Recrudece la tensión en Medio Oriente.

Recrudece la tensión en Medio Oriente.

A pocos días de haberse llevado a cabo un ataque dirigido a las instalaciones petroleras de Shaiba, filial de ARAMCO; la compañía petrolera más grande de Arabia Saudita y responsable de alrededor del 5% de producción de crudo a nivel mundial. Suben las tensiones políticas entre Yemen, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Irán y Estados Unidos.

El ataque cuya autoría fue reclamada a las pocas horas por el grupo de rebeldes yemení Ansarolá, fue el detonante de una de las disidencias más intensas entre Estados Unidos e Irán desde que se firmara el acuerdo nuclear por ambas naciones en 2015.

En una entrevista que sostuvo CNN con Javad Zarif, ministro de relaciones exteriores de Irán, este último expresó que Irán espera evitar el conflicto armado y que está dispuesto a sostener negociaciones y diálogos con sus rivales más cercanos como Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos. Sin embargo que una negociación con Estados Unidos no ha de ser posible mientras la nación norteamericana no respete lo acordado en el acuerdo al que llegaron en 2015 donde establecía que USA retirarías las sanciones económicas que mantiene sobre Irán.

Nuevamente, Zarif negó la participación de Irán en los ataques ocurridos a la petrolera Saudí ocurrida el día sábado y ratificó que los únicos responsables de lo acontecido no fueron otros sino los Hutíes.

Por otro lado, el portavoz del ministro de defensa de Arabia Saudita, Turki Al-Maki, expresó que se encontró que las armas que no detonaron durante el ataque del sábado eran de origen iraní y que las investigaciones realizadas hasta el momento arrojaban que los drones y misiles enemigos provenían desde el norte del reino Saudí y no desde el sur, que es donde se ubica el país de Yemen.

Javad Sarif ratificó al final de la entrevista con CNN que la posición de su país es de no participar en una confrontación militar pero que tampoco permanecería impasible ante un posible ataque norteamericano. Añadió también que una respuesta militar basada en el “engaño” sobre los sucesos del fin de semana sería causa de “muchas bajas”, cerrando con la frase “pero no parpadearemos para defender nuestro territorio”.

El mismo domingo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaraba desde su cuenta oficial de Twitter que su nación estaba “cargada y lista esperando verificación” refiriéndose a los resultados entregados por la investigación Saudí respecto al ataque presuntamente organizado por los Hutíes, grupo rebelde en Yemen respaldado por el gobierno Iraní.

Por su parte, el gobierno Saudí reveló también el miércoles un video en donde mostraba las armas encontradas en los campos nucleares y vinculaban en el mismo su origen iraní y por ende, la asociación de Teherán con la ofensiva sufrida en Shaiba la madrugada del sábado 14 de septiembre.

https://cnnespanol.cnn.com/video/trump-sanciones-iran-ataque-arabia-saudita-nuclear-petroleo-seg-lkl-gabriela-matute/

Durante un comunicado oficial, este viernes 20 de Septiembre Estados unidos anunciaba una nueva estrategia que consistía en imponer sanciones al Banco Nacional de Irán. Que de acuerdo con el presidente norteamericano, Donald Trump, servirían para evitar el conflicto militar abierto aunque sin descartar la opción militar.

A su vez, el secretario de defensa, Mark Esper, en una rueda de prensa indicaba que Estados Unidos enviará tropas a Arabia Saudita con fines defensivos. Expresando explícitamente que se trataba de un “despliegue moderado” con la única intención de centrarse en la defensa aérea y anti-misiles. Lo que una vez más deja por sentado la preferencia de La Casa Blanca de no entrar en conflicto armado directo con Irán.

-DARH

 Irán  MedioOriente  ConflictoArmado  AtaqueConDrones  ArabiaSaudita  EmiratosArabesUnidos  Petroleo  EstadosUnidos  Usa  Trump

Artículos que podrían interesarte 🔥