El País que Niega la Existencia del Coronavirus

El País que Niega la Existencia del Coronavirus

Tanzania, país ubicado en África Oriental es el único país del continente en el que no existe presencia del COVID-19, o al menos, esto es lo que el gobierno le dice a su población y al mundo.

En el país africano no existen planes de cuarentena ni de distanciamiento social, existen pocas unidades de las pruebas necesarias para detectar las infecciones y tampoco hay un programa de vacunación ni para el presente ni para el futuro cercano.

El motivo para esto es un fuerte negacionismo ante la pandemia del coronavirus sostenida por el presidente John Magufuli y su gabinete. Desde junio del 2020, el presidente de Tanzania declaró al territorio “libre de COVID-19” sin presentar ninguna prueba de esto y frente a las dudas y excepticismo de opositores al gobierno; al mismo tiempo puso en duda la eficacia de las pruebas de detección y cuestionando las medidas que los países vecinos tomaron para frenar la expansión del virus.


John Magufuli, presidente de Tanzania.


Aunque desde el gobierno no se niega la existencia de un virus pandémico, sí sostienen que dentro de su territorio no hay pruebas de contagios, por lo que en Tanzania no existe el COVID-19. Caso contrario del resto del mundo, el cual en opinión del propio gobierno, está “siendo desolado” por el coronavirus.

Sí tienen una campaña de salud e higiene de la población, a través de la cual recomiendan mejorar la higiene personal, lavarse las manos constantemente con agua y jabón, cubrirse la boca con pañuelos al toser o estornudar, hacer ejercicio y alimentarse bien. Todo esto, no porque el virus esté dentro del país, sino porque cada quién debe estar preparado ante el virus que ataca a los países vecinos.

En mayo del 2020, el presidente Magufuli puso en duda las pruebas diseñadas para detectar el coronavirus al “hacerle de manera secreta la prueba a muestras de animales y frutas como si fueran de personas y recibir resultados positivos”.

En una visita del secretario permanente del Ministerio de Salud, Mabula Mchembe, a algunos hospitales, este dijo que los pacientes con problemas respiratorios no sufrían de coronavirus, sino de hipertensión, asma e incluso insuficiencia renal. No obstante, una declaración hecha por el Ministerio de Salud de Tanzania a través de su cuenta de Twitter, escribieron que “no todos los pacientes del hospital tienen coronavirus”, dando a entender así, que algunos en efecto eran portadores del virus.

Rechazo a las vacunas en Tanzania

El presidente Magufuli expresó que se sentía escéptico sobre las vacunas, a la vez que indicó que los tanzanos no deberían, ni serán utilizados como “conejillos de indias”. El presidente, quien en reiteradas oportunidades se ha declarado a sí mismo como un oponente del imperialismo occidental, expresó que “si el hombre blanco pudo inventar las vacunas, ya debería haber encontrado una vacuna para el SIDA, el cáncer y la tuberculosis”.

La ministra de Salud, Dorothy Gwajima, ratificó la posición de Magufuli sobre las vacunas, al tiempo que agregó al discurso del mandatario su propio argumento cuando dijo que el Ministerio de Salud tenía “su propio procedimiento sobre cómo recibir medicamento”. Gwajima propuso a los tanzanos que, para protegerse contra el coronavirus, podían tomar baños de vapor de hierbas e incluso apareció en un vídeo acompañada de un funcionario que preparó un batido a base de jengibre, cebolla, limón y pimienta promocionándola como una bebida que ayuda a prevenir el coronavirus.

El Gobierno Presiona a la Población para Mantener el Escepticismo

En un reportaje de la BBC, explican que la población tanzana no habla del coronavirus, ni se atreven a poner en duda las declaraciones oficiales del gobierno por temor a represalias. Un ejemplo es lo ocurrido con una escuela que emitió un aviso en el que indicaron que no iban a seguir ofreciendo clases presenciales a uno de sus grupos, después que uno de los estudiantes dio positivo de coronavirus.

Poco después, la institución fue visitada por las autoridades estatales de la región, a lo que la escuela se retractó públicamente comunicando que lamentaban haber “circulado información falsa” y que regresaría a sus clases con total normalidad.

A la fecha, Tanzania registra únicamente 509 casos de personas confirmadas por coronavirus, un año después del inicio de la pandemia.

Lo mismo ocurre después de que líderes de la Iglesia Católica advirtieron al público que cumpla las medidas sanitarias para frenar la expansión del virus. “el COVID no ha terminado, sigue acá. No seamos imprudentes, tenemos que protegernos y volver a usar las mascarillas”, declaró Yuda Thadei Ruwaichi, arzobispo de la ciudad Dar es Salaam.

La respuesta del gobierno vino después cuando la ministra de Salud declaró que lo dicho por el religioso eran “afirmaciones alarmistas”. Por supuesto, sin dar pruebas de ello.

Fuentes:

Tanzania rechaza vacunas COVID-19 por “PELIGROSAS”; aseguran que Dios los curará | La Verdad Noticias

El país que rechaza la vacuna contra la covid-19 y dice que "no hay coronavirus" - BBC News Mundo

-DARH

 Tanzania  Coronavirus  Covax  Covid  Africa
 08/02/2021

Artículos que podrían interesarte 🔥