían de la democracia como los que más. La desilusión en los partidos políticos tradicionales que no han logrado abordar las debilidades en la práctica de la democracia ha socavado la confianza en la democracia misma. Y ésta peligra, según aumenta el deseo por un líder fuerte que no dependa de elecciones ni haya de rendir cuentas a un parlamento. O el deseo de ser gobernado por tecnócratas, o incluso por militares. Aumenta el número de mexicanos que piensan que la democracia no es buena ni para mantener el orden ni para prosperar económicamente. Por eso que México aparece ahí abajo, como la última de las democracias imperfectas, a 9 centésimas de lo que The Economist define como un Regimen Híbrido. Definición que dejo en la descripción del vídeo para quien le interese. 

 

¿Qué más? Nicaragua, Bolivia, Guatemala, Honduras; todos estos países por ahí abajo.

 

Si esa categoría de participación política fue la única que ascendió a nivel global es porque el año pasado el mundo estalló en protestas  y Latinoamérica no fue menos: protestas masivas en Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Haití y Venezuela. Los motivos de estas protestas variaron desde enfrentamientos por fraude electoral hasta manifestaciones contra la corrupción y medidas de austeridad. Todos expresaron desconfianza en la clase política y la disensión de las decisiones políticas de los gobiernos. En algunos casos, por ejemplo en Chile, un solo problema, como el aumento de tarifas del gobierno para el sistema de metro de Santiago, se convirtió en un pararrayos para otras quejas. El fracaso de los gobiernos para abordar las preocupaciones de los votantes y sistemas políticos que no ofrecieron respuesta condujeron a una mejora en la participación política en toda la región, ya que un número creciente de ciudadanos expresó su insatisfacción con el status quo y exigió un cambio.

 

 

El Indice de la La Democracia publicado hace unos días refleja una decepción popular con el funcionamiento de la democracia que va más allá del año pasado, más allá incluso de ese 2006 cuando se publicó por primera vez. En las democracias de los países más desarrollados estas tendencias regresivas comenzaron a darse en los 90 y vienen acentuándose desde entonces

 

Según la Unidad de Inteligencia de The Economist,  esta recesión democrática se manifiesta:

 

- en una preferencia creciente por gobiernos de élite o expertos en lugar de la participación popular

- en una creciente influencia de instituciones no elegidas, no responsables y de organismos expertos;

- en la eliminación de cuestiones de importancia nacional de la arena política para ser decididas por políticos, expertos u organismos supranacionales a puerta cerrada

- en una brecha cada vez mayor entre las élites políticas y los partidos, por un lado, y los electorados nacionales

por el otro

- y en una disminución de las libertades civiles, incluidas la libertad de los medios y la libertad de expresión.

 

Los gobiernos se separan de su electorado y en el pueblo crece un resentimiento por la falta de representación política. Por eso surgen los movimientos populistas, por eso resurgen los nacionalismos, por eso la gente busca cambio y por eso la gente se organiza más y mejor en torno al internet.  ¿Algo bueno que la democracia nos ha dejado en las dos décadas de milenio que llevamos vividas? Aumenta la participación de la mujer en la política. Aunque cuidado con las apariencias y los juegos de cifras, porque ahí hay casos como el parlamento de Ruanda que con un 67% de mujeres parlamentarias ostenta el record mundial de participación femenina, pero cuyo parlamento no vale absolutamente de nada. Es un elemento decorativo. 

 

Precisamente es la desconfianza en este tipo de maniobras políticas para la galería, junto con la creciente circulación de noticias falsas, y de desestabilización por parte de países extranjero y el aumento de líderes autoritarios… lo que, por ahora, aumenta nuestras sospechas por la democracia

 

¿Qué piensas tú de todo esto?

 

Comenta bajo el vídeo o envíame un audio desde el enlace que te dejo o a santi@marginal.tv para participar en un debate más amplio y ser parte del podcast que seguirá al vídeo

 

Hasta la próxima,

 

La Paz

MOSTRAR MÁS
MOSTRAR MENOS
Categoría: Actualidad
 Índice de la Democracia indice democracia indice democratioco the economist el economista IEU Unidad de inteligencia democracia democracia en el mundo democracia en latinoamerica latinoamerica mexico españa colombia peru argentina chile
Listas recomendadas!
A continuación: