5.7 K vistas
September 7th at 8:38pm

El Imperio de la Alimentación (5. La Dieta Perfecta)

Hola Humano,

 

Bienvenido a un cortodocumental de MarginalMedia. Un nuevo episodio de la serie "El Imperio de la Alimentación". El quinto. A ver si a la quinta va la vencida y esta vez consigo no asustarte con el futuro que nos espera. De eso trata esta entrega, del futuro. Y ganas tenía yo de hacer un vídeo optimista sobre este tema, así que aquí va, malo a de ser que me salga el tiro por la culata: La dieta alimenticia perfecta para tu salud y ya de paso salvar el planeta.

 

El Imperio de la alimentación 5. La dieta (perfecta) del futuro

 

Esta no es una dieta de mi invención. Esta es una dieta recomendada por un panel de 37 expertos pertenecientes a 16 países. Es una iniciativa de la revista médica británica The Lancet, la segunda publicación médica más impactante del mundo. Que reunió a este grupo de expertos con el propósito de encontrar una dieta saludable que fuese capaz de alimentar a los 10.000 millones de personas que el planeta tendrá en el año 2050 (recuerden que ya somos más de 7.500 millones) y al mismo tiempo encontrar una manera adecuada de ser capaces de producir todo ese alimento de una manera sostenible para el planeta; puesto que el sistema de producción de alimentos que tenemos ahora ya no da para más, está roto, es la causa principal del deterioro del planeta. Éste es el primer estudio científico en el que expertos médicos y expertos medioambientales han trabajado juntos con ese propósito. Tras tres años de trabajo, los científicos presentaron un informe a comienzos de este año y la dieta que vengo a mostraros.

Pero antes, algo sobre la dimensión del problema que tenemos con la alimentación y la necesidad de esta dieta, porque hay mucha gente que realmente no entiende que exista un problema en nuestra manera de alimentarnos y consecuentemente piensa que no hay razón alguna para tener que cambiar nuestros hábitos alimentarios.

Todos estos gráficos están relacionados con nuestra cadena productora de alimentos. Vemos como en el mundo aumenta tanto la obesidad como la malnutrición. Como aumenta el área usada para la agricultura, la irrigación de ese área, la contaminación producida por la agricultura, por el uso de pesticidas, el incremento de hospitalizaciones por SARM (que está muy relacionada con la manipulación de alimentos), y por contaminación del aire.

Si hablamos de la salud humana reparamos que por un lado hay 800 millones de personas sin alimentos suficientes mientras que por otra la obesidad y patologías asociadas, como diabetes, problemas arteriales o colesterol elevado matan millones de personas. Las dietas poco saludables en la actualidad causan más muertes y enfermedades en todo el mundo que el sexo incontrolado, el alcohol, las drogas y el tabaco, todo junto.

Si hablamos de la salud del planeta nuestra manera de producir alimento es el causante número uno de emisión de gases efecto invernadero, del cambio de uso de la tierra, de la perdida de biodiversidad y del consumo de agua.

Muchos ya identificáis estas imágenes con el problema que tratamos, pero pocos aún identificáis estas otras imágenes con el mismo problema

Este es un campo de maíz. No hace muchos años en una granja como ésta se podrían apreciar campos pequeños cultivados con distintos alimentos. Hoy la granjas se funden en un campo inmenso de maíz, soja, o cualquier otro monocultivo. Lo triste de estas imágenes es que menos del 10% de este alimento va a ser consumido por humanos: un 45% lo consumirán ganado y aves de corral, un 35% por ciento se convertirá en etanol para ser usado como combustible para autos, y un 15 % irá a parar a la industria manufacturera. Esto está destrozando el planeta y al mismo tiempo está deteriorando nuestra salud. Este es un sistema totalmente ineficiente,  y es difícil imaginar que pudiésemos haberlo hecho peor.

La mitad de la tierra del planeta ya es tierra agrícola. La mitad. No puede seguir aumentando porque acabaremos con la diversidad y las fuentes de agua. No sobreviviremos. 

La buena noticia es que según los expertos se puede alimentar a 10.000 millones de personas para el año 2050, sin necesidad de incrementar la tierra cultivable: basta con cambiar de dieta, reducir el gasto de tanta comida como tiramos al menos a la mitad, y aplicar la tecnología ya existente de una manera apropiada a nuestros métodos de producción.

Los tres factores son importantes, pero cambiar la dieta es esencial. Para salvar el planeta y para evitar 11 millones de muertes prematuras al año. Así que ahora sí, vamos con esa dieta  tan milagrosa como necesaria.

 

Así se vería tu plato según la publicación de este panel de expertos. Ahora os lo muestro en castellano, no os preocupéis. Mitad del plato: frutas y verduras. Esto coincide casi con cualquier otra imagen simplificada de comida sana que encuentras por el internet.

Estas imágenes suelen dividir la otra mitad del plato en dos cuartos: uno de ellos es la proteína: que como nos muestran estas imágenes, adquirimos de la carne o el pescado. Bueno pues aquí es donde existe una gran diferencia con la dieta planetaria sugerida por los expertos. Los científicos sugieren que ese cuarto de proteínas hemos de conseguirlo principalmente de proteínas vegetales, no animales: frutos secos y legumbres. De hecho si miramos a la carne roja: vaca, oveja y cerdo (llámenlos como quieran), de los 1324 gramos de comida diaria sugeridos, 14 gramos es lo indicado. 14 gramos de carne diarios es el equivalente a una hamburguesa a  la semana, o un buen filete al mes. No deberíamos comer más carne roja que esa.

 

Si comparamos la recomendación con la carne roja que comemos realmente vemos que triplicamos el consumo. Ese círculo punteado es lo indicado, el límite de lo saludable. Lo superamos con creces. Si miramos por regiones individuales, la gente en América del Norte come casi 6.5 veces la cantidad recomendada de carne roja, mientras que la gente en el sur de Asia come solo la mitad de la cantidad sugerida por la dieta planetaria, la única región del mundo que la consume menos.

 

Algo que todas las regiones del mundo comemos de más son los vegetales almidonados, como la patata o la yuca. En el África subsahariana, hasta 7.5 veces más la cantidad sugerida. Las patatas no han de llenar un cuarto de tu dieta como muestra este plato, sino una cuñita como la marrón que muestra la dieta planetaria. 50 gramos al día no más.

 

Tu dieta diaria debería de verse así: Ahí tienes tus 14 gramos de carne roja, tus 29 gramos de pollo, tus 28 gramos de pescado, tus 13 gramos de huevo, que equivale a un huevo y medio a la semana, tus 250 gramos de productos lácteos, tu patatita, tu cuarto de kilo de granos, tus proteínas vegetales en la forma de legumbres y frutos secos. Y tu medio kilo de verduras y frutas; con esto sobrevives el día y seguramente funcionas mejor que con lo que estés comiendo.

 

Y no, no tiene porqué parecer la comida de un recluso. La variedad de frutas y verduras, de frutos secos existentes, de especias, de legumbres… pueden crear platos tan deliciosos para ti que harán te chupes los dedos de gusto. Y puedes descubrir otros alimentos que aún no consumes con exceso, pescado por ejemplo. Todas las regiones del mundo menos el sudeste asiático consumimos menos pescado que el que la dieta planetaria sugiere.

 

Para muchos puede que esta dieta que necesitamos implementar por el bien de todos (más o menos, porque no se trata de que todos comamos lo mismo, eso no es posible con la desigualdad de acceso a alimentos que existe en el mundo) les parezca un gran sacrificio. Puede serlo, realmente es difícil cambiar los hábitos y dietas de la gente. Pero se puede. Ahí está por ejemplo, el éxito que en México han tenido los “impuestos para reducir el consumo de refrescos azucarados. Hay que implementar medidas que reduzcan el consumo de carne roja y azúcares al menos a la mitad, e incrementen el de frutas, verduras, legumbres y frutos secos al doble. Piensen ustedes que no se trata de renunciar a nada sino de volver al pasado. Yo recuerdo esta dieta perfectamente en mi infancia, crecí con ella. No hay que ser vegetariano necesariamente. La dieta da para cuatro raciones de carne animal a la semana: una de carne roja y otras tres más entre ave y pescado. No hace tanto que la dieta mediterránea era la más sana del mundo. La carne se reservaba para las ocasiones especiales, los días de fiesta. Alubias, garbanzos, lentejas… las legumbres eran, y todavía son en muchos lugares, el plato fuerte del día. Rica en verduras, en ensaladas… siempre una fruta de postre. Luego la gente comenzó a tener dinero, a comprar productos envasados y comida procesada, y aquello se acabó; pero no hay más que dar un paso atrás y retomar eso.

 

Por el bien de nuestra salud y por el bien del planeta. De ti depende. Hasta la próxima. La paz

MOSTRAR MÁS
MOSTRAR MENOS
Categoría: Actualidad
 alimentacion alimentacion sana alimentación natural alimentación saludable alimentación parental alimentación balanceada alimentos alimento sanos alimentos ricos alimentos sabrosos alimentos balanceados alimentos a evitar alimentación complementaria alimentación y nutricion videos de marginal media
Listas recomendadas!
A continuación: