Quino: una leyenda

Quino: una leyenda

El miércoles 30 de septiembre del caótico 2020 murió por un accidente cerebrovascular el historietista y humorista gráfico Joaquín Salvador Lavado Tejón, más conocido por su seudónimo “Quino”. Nacido el 17 de julio de 1932 en Mendoza, Argentina, de padres españoles provenientes de Fuengirola, Málaga, Quino siempre se interesó por el dibujo y la historieta. Estudió en la Escuela de Bellas Artes de su ciudad natal, la cual abandonó al poco tiempo para convertirse en autor de tiras cómicas. Tras su ‘debut’ en el semanario Esto Es, pasó a TV Guía, Vea y Lea, entre otros, y a Leoplán, una revista literaria que le otorgó mayor visibilidad. En aquel medio daría la luz su mayor obra y la que le otorgó reconocimiento internacional, Mafalda.

Tras 10 años donde publicó 1.928 tiras cómicas de Mafalda, alcanzando a ser traducida en 35 idiomas, decidió cesar la publicación según él porque se le acabaron las ideas. A pesar de esto, la caricatura sigue vigente hasta nuestros días debido a que muchas de las situaciones allí criticadas y burladas lamentablemente siguen afligiendo al ser humano y lo harán por muchas décadas más. Quino, tras cesar Mafalda en 1973 continuó otros proyectos y tiras cómicas que si bien no fueron tan exitosas como la joven niña que odiaba las sopas, permitieron su experimentación sobre otros temas y corrientes historietistas, como por ejemplo el humor negro.

Inmediatamente se conoció su muerte, cientos de miles de personas, en su mayoría en América Latina, lloraron por la partida del caricaturista que marcó muchas generaciones. Políticos, influenciadores y diversos caricaturistas expresaron palabras de condolencia y realizaron diversos homenajes.

 

El surgimiento de Mafalda

Quino a mediados de 1963 trabajaba para diversos medios de comunicación, por lo cual ya tenía una fama en el mundo de las tiras cómicas. Aquel año fue contactado por la empresa de electrodomésticos Mansfield para promocionar uno de sus productos. Quino creó para aquel trabajo a un grupo de personajes entre el cual se encontraba Mafalda, los cuales darían la luz en una historieta que sería publicada en el diario El Clarín. Allí, los responsables de publicación descubrieron treta publicitaria negándose a publicarla por lo cual Quino no sólo habría perdido el tiempo sino el tiempo invertido en aquel trabajo. Gracias a su amigo el escritor, crítico y humorista Miguel Brascó, quien movió sus fichas, la tira cómica fue publicada en la revista Leoplán.

La tira cómica gustó mucho por lo cual Quino decidió continuar su publicación haciendo énfasis en Mafalda, una niña nacida en el seno de una familia de clase media argentina de mediados de los 60’s, quien a pesar de su corta edad, responde a una personalidad realista (aveces pesimista), preocupada por la situación mundial, agravada por la guerra y la desesperanza. Enemiga de la sopa, apasionada por los Beatles y el Pájaro Loco, Mafalda le encanta escuchar las noticias y parece estar enterada de todo lo que acontece en materia política, económica y social en su entorno.

En su diario vivir se relaciona con su padre quien trabaja como corredor en una compañía de seguros, su madre quien es ama de casa, su hermano Guille, sus amigos los tímidos Felipe y Miguelito, el ambicioso y materialista Manolito, la racista y aporofóbica Susanita, y la única e inigualable Libertad, el personaje favorito de Quino.

El carisma y la ‘manera de pensar’ de Mafalda produjo su éxito internacional, poniendo a pensar a cientos de miles sobre las situaciones globales que agraviaban a la Argentina y al mundo. Su estrellato fue tanto que su popularidad sigue vigente hoy en día a pesar de que su última edición fue el 25 de junio del año 1973 tras ser publicado en el semanario Siete Días Ilustrados.

A pesar de su éxito en numerosas ocasiones Quino dejó ver que, si bien quiere a su personaje, este no es su favorito. En entrevista con Rodolfo Braceli en el libro 10 años con Mafalda publicado en 1987, Quino contó que descontinuó la tira cómica por lo agotante que resultaba producirla, además de presuntamente habérsele acabado las ideas.

 

¿Progresista?

Quino por medio de Mafalda fue un adelantado a su época. Por medio del bolígrafo y papel creó sutiles caricaturas que pasaron por infantiles para los títeres represores de los gobiernos dictatoriales de América Latina. Logró colar en cientos de miles pensamientos antisistema, antibelicistas, antiestablecimiento, liberales y feministas. Sobre este último hizo énfasis en muchas de sus tiras lanzando fuertes dardos contra el machismo y el rol de la mujer en la sociedad quien casi en su totalidad era relegada a las labores domésticas.

Evidentemente el uso de las ideas anteriormente mencionadas no la hace anarquista, socialista, feminista o bien progresista, no obstante, evidencia una tendencia libertaria, una niña que va con los ojos bien abiertos frente a la situación global.

Cabe aclarar para los desentendidos que leen el artículo, que el progresismo a pesar de estar en el espectro político de la izquierda, no tiene nada que ver con el comunismo y el socialismo del siglo XXI.

Quino, en muchas caricaturas criticó precisamente eso, el comunismo y la opresión llevada a cabo por la URSS a sus connacionales. Justamente dijo una vez que entre Barack Obama y Hugo Chávez se queda con el primero y con algunas ideas del segundo, a pesar de que este muchas veces se consideró de izquierda.

Quino y su personaje Mafalda casi nulas polémicas han tenido a lo largo de estos años, siendo la última, una de las más escandalosas el montaje del ‘no al aborto’ en 2018. En pleno debate sobre si legalizar o no el aborto legal y seguro para las mujeres argentinas, inescrupulosos hicieron viral una imagen de Mafalda con un pañuelo azul celeste, rechazando el aborto, donde Quino “evidenciaba su enfado” por una -inexistente- campaña de Mafalda a favor del aborto. Lo cierto es que la campaña fue un tiro en el pie pues a muchos les enfadó que usaran el montaje y la imagen de Mafalda para promocionar ideas retrógradas. Mafalda a lo largo de sus 10 años siempre se mostró progresista, feminista y libertaria por lo cual se podría evidenciar que podría estar o no de acuerdo con el aborto legal y seguro para las mujeres argentinas, pero jamás se pondría un pañuelo provida.

Justamente Quino se manifestó en redes sociales con lo siguiente: "Se han difundido imágenes de Mafalda con el pañuelo azul que simboliza la oposición a la ley de interrupción voluntaria del embarazo. No la he autorizado, no refleja mi posición y solicito sea removida. Siempre he acompañado las causas de derechos humanos en general, y la de los derechos humanos de las mujeres en particular, a quienes les deseo suerte en sus reivindicaciones".

Inmediatamente se conoció la muerte de Quino, muchos desentendidos de la realidad como la senadora colombiana Paloma Valencia, publicaron mensajes lamentando la muerte del caricaturista. Justamente el mensaje de la senadora era “El maestro Quino falleció. Nos deja tantas enseñanzas y reflexiones.” Lo cual le produjo una lluvia de críticas debido a que es incoherente que alguien con ideas retardatarias, retrógradas, miembro de la élite colombiana y que públicamente se ha lanzado contra la protesta social y que ha votado en contra proyectos como el subsidio para microempresas afectadas por la crisis del Covid-19.

 

El legado

El legado de Mafalda es inmenso. No solo conquistó corazones en América Latina y parte de los Estados Unidos, sino también logró gran audiencia en Europa y otros continentes. Las 1.928 tiras cómicas publicadas en 10 años han sido traducidas en su mayoría a más de 35 idiomas, desde el inglés, el alemán y el hebreo, hasta el francés y el coreano.

Por su importancia, Quino recibió numerosos premios y distinciones, en los cuales se destaca el Caballero de la Legión de Honor de la República Francesa otorgado en 2014, el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades de 2014, Caballero de la Orden de Isabel la Católica en 2005, Ciudadano Ilustre de Buenos Aires en 2004 y Ciudadano Ilustre de Mendoza en 1988.

Quino y su éxito se debieron a su mensaje antibelicista y realista, a la sutileza de sus mensajes que evitaron ser víctimas de censura en una América Latina plagada de dictaduras. Sus tiras fueron, son y serán una herramienta más para expresar inconformismo frente al poder, el privilegio económico de unos pocos y una sociedad incapaz de reconciliarse. Tiras que como los refranes se mantendrán vigentes.

 

- César Zalamea. 

 Quino  Mafalda Argentina Buenos Aires Caricaturas Historietas Política Sociedad
 02/10/2020

Artículos que podrían interesarte 🔥