Los supuestos infiltrados Antifa en la toma del Capitolio

Los supuestos infiltrados Antifa en la toma del Capitolio

En las últimas horas se presentó una violenta toma por parte de los seguidores de Donald Trump al interior del Capitolio de los Estados Unidos en Washington D.C., todo mientras se desarrollaba el debate sobre los resultados del Colegio Electoral que oficializarían la victoria de Joe Biden en las pasadas elecciones de noviembre. La toma que se tornó violenta fue impulsada por el presidente saliente quien ha denunciado un presunto fraude electoral sin hasta el momento presentar alguna prueba sólida. Los manifestantes, quienes ingresaron en minoría con armas de fuego, llevaron a que el Servicio Secreto y el sistema de seguridad del Capitolio evacuara a los legisladores, a la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, y al vicepresidente Mike Pence quien se encontraba en el debate desde horas de la mañana.

Barricadas de metal, paredes, puertas, objetos decorativos, elementos de oficina y documentos privados de los legisladores fueron destrozados por los manifestantes quienes de manera abrupta arrasaban con lo que encontraban. Los agradables sujetos en completa ignorancia pensaban que entrando a una de las instituciones más custodiadas del país podrían mantener en el poder a Trump, quien a medida que pasan las horas se queda cada vez más sólo, tanto por sus aliados políticos quienes se desmarcan de su ideología y accionar, como por sus trabajadores y los de Melania Trump quienes han renunciado de manera masiva.

La distópica situación en la ‘democracia perfecta’, en el país ‘más poderoso’ del mundo escaló tanto que la alcaldesa de Washington D.C. Muriel Bowser, decretó el toque de queda a partir de las 18:00 horas, hasta las 06:00 a.m. del jueves 7 de diciembre. Mientras en Georgia y Kansas City, seguidores de Donald Trump se tomaron violentamente los pequeños capitolios para continuar vociferando que el magnate ganó las elecciones, sin pruebas.

Tras conocerse la noticia, Internet petó con todo tipo de imágenes, vídeos, textos y memes que no solo denunciaban, comentaban y se burlaban de la situación, sino alentaban teorías conspiranoicas estúpidas y sinsentido. Entre los conspiranoicos se hallaban los seguidores de Donald Trump quienes aprovechando el World Trending Top de Twitter ‘Antifa’ denunciaban que la manifestación y posterior toma del capitolio por presuntos seguidores del presidente no fue llevado a cabo por estos sino contra todo sentido común por los denominados Antifa, un movimiento de izquierda abiertamente opositor al gobierno de Donald Trump. Con el pasar de los minutos imágenes y vídeos con supuestas pruebas intentaban echarle la culpa al colectivo Antifa, todo para quitarle responsabilidad a Trump y sus seguidores quienes pasaron a la historia como unos revoltosos antidemocráticos.

 

Los “infiltrados”

Entre las centenares de imágenes que se viralizaron abundaban las de un grupo de sujetos quienes fueron los primeros en ingresar al Capitolio y quienes llamaron la atención no solo de la ciudadanía sino de los medios de comunicación por su pintoresca indumentaria (véase imagen 01). El primero es un sujeto de cabello largo y barba, con hoodie amarillo/beige y tatuajes en las manos. El segundo, un sujeto vestido de cazadora oscura, cabello corto negro, lentes, aparentemente barbudo y con tapañatas. El tercero, el más llamativo, un sujeto con tatuajes nórdicos, el rostro pintado con la bandera de los Estados Unidos y un sombrero de invierno adornado con cuernos. Los sujetos eran acompañados por otros vestidos con gorras con la consigna “Make America Great Again”.

Los conspiranoicos amigos del ‘MAGA’ publicaron y compartieron hasta el hartazgo una imagen de dos sujetos, ambos de camiseta oscura, uno de ellos de cabello largo y barba y el otro de cabello corto, lentes y sin tapabocas, con un pequeño pie de página con el URL de la web phillyantifa.org. La imagen presuntamente demostraría que estos dos individuos harían parte de Antifa, pues, cómo no lo iban a ser si tenían una web afín a ideas ‘comunistas? (Véase imagen 02)

La fotografía tenía la intención de denunciar que el sujeto de hoodie amarillo/beige y el de la cazadora dentro del Capitolio eran los mismos de la fotografía de phillyantifa.org. Vamos, ¡que su investigación supera a las agencias de inteligencia internacional! Lo curioso es que si bien la fotografía fue publicada en la web pihllyantifa.org, va con la descripción que el sujeto de cabello largo y barba, conocido como Tankersley, es un miembro neonazi activo del KKK.  Pero no todo acaba ahí. El sujeto de camiseta negra, barba y cabello largo y el sujeto del hoodie, barba y cabello largo son visiblemente diferentes: el primero tiene las cejas más arriba y la nariz menos definida. Sin contar que el sujeto no es el único tipo barbudo y mechudo que vive en los Estados Unidos, donde aquel estilo es muy usado por los seguidores del metal -que allí abundan por la presencia de tantos festivales internacionales y bandas de renombre- en el país del norte y en cualquier parte del mundo. Para no ir más lejos, mi suegro podría ser comparado con aquel sujeto. (Véase imagen 03)

También, el sujeto del hoodie amarillo/beige tiene tatuajes en las manos, debió a esto los presuntos investigadores de la verdad, quienes poseen pruebas de un supuesto fraude electoral, aseguraron que el tatuaje de la mano izquierda sería la hoz y el martillo de la bandera comunista. Inmediatamente los internautas se mofaron de las declaraciones debido a que el tatuaje es un símbolo del videojuego llamado Dishonored. (Véase imagen 04)

Siguiendo con el cómico relato, el sujeto de la cazadora, cabello corto, barba y tapabocas, a pesar de la dificultad puede diferenciarse del sujeto de la camiseta negra de la fotografía publicada en phillyantifa.org. Por un lado, el primero tiene el cabello más lacio debido a que se le ve despeinado, mientras el otro tiene corte semi-militar, difícilmente alguien con el cabello de 2-3mm podría despeinarse en la frente como un intento fallido emo. (Véase imagen 05). Tras desmentida la fotografía, se conoció otra más donde se le compara con un seguidor de Joe Biden. Nuevamente puede ser desmentida pues este último tiene una frente más pronunciada, además de tener un cabello muy corto, de entre 2-3mm de largo. (Véase imagen 06)

Lamentablemente los conspiranoicos defensores de la democracia estadounidense y del todopoderoso Trump, no cesaron de hacer el ridículo. Al ver derrumbadas sus intenciones de seguir publicando fake news, se lanzaron en plancha contra el sujeto con tatuajes nórdicos -quien hace parte del MAGA-. Los seguidores del presidente publicaron fotografías donde se ve al sujeto llamado Jake Angeli en manifestaciones del Black Lives Matter. Si bien el sujeto se encontraba en aquellas manifestaciones, lo hacía para incordiar. Precisamente en la fotografía que tanto comparten los del MAGA, Angeli sostiene un cartel con una Q. De la manifestación de una de las fotografías se encuentran vídeos en Twitter y Youtube donde se ve a Angeli hablar sobre chamanismo y sobre sus intenciones de querer acabar con los “comunistas infiltrados del Gobierno”, todo mientras carga en su espalda una bandera QAnon. (Véase imagen 07)

Angeli, para su mala suerte, fue acusado de hacer parte de Pizza Gate -secta pedófila de la cual hace parte presuntamente la élite estadounidense, entre ellas la excandidata presidencial Hilary Clinton-. Todo por tener un tatuaje de un Valknut en el pecho, uno de los símbolos más populares de la mitología nórdica.

Si esas son sus pruebas para demostrar presuntos infiltrados, no me quiero imaginar las que tienen para demostrar el supuesto fraude electoral...

 

Un día que pasó a la historia

Irremediablemente, el miércoles 6 de enero de 2021 pasará a la historia como uno de los más tristes en Estados Unidos, no solo por los cuatro muertos y las decenas de heridos, sino porque su democracia se vio impregnada por ignorancia. La insensatez de los seguidores del arribista supuestamente anti-establishment (que es más establishment que el propio establishment) que no solo vocifera pendejadas, está fragmentando cada vez más la democracia, la confianza en las instituciones y la credibilidad del país. Aquel miércoles pasará a la historia como la tierra que enterró la presidencia de Donald Trump, la cual ya venía de por sí enterrada por manejar el país con los pies y por su intento de aferrarse a las malas al poder. Aferrarse como niño a un juguete.

Sin duda, una de las peores presidencias de los últimos años. Sin duda, uno de los episodios más bochornosos del nuevo milenio.

 

César Zalamea.

 ANTIFA MAGA TRUMP Estados Unidos Capitolio Fake News EEUU Política Internacional Teorías conspirativas
 07/01/2021

Artículos que podrían interesarte 🔥