14.3 K vistas
August 31st at 10:46am

¿Vivimos en una Simulación de Computadora?

Hola humano, 

A ti te parece que: ¿Estamos viviendo en una simulación de computadora? 

¿Ah, pero te lo estás pensando? Bueno, bueno, bueno ¡Qué nivel! ¿Tú que vas a vivir dentro de una computadora. Tú vives ahí, en tu cuartito. En la computadora que tienes enfrente sólo vivimos cachondos como yo. La pregunta no es más una boludez mental de grado pepino. Lo que pasa es que como parece que ahora se pone de moda, me pedís que hable de ello y yo no soy más que un perro simulado que está aquí para serviros pues vamos a tratar la preguntita.

 

INTRO 

Hasta el New York Times habla ahora de esto. 

Que no es nuevo. El argumento surgió en 2003 y lo planteó un filósofo llamado Nick Bostrom. 

Considerando que las simulaciones de computadora vienen empleándose desde la década de los 90 para responder preguntas acerca del mundo tales como: ¿Cuáles son las causas de la guerra?, ¿Qué sistemas políticos son los más estables?, ¿Cómo va a afectar el cambio climático a la migración global?, etc...; y que estas simulaciones están todavía en pañales dada la limitada capacidad de nuestras computadoras; ¿qué podría pasar en el futuro cuando tengamos unas computadoras tan potentes que para sus simulaciones sean capaces de crear individuos simulados tan complejos como tú y como yo, y que estos individuos crean estar realmente vivos? 

Esto ya lo hemos visto en películas. Personajes que se creen personas cuando en realidad no son más que creaciones virtuales de una computadora. Parte de una simulación. 

Y si ese momento en el futuro ya hubiese llegado, ya hubiese ocurrido; ¿no podríamos ser nosotros precisamente la simulación?, ¿no es esto que percibimos como vida la simulación? 

Al razonamiento no le falta su lógica. Nick Bostrom sugirió hace ya 15 años que nosotros podríamos ser la simulación de algún predecesor nuestro. Él razonaba que si estamos desarrollando tecnologías de simulación y si nos interesa crear simulaciones de nuestros predecesores, entonces sería fácil que el número de personas simuladas con experiencias como las nuestras superase el número de personas reales. Y si la mayoría de las personas son simulaciones, hay buenas probabilidades de que nosotros mismos seamos simulaciones. Nuestro mundo, según Bostrom, sería sólo una de muchas simulaciones, quizás parte de un proyecto de investigación para estudiar la historia de la civilización. 

Hasta aquí llegó Bostrom. La teoría resurge ahora porque otra gente como el físico ganador del premio Nobel George Smoot declara que sí, que cualquier historiador que quisiese entender el ascenso y caída de las civilizaciones tendría que llevar a cabo simulaciones en las que participasen miles de millones de personas. Y el famoso empresario de tecnología Elon Musk apoya la teoría. El dice que la probabilidad de que NO seamos simulados es de "una en miles de millones". En otras palabras que Musk cree que tienes más posibilidades de pilotar su Tesla Roadster orbitando alrededor del sol de que seas una persona real. 

Esta hipótesis de la simulación se ha puesto a prueba. En 2012, físicos de la Universidad de Washington concluyeron que podría haber una prueba de que vivimos en una simulación al observar que en algunas de las simulaciones de nuestro cosmos hechas en las computadores actuales, pueden observarse anomalías como, por ejemplo, fallas en el comportamiento de los rayos cósmicos simulados; y que esas anomalías también se detectan al estudiar los rayos cósmicos de nuestro universo. En otras palabras, que lo que observamos de la realidad y los que nos revelan las simulaciones de las computadoras, presentan coincidencias ¿Será por qué vivimos en una simulación? Físicos como George Smoot creen que sí, y están por la labor de probarlo. 

Lo que crea la cuestión añadida: ¿Deberíamos de intentar probarlo? ¿Deberíamos dejar a la física y permitir a los físicos probar que vivimos siendo parte de una simulación? Porque como apunta el artículo del New York Times; tal vez fuese mejor no descubrirlo. Las simulaciones funcionan mientras que aquellos participantes en el experimento no se percaten del experimento llevado sobre ellos, porque si se dan cuenta de que ni ellos ni su entorno son reales van a reaccionar de cualquier manera que adultere los resultados del experimento. El experimento perdería su validez, quienes lo estuviesen llevando a cabo lo suspenderían. 

Si nuestro universo, por ejemplo, fuese la creación de una civilización más avanzada con fines de investigación y nosotros descubriésemos eso, que no somos más que conejillos de indias siendo estudiados dentro de un laboratorio; puede que perdiésemos la razón de ser para esa civilización, interrumpirían su experimento, nos aniquilarían. ¿Vale la pena investigar y correr el riesgo de descubrir una verdad que nos llevase a la destrucción o no? 

Yo no sé que piensan ustedes de todo esto. Comenten lo que quieran. Yo solo soy un perro y estas cosas del espacio se me escapan totalmente. Pero todo esto, de alguna manera yo ya lo he vivido. Y tú también. Lo hemos vivido todos, porque reflexiona un instante. 

Vivir en una "simulación". Ser el experimento de seres extraterrestres más avanzados que nosotros o de nosotros mismos en el futuro explorando, con una tecnología aún desconocida, nuestro pasado. En cualquier caso hablamos de algo que todos reconocemos, esa sensación que en algún momento experimentamos de ser controlados o pertenecer a algo más grande que nuestra realidad, hablamos de Dios. 

Piensa. La variedad de culturas y etnias que existen repartidas por todo el mundo, ¿y en qué coincidimos todos aparte de nuestras funciones biológicas de comer, respirar, etc...? En la creencia de un ser o seres superiores que de alguna manera nos controlan. En la existencia Dios ¿No creemos los católicos que somos una "simulación" a "imagen y semejanza" de Dios? Las religiones cubren cada rincón del planeta y todas coinciden con la existencia de una fuerza del más allá. Todas visualizan nuestro nacimiento y muerte como un momento transitorio dentro de algo más grande. Sentimos nuestra simulación y llamamos fe a la creencia en esa computadora de la que no somos más que un código. 

Yo, como soy perro reflexiono sobre todo esto observado a mis amigos, los animales. A quien le interese el tema puede ver este video titulado "Sobre la Existencia de Dios", del cual estáis viendo algunas imágenes. Es un vídeo enteramente filmado en un zoológico. Pero un zoológico tan bueno, que no parece serlo. Y precisamente esa circunstancia es la que da pie a la dos reflexiones de las que trata el vídeo y que razonan la posible existencia de un ser superior, y de que todo lo que percibimos no fuese más que una simulación. Una primera reflexión sobre si lo que vivimos no es más que una simulación de nuestro pasado y una segunda sobre si no estamos programados para comportarnos como realmente lo hacemos. 

¿Y tú todavía crees que ésa es tu habitación? ¿Ah, pero te lo estás pensando? Bueno, bueno, bueno ¡Que nivel! ¿Qué va a ser esa tu habitación? Tú no eres más que un código en la computadora. Y esa otra computadora en la que ves este video, y la habitación en la que estás, y tus papás, y este perro que escuchas... no somos más que parte de la decoración de la película en la que estás metido. 

Hasta la próxima, 

La Paz 

MOSTRAR MÁS
MOSTRAR MENOS
Categoría: Entretenimiento
 Nick Bostrom simulaciones videos de ciencia ciencia tecnologia computadoras simulaciones de computadora futuro futurismo simulacion laboral ordenadores Simulación de Computadora Universidad de Washington THE NEW YORK TIMES Erkenntnis Preston Greene George Smoot fisica videosdelperro
Listas recomendadas!
A continuación: