17.8 K vistas
July 12th at 11:59am

Bienvenido a marginal.tv

Hola humano,

Bienvenido a un cortodocumental de MarginalMedia.

Hoy vengo a contarte algo sobre YouTube que Google nunca te contará. De los pocos que nos enteramos de esto hace ahora más de 9 años unos ya no están por aquí, otros ni se acuerdan y el que lo recuerde puede que ya ni le importe. Así que por eso vengo a contarte este secreto de YouTube, tal vez sea el único que puede hacerlo y si lo dejo pasar, pues lo mismo, pronto, o no lo voy a recordar, o ya no me va a importar. 

Caso de que a ti tampoco te importe esto, te regalo esta introducción de lujo, para que entiendas por qué este secreto es relevante, ahora.

Hace ahora 100 años, existían más coches eléctricos en el mundo que de gasolina. Pero las grandes multinacionales produciendo esos coches, asociadas con las grandes petroleras, se preguntaron algo: ¿Qué es mejor para el negocio: vender un coche que uno puede recargar en casa para seguir rodando, o uno al que hay que llenarle el depósito en otro negocio paralelo? La respuesta puedes dártela tú mismo. No tienes más que seguir la historia del precio de la gasolina o el diesel para entender que el negocio más que tu coche es la gasolinera. 

Las multinacionales han comprado cada coche y patente eléctricos que han ido surgiendo durante décadas para destruirlos o hacerlos desaparecer. Migajas, un gasto mínimo comparado con el beneficio de hacerte pasar por esa gasolinera a llenar el depósito de tu coche regularmente si quieres seguir haciendo uso de él. Cómo son migajas, un gasto mínimo, corromper a cualquier individuo u organización que intente oponerse a sus objetivos.

Si no te interesa el resto, quédate con esta lección. Una multinacional pondrá su beneficio personal siempre por delante de cualquier otra consideración: tu salud, el medio ambiente (que es la salud de todos), o el futuro de la humanidad y del planeta. Y éste que acabas de oír, puede que sea uno de los mejores ejemplos de ello.

 

UN SECRETO DE YOUTUBE

El pozo de petróleo de Google es la publicidad. Y la multinacional se lleva por delante cualquier coche eléctrico o patente que pueda poner en peligro ese beneficio.

Hago este vídeo ahora por una razón personal: la cantidad de tiempo y esfuerzo que empleo en la producción de mis vídeos pensado qué he de hacer o cómo he de crear mis vídeos para que estos no sufran el bloqueo de su monetización. Preocupación que afecta a muchos otros creadores. Afecta también a la empresa, a Google. Ellos no ponen el dinero, son los anunciantes quienes lo ponen; y son estos quienes no quieren ver sus productos asociados con terrorismo, sangre, política, sexo, violencia… lo que sea que no quieran, en su derecho están de pedir a qué tipo de vídeos quieren ver asociada su publicidad. Parece que Google y su YouTube no son más que otras víctimas de los tiempos que corren. Un tiempo en el que la libertad de expresión se confunde con el libertinaje y cualquier desequilibrado mental puede usar la plataforma para hacer daño. Y Google ha de velar por todos. Cortando sus beneficios por ese personal humano que ahora tenga que pagar para supervisar manualmente todas esas reclamaciones de nosotros, creadores, diciéndole que por favor, revisen nuestros vídeos, que creemos sí son aptos para la monetización. Personas, digo, que no lo sé, puede que fuesen otros algoritmos supervisando los primeros algoritmos.

No sufran ustedes por la corporación. Migajas, un gasto mínimo, para cubrir las apariencias de lo que pudo ser y ellos ya se encargaron de que no fuese: Google ya compró su coche eléctrico y lo destruyó para mantener este carro de gasolina que es YouTube.

Ocurrió el 2 de abril de 2010. Y poca gente se enteró porque Google desvió la atención con los fuegos artificiales que había preparado para el día previo. Así comenzaba yo a contártelo en este vídeo de entonces.

 El vídeo continúa dando respuesta a esa pregunta y luego pasa a mostrar las funcionalidades de esa web de vídeos recién comprada; Episodic. Funcionalidades más avanzadas que las de YouTube y que podían ser puestas al servicio de la publicidad. Escuchen:

Y luego este vídeo que ya tiene más de 9 años continúa mostrando con un ejemplo cómo funcionaría YouTube con la incorporación de las funcionalidades de Episodic. Algo que nunca ocurrió porque YouTube compró esto para enterrarlo, para que nunca existiese.

Ya lo escucharon, un creador cualquiera, yo mismo, podría escoger el anuncio que quisiese mostrar o seleccionar la agencia con la que trabajar. ¿Porqué Google no nos permite a los creadores escoger nuestros propios anuncios entre los que fuesen disponibles para nuestra audiencia? Google, YouTube, sólo tendría que encargarse de facilitar las funcionalidades para que eso fuese posible, poner unas reglas básicas de funcionamiento y llevarse una comisión por sus servicios, por supuesto. El resto, que el creador del vídeo y el anunciante se entiendan. Si surge cualquier problema, que lo resuelvan entre ellos. Si el creador abusa, que sea penalizado. Exactamente lo mismo que se hace con los derechos de autor ¿Se complica la vida Google con los derechos de autor? No, hay no hay beneficio, sólo disputas ¿Por qué se complica la vida entonces con la publicidad? Porque le conviene. Hizo algo para ahorrarse trabajo entre el reparto de la publicidad y los creadores creando las networks y se quedó a medias. Lo que nunca hizo fue lo que proponía Episodic: delegar el poder de escoger los anuncios a los creadores. Google tiene la última palabra; cada vídeo que se sube a esta plataforma ha de pasar por una gasolinera de Google para poder echar a andar, lo otro hubiese sido, permitir el coche eléctrico.

Los problemas de Google con la monetización de sus vídeos, no son más que migajas, un gasto mínimo. Su problema no es más que una diarrea producida por la avaricia corporativa de comerse todo el pastel. No es justo que la diarrea nos caiga encima a los creadores.

No es justo para mi que tenga que vivir con esta espada de Damocles del bloqueo de la monetización sobre mi cabeza cada vez que creo un vídeo, no es justo para los anunciantes que Google decida por ellos y les impida llegar a una clientela como la que pueda ver mis vídeos (porque seguro que hay suficientes anunciantes interesados en la audiencia que decide ver este tipo de vídeos y cuyos productos encajarían con este contenido). Y no es justo para ti, espectador, si al final creadores de contenido como el que yo te traigo desaparecemos, o dejamos de producir este tipo de contenido que tú quieres ver.

Por favor, si aprecian mi trabajo, ayúdenme a sortear esta tiranía de Google y su AdSense. Ya somos unos cuantos quienes nos damos cuenta de que esto no funciona y necesitamos una alternativa. Hemos creado otro espacio marginal.tv pero de momento ahí estamos, alimentándonos de la esperanza de algo diferente. Si alguien conoce una manera razonable de publicitar esa website sin depender de Adsense, por favor que nos la cuente. Si alguien conoce agencias de publicidad que se especialicen en productos de nuevas tecnologías, de financiación sostenible… productos que apunten hacia la construcción de un mundo mas humano, pues sobre eso va marginal.tv

Seguramente hay anunciantes ahí fuera que necesiten espacios como el nuestro casi tanto como nosotros les necesitamos a ellos. Cualquier información o idea al respecto es bienvenida. Y tu colaboración creando contenido para marginal.tv también lo es. Escríbenos, info @marginal.tv

Hasta la próxima, 

la paz.

MOSTRAR MÁS
MOSTRAR MENOS
Categoría: Actualidad
 documentales documentales interesantes documentales online documentales de historia documentales de animales documentales cortos minidocumentales documentales español documentales youtube documentales historia documentales sociales documentales animales documentlaes mejores documentales mas vistos documentales los mejores
Listas recomendadas!
A continuación: