4.1 K vistas
February 18th at 4:57pm

Gamestop. El Gatito que Rugió

Hola Humano,

 

Bienvenido a un corto documental de MarginalMedia.

 

Nos habéis pedido que hablemos sobre GameStop. Aquí tenéis el vídeo.

 

Para quien no haya oido sobre esto. GameStop es una compañía con sede en Estados Unidos que opera más de 5000 tiendas minoristas de videojuegos por América y Europa. Y que el mes pasado ha sido noticia porque estando la empresa en apuros financieros y siendo presa de los lobos bursátiles, que es lo que son los llamados fondos de cobertura o fondos de ingresos libres, que apostaban con hundir el precio de las acciones de la empresa; se ha encontrado con un grupo de gente que en un esfuerzo coordinado han inflado ese precio para fastidiar a los especuladores profesionales.

 

El incidente puede interpretarse de distintas maneras y va a ser difícil que coincidamos en esto, pero por aquí, por las redes sociales, que es donde paramos mayoritariamente la plebe; lo que ha ocurrido se percibe como una victoria de David frente a Goliat. Una multitud de “degenerados profanos e irreverentes”, tal como se han auto-definido quienes han empujado esta iniciativa, han sido capaces de darle la vuelta al mercado de valores y dejar a los lobos de Wall Street con el culo al aire. Una historia de rebeldía y reivindicación. ¿Pero es realmente así? Lo vemos

 

GameStop, El Gatito que Rugió - 

 

Ha sido uno de los momentos más extraños en los más de 200 años de historia de Wall Street. Las acciones de una compañía subiendo un 1700% su precio, empujadas por millones de pequeños inversionistas incitados por las redes sociales, que usan una táctica de Wall Street para ganarle una batalla a los profesionales.

 

Lo que ha ocurrido es que varios fondos de cobertura de Wall Street, (Melvin Capital, Citron Research, Point 72 ….) han apostado a la baja por GameStop. Eso significa tomar prestadas acciones de esa compañía de los inversionistas por una tarifa, venderlas inmediatamente para forzar a que el precio de esas acciones baje, y cuando eso ocurra volver a comprar las acciones, devolvérselas al propietario, y embolsarse la diferencia. Es un movimiento meramente especulativo, pero que cuando se hace con la fuerza de inversión que acumulan algunos de estos fondos de cobertura les suele funcionar. Si se venden muchas acciones y el precio baja mucho, el inversionista común entra en pánico, también vende y el precio baja aún más. El hundimiento del precio de las acciones puede ser tal que acabe con la compañía en quiebra. En la debacle de 2008 yo perdí dinero así. Tenía acciones de compañías que se encontraron en una difícil situación financiera y fueron presa fácil de los fondos de cobertura y de esta jugarreta especulativa.

 

Pero la maniobra no deja de ser arriesgada. Si el precio de la acción sube en lugar de bajar, el apostador a la baja (o “en corto” como se conoce) está expuesto a pérdidas que son teóricamente infinitas. (Puesto que los precios de las acciones solo pueden caer hasta cero pero subir, nadie sabe cuánto pueden subir y el comprador ya se ha comprometido a comprar esas acciones) Si la apuesta sale mal y el precio sube, los fondos de cobertura que apostaron a la baja se apresuran a recomprar las acciones que tomaron prestadas para poder devolverlas y salir de sus operaciones cuanto antes para minimizar sus pérdidas. Este “recubrimiento”, que así es como se llama este proceso, lo que provoca es el efecto contrario al que los fondos esperaban, la subida desmesurada del precio de las acciones. Eso es lo que ha ocurrido con GameStop

 

Un hombre llamado Keith Gill, conocido aquí en Youtube como, Roaring Kitty, (Gatito Rugiente) que había hecho una inversión de 53.000 dólares en Gamestop en junio de 2019, comenzó a hablar sobre su inversión y a atraer a otros usuarios en la plataforma Reddit a invertir en Gamestop. Con la aparición de los fondos de cobertura profesionales dispuestos a hundir el precio de las acciones de GameStop. Gill y sus seguidores en Reddit y en otra plataforma llamada WallStreetBets atrajeron la atención de las hordas que han surgido de nuevos inversores en linea, y declararon la guerra a los lobos de Wall Street. Adoptaron la estrategia de hacer lo contrario que los fondos de cobertura: apostaron por la subida del precio de las acciones, compraron contratos de opciones al alza. Y la estrategia les funcionó. En dos días, GameStop era la acción más negociada en el mundo. Elon Musk apareció para respaldar la revuelta y aquello fue un respaldo definitivo para muchos. Melvin Capital uno de los fondos de cobertura atrapados en la refriega, tuvo que obtener un rescate de $ 2,750 millones para mantenerse a flote tras sus pérdidas. 

 

El 26 de enero, El gatito rugía, Keith Gill publicaba una foto en Reddit que mostraba que el valor de su apuesta de 53.000 dólares en GameStop se había disparado hasta los 48 millones de dólares. (Aunque nunca se ha verificado de manera independiente su tenencia de esas acciones). La publicación fue “votada” —el equivalente a recibir un pulgar arriba, aquí en YouTube— más de 140.000 veces por otros usuarios-  Tres días más tarde, viernes 29 de enero, las acciones de GameStop, que hace un año cotizaban a 4 dólares, cerraban a 325 dólares. David había vencido a Goliat. Nosotros, el pueblo, habíamos derrotado a los profesionales de Wall Street a su propio juego especulador. La Bolsa ya nunca volvería ser la misma.

 

———————

 

Bueno, como digo, esa es una manera de verlo. Hay otras. Esa es probablemente la manera favorita de ver esta historia aquí en las redes sociales, pero como ustedes pueden ya esperar de nosotros, raramente nos damos el gusto de intentar contentarles. Así que probemos a verlo de otras maneras.

 

Este es el gráfico del precio de la acción de GameStop durante los últimos cinco años. Lo que vemos es un progresivo deterioro de ese precio hasta la segunda mitad del año pasado. ¿Por qué será? Como inversionista sería razonable preguntarse: ¿Cuál es el valor de la compañía donde voy a invertir mi dinero? Ese valor no es necesariamente el que refleja el valor de sus acciones, pues si así fuese resulta que la compañía según su gráfico, valdría 1300 millones de dólares el día de Noche vieja y 21.000 millones 4 semanas más tarde. Y eso, no es razonable. Lo razonable es ver en qué consiste el negocio de la empresa y en el caso de GameStop preguntarse: ¿Puede esta compañía vender suficientes videojuegos para pagar a sus empleados, pagar los alquileres de sus locales, cubrir los intereses de su deuda y aún así generar ganancia? 

 

En los nueve meses hasta finales de octubre, su fecha de informe más reciente, GameStop tuvo ingresos de casi 3 mil millones de dólares, un 31 por ciento menos que en el mismo período del año anterior. Debido a las reducciones de costos, su pérdida de $ 296 millones fue menor que los $ 492 millones en el período equivalente de 2019. Pero perdida al fin y al cabo. Los analistas, en promedio, no esperan que la empresa sea rentable hasta el año fiscal que finaliza en enero de 2023, cuando creen que obtendrá una ganancia de 1,12 dólares por acción.

 

GameStop tiene sus pequeños puntos fuertes: la llegada de Ryan Cohen, el fundador de productos para mascotas en línea Chewy, que adquirió una participación del 12,9 por ciento en la empresa y llegó con un plan bajo el brazo para reactivar el negocio de GameStop; y algunas razones que aún atraen a la gente a sus tiendas: la parte del negocio que permite a la gente intercambiar sus juegos antiguos, la nueva generación de consolas de videojuegos lanzada el pasado noviembre, e incluso la añoranza por los viejos cacharros. Pero con las compras digitales de videojuegos en alza desde hace ya más de una década, no hay más que mirar como decaen las ventas de las tiendas de GameStop, el alto costo de estas tiendas y el precio de su acción en esos últimos 5 años para entender que fuese el objetivo de los fondos de cobertura, los lobos de Wall Street. 

 

Desde un punto razonable, a mi me parece que hay que estar loco para invertir en una compañía como GameStop. Alguno sí va hacer dinero, claro, pero a costa de los muchos que lo van a perder.

 

Pero ¿qué importa el valor de la compañía? Me diréis alguno. ¿Qué importa ser “razonable”? ¿Qué queda de razonable en La Bolsa? “Lo importante no es el dinero, es el mensaje” alguno dirá como dijo Heath Ledger en “El Caballero Oscuro”. Perderemos la camisa, pero más van a perder los lobos especuladores. Lo dudo. Hundir a un par de fondos de cobertura puede que no sirva más que para abrir la puerta a otros que acudan a rescatarlos. ¿Ustedes creen que a los especuladores se les puede vencer especulando?

 

Vamos a verlo de otra manera más

 

Según Linette Lopez, columnista de Business Insider, ésta es otra estafa de Wall Street, tan antigua como el tiempo, solo que con memes y sin tener que pagar por las transacciones instantáneas.

 

Ella argumenta que debido a la forma en que WallStreetBets está impulsando a la horda de jóvenes inversores, a través del comercio de opciones, los especuladores experimentados creen que algunos de ellos lideran el equipo.  A los profesionales que analizan técnicamente lo que está ocurriendo le huele que tras todo esto hay uno de los suyos.

 

Hay movimientos coordinados que pueden salirle muy caros a los ingenuos. Por ejemplo, muchos compradores venidos de Reddit compran sus opciones el mismo día que se han vuelto caras debido a la demanda. Es casi seguro que pagarán impuestos sobre las ganancias de capital a corto plazo sobre estas transacciones. No importa si cobran o no sus ganancias. Estas personas podrían acabar tal como llegaron, sin ganar o perder, y aún adeudar miles de dólares en impuestos en la próxima declaración de la renta. Están siendo utilizados para pagar los impuestos de otros

 

Hay especuladores profesionales que están enfocándose en explotar el mercado de las apuestas a la baja para enriquecerse a costa de los más ingenuos, como siempre ha sido. No le está pasando sólo a GameStop, también a otros valores como la cadena de cines AMC, o Blackberry. Los fondos de cobertura que operen en opciones a la baja, van a tener que poner más atención a sus estrategias sí, pero seguirán existiendo. Los vendedores a la baja son solo alrededor del 2% del mercado de valores. Muchas contracciones en corto terminan colapsando espectacularmente. Veremos cómo acaba GameStop.

 

Jason Furman, un profesor economista de Harvard, sale en defensa de los vendedores en corto argumentado que ellos nos han alertado sobre los problemas en las empresas antes que el gobierno u otras entidades, como en el caso de Enron

 

Sin embargo, en la medida que el comercio de opciones se ha vuelto más accesible para los inversores aficionados, también ha demostrado ser una fuente potencial de distorsión del mercado. Desde el final del boom de las puntocom hace dos décadas no se veía una especulación tan rampante como ésta.

 

Un poco de especulación en una economía productiva puede no ser motivo de preocupación. Pero "cuando la empresa se convierte en la burbuja de un torbellino de especulaciones", escribió el economista John Keynes en 1936, "el desarrollo de capital de un país se convierte en un subproducto de las actividades de un casino".

 

Lo que me recuerda que allá en junio ya les ofrecimos un vídeo relacionado con todo esto. El título lo dice todo: “La Bolsa. Casino de Ricos, Espejismo de Incautos”. Lo hicimos porque queríamos avisarles de todo esto. Había dinero suelto y no queríamos que lo perdiesen

 

Pregúntense ustedes si toda esta pretendida cruzada contra los lobos de Wall Street se hubiese dado si los gobiernos no hubiese comenzado a inyectar dinero, si no existiesen ahora aplicaciones de corretaje gratuitas. Si la gente estuviese gastando su dinero en restaurantes, cines y discotecas, en viajes, en vacaciones, en hoteles; si tantos eventos deportivos no se hubiesen cancelado y la gente estuviese apostando en ellos. ¿No es éste el dinero de las apuestas y las máquinas tragaperras? ¿El de las fiestas y las copas con los amigos?

 

 ¿Estaría dándose todo esto si usted no estuviese en casa con poco que hacer y un conjunto de servicios en su teléfono diseñados para canalizarle hacia las ideas financieras más extremas y que impulsan la dopamina? Se pregunta, Dave Nadig en Tendencias ETF.

 

El episodio de GameStop y alguno otro similar que pueda darse tal vez consigan ensuciar un poco el mercado de valores, pero no lo van a destrozar. 

 

Digo ensuciar porque en teoría el propósito del mercado de valores es asignar capital a negocios productivos para que se realicen inversiones útiles en la economía real, (en teoría) y fomentar la inversión irracional en empresas como GameStop sin una razón fundamental para aumentar su valor hace que los mercados sean menos efectivos en ese objetivo.

 

Y digo que no lo van a destrozar porque intentar vencer a los lobos de Wall Street en su propio juego es un intento desesperado e inútil. Sí, los inversores minoristas de Reddit han conseguido que un fondo de cobertura como Melvin Capital perdiese un 53 por ciento de su valor en enero pero los otros fondos de cobertura que hayan recurrido al rescate con esos cientos de millones de dólares se beneficiarán a largo plazo adquiriendo una participación en los ingresos futuros de Melvin Capital.

 

Y la vida continuará para el mercado de valores como argumenta el analista económico Doug Henwood en Jacobin, para quien el mercado de valores ya no tiene casi nada que ver con la recaudación de dinero para inversiones productivas y se ha convertido en una institución que no sirve para nada más que enriquecer a un pequeño número de personas que no lo merecen.

 

Yo coincido con él. En eso pienso yo también que se ha convertido La Bolsa. Y por favor no me vengan con las niñerías de “comunista” o “tienes envidia”. Porque igual que les dije que he perdido dinero por las maniobras de estos fondos de cobertura que han hundido empresas en las que yo había invertido, les digo que también he ganado dinero sin merecerlo.

 

Puede que La Bolsa no fuese creada para ser el casino de ricos en el que se ha convertido. Se creó para que empresas con ideas innovadoras pudieran encontrar financiación a través de ofertas públicas iniciales y emisiones posteriores de acciones. Pero casi todas las acciones que cotizan en el mercado hoy se emitieron hace años, lo que significa que las empresas no las utilizan para recaudar fondos con regularidad; dependen principalmente de sus ganancias para eso. 

 

Durante los últimos 20 años, las OPI (u Ofertas públicas Iniciales)  han recaudado un total acumulado en Wall Street de 657.000 millones. Durante el mismo período, las empresas que componen el índice Standard and Poor’s 500 gastaron $ 8,3 billones en recomprar sus propias acciones para aumentar su precio y recompensar a sus accionistas y directores ejecutivos.

 

"Durante años, los mismos fondos de cobertura, firmas de capital privado e inversores adinerados han tratado al mercado de valores como su propio casino personal, mientras que todos los demás pagan el precio". Ha dicho recientemente Elizabeth Warren, senadora por Massachusetts.

 

En el caso de Wall Street, alrededor del 38 por ciento del valor de las acciones está controlado por el 1 por ciento de quienes poseen la riqueza, y el 84 por ciento está controlado por el 10 por ciento de quienes poseen la riqueza. Y eso incluye la participación de todos los estadounidenses en planes de pensiones, cuentas de jubilación, programas de ahorro para la universidad y fondos fiduciarios y mutuos.

 

Voy acabando. Dejo un par de reflexiones para su consideración. 

 

Una: Si realmente las bolsas de valores ya perdieron su “valor” (valga la redundancia), si ya no sirven el propósito inicial para el que fueron creadas, ¿por qué involucrarse en ellas? El mercado de valores tiene poco o ningún efecto sobre la riqueza o bienestar de la mayoría de los mortales. Los empleados de Gamestop, no importa lo que esté pasando con el precio de la acción, siguen cobrando $10 por hora, trabajando en las tiendas. Si usted quiere combatir a Wall Street, no meta su dinero ahí. Si lo mete, considere que hay una gran posibilidad de que su dinero pase a engordar las arcas de los más ricos. “Por lo general, se acepta que los casinos deberían, por el interés público, ser inaccesibles y costosos. Y quizás lo mismo sea cierto para las bolsas de valores”, escribió John Keynes hace ya casi 90 años. Intentar hacerle la guerra a los lobos de Wall Street desde una plataforma de correaje llamada “Robinhood” puede ser tan ingenuo como creer que uno va a hacer una revolución bien armado y que las armas acaben en poder del enemigo. No pierda usted su dinero. No se deje encandilar por las lucecitas del casino

 

Y dos: Si no puedes vencerles, únete. En La Bolsa se puede ganar dinero. Pero el punto de partida es entender lo previo. Este es el tren de los ricos. No pierdas tu tiempo intentado descarrilarlo, acepta lo que es, súbete al vagón de cola y déjate llevar

 

Hasta la próxima, 

 

La Paz

 

 

 

MOSTRAR MÁS
MOSTRAR MENOS
Categoría: Actualidad
 gamestop GameStop la bolsa inversiones vídeo-debate Wall Street Melvin Capital Citron Research Point 72 recomprar recubrimiento fondos de cobertura Roaring Kitty Elon Musk Reddit WallStreetBets fondos de inversion comprar a la baja comprar en corto Chewy Ryan Cohen Keith Gill Enron John Keynes La Bolsa. Casino de Ricos marginalmedia
Listas recomendadas!
A continuación: