Turistas podrán ver los restos del Titanic

Turistas podrán ver los restos del Titanic

Como si fuera sacado de una aventura de libros y películas, ahora los turistas podrán sumergirse en el fondo del océano atlántico y presenciar el recuerdo imponente de la masiva nave comercial y emblemática que tantos conoce, cabe destacar que tiene un alto precio.

Estar en un submarino agradable y acogedor mientras te comas un rico té superando el congelamiento en las profundidades mientras ves a los restos del Titanic en vivo y directo te costará la elevada cantidad de 125.000 dólares. Ciertamente es una cifra para una porción muy específica del turismo por su elevado precio, pero hay que tener en cuenta que la experiencia no es para nada regular ni común.

A medida que se acerca la fecha de lanzamiento de los altamente anticipados "Titanic Tours", han surgido más detalles de la experiencia única del turismo submarino. Los recorridos, operados bajo la compañía de exploración privada OceanGate, llevarán a los pasajeros a bordo de un sumergible de alta tecnología a 13,000 pies bajo el mar para ver los restos del Titanic.

Oficialmente denominada “Titanic Survey Expedition”, cada inmersión es una experiencia de 10 días que incluye talleres previos a la expedición, equipo y entrenamiento con expertos bajo el agua, anidado al alojamiento y comidas a bordo del barco de apoyo. Bastante completo ¿No?

Cada inmersión implicará aproximadamente tres horas de tiempo libre para explorar el naufragio durante cada inmersión de seis horas. Los pasajeros civiles se mezclarán con biólogos, expertos marinos y más dentro de una tripulación del tamaño de 40 personas por misión.

La genialidad detrás de esta atracción es el fundador y CEO de OceanGate, Stockton Rush, un ex banquero de inversiones con un título aeroespacial de Princeton que está obsesionado con las inmersiones en aguas profundas. Rush se inspiró para crear recorridos submarinos después de darse cuenta de que podía aprovechar la experiencia y la comodidad que ofrece al entrar en el océano y explorarlo en una embarcación hermética con una vista.

El problema era que los submarinos no eran una opción popular para los vehículos turísticos, pero Rush sostiene que son perfectamente seguros. "No ha habido una lesión en la sub-industria comercial en más de 35 años. Es obscenamente seguro, porque tienen todas estas regulaciones. Pero tampoco ha innovado o crecido, porque tienen todas estas regulaciones ", dijo Rush.

Rush y un socio comercial se unieron en 2009 para formar OceanGate y desde entonces han liderado muchas expediciones submarinas exitosas, entre ellas algunas a otros naufragios emblemáticos, como el Andrea Doria, un barco italiano que se hundió frente a las costas de Nantucket en 1956, y el Gobernor de las SS Cobb, un buque estadounidense que se hundió en 1921 frente a las costas del estado de Washington.

Rush dijo que al menos el 75% de los clientes de la compañía que ya pagaron por sus asientos en la expedición Titanic estaban dispuestos a esperar otro año. Ahora, el submarino de alta tecnología designado para la gran expedición está programado para ser enviado desde su área de pruebas en alta mar en las Bahamas de regreso a Seattle para realizar más pruebas. También revisarán cada detalle del lanzamiento del “Titanic Survey Expedition” el próximo año para mantener absolutamente cada detalle en orden y medido.

¿Y tú? ¿Si tuvieras el dinero te adentrarías a un viaje alucinante como este?

 oceano atlantico submarino profundidad mar barco titanic expedicion inmersion

Artículos que podrían interesarte 🔥