Nigeria repatriará a sus ciudadanos por la violencia en Sudáfrica

Nigeria repatriará a sus ciudadanos por la violencia en Sudáfrica

Diez personas, incluidos dos extranjeros, fueron asesinados en Johannesburgo la semana pasada cuando las multitudes atacaron negocios de propiedad extranjera. Los ataques comenzaron después de que los camioneros organizaran una huelga para protestar contra la contratación de trabajadores extranjeros.
Sudáfrica se ha convertido en uno de los principales destinos para los migrantes de otras partes de África, ya que tiene una de las economías más grandes y desarrolladas del continente. Pero también hay un alto desempleo en el país y algunas personas sienten que los extranjeros están arrebatando sus empleos.

El cónsul de Nigeria, Godwin Adama, dijo que solo serían repatriados aquellos ciudadanos nigerianos que estaban en peligro por la violencia. Mientras tanto, Abike Dabiri, jefa de la Comisión de la Diáspora de Nigeria, dijo que el gobierno no proporcionará asistencia financiera a quienes abandonen Sudáfrica. En posteriores declaraciones añadió que el gobierno nigeriano continuará responsabilizando a las autoridades sudafricanas e insistiendo en que pague una compensación a sus ciudadanos.

Este domingo dos personas murieron cuando estalló nuevamente la violencia en Johannesburgo después de un discurso de Mangosuthu Buthelezi, un ex ministro del partido opositor Inkatha. Buthelezi, que trataba de calmar las tensiones por la xenofobia, fue interrumpido por un grupo de alborotadores que luego se enfrentaron a los miembros de seguridad. Después la gente atacó autos y edificios, causando incendios según el Departamento de Policía de Johannesburgo. Poco antes, docenas de hombres marcharon por la ciudad al canto de "los extranjeros deben volver a su lugar de origen". La multitud se dirigió al Jules Park en Johannesburgo, donde Buthelezi iba a realizar su discurso.

El presidente sudafricano Cyril Ramaphosa condenó la violencia y dijo que las autoridades "no permitirán que la ilegalidad y la violencia esporádicas perturben la seguridad y el sustento de millones de sudafricanos". Y añadió que "la mayoría de los extranjeros en nuestro país […] son respetuosos de la ley y tienen el derecho a realizar sus vidas y negocios en paz". 
El presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, envió un delegado a Sudáfrica la semana pasada para "expresar el descontento de Nigeria por el trato a sus ciudadanos".La oficina de la presidencia declaró que el delegado había "subrayado la necesidad de que el gobierno sudafricano tome medidas visibles para detener la violencia contra los ciudadanos de las naciones hermanas africanas".

La semana pasada, la policía afirmó que habían arrestado a más de 420 personas y que los disturbios habían disminuido. Las autoridades realizaron otros 16 arrestos tras los disturbios del domingo, según un comunicado.

 xenofobia  violencia sudáfrica

Artículos que podrían interesarte 🔥