Los desalojos de la “Bogotá Cuidadora”

Los desalojos de la “Bogotá Cuidadora”

Un voraz incendio se presentó el viernes 8 de octubre en el occidente de Bogotá, exactamente en localidad de Puente Aranda. Todo mientras las autoridades realizaban un desalojo a un grupo de 120 familias vulnerables que habían invadido un terreno cercano a la cárcel La Modelo y que es propiedad de la Universidad de Cundinamarca.

Estos terrenos habían sido tomados por estas personas hace aproximadamente un año cuando la necesidad y la hambruna generada por la pandemia del Covid-19 y sus confinamientos, los llevó a abandonar sus hogares por no tener cómo pagar alquiler. En aquel lugar recicladores, desplazados y población migrante construyeron viviendas hechas de madera y latas.

El desalojo habría sido ordenado por un Juez de la República quien había solicitado su inmediata intervención. Por esta razón desde tempranas horas de la mañana efectivos de la Policía y del Escuadrón Móvil Antidisturbios, ESMAD, arribaron al lugar donde realizaron el procedimiento judicial. Sin embargo, según las denuncias hechas por los damnificados ni las autoridades ni el distrito les otorgaron una opción digna para abandonar sus viviendas subnormales, además de denunciar que les dieron solo 15 minutos para recoger sus pertenencias e irse.

“Iniciaron nueve familias y hoy ya tenemos 120. Ya se agotó toda la vía judicial, el diálogo, la oferta institucional y ya nos toca reestablecer este inmueble a la universidad de Cundinamarca”: Declaraciones del alcalde de la localidad de Puente Aranda, Juan Pablo Beltrán.

Ante la presión muchas familias decidieron irse de manera voluntaria. Otras enfrentarse violentamente contra el ESMAD y la Policía, lo que desencadenó una batalla campal que derivó en un gran incendio que consumió casi la totalidad de las viviendas subnormales y produjo la muerte de varios animales por incineración. Según los damnificados, la conflagración inició cuando una granada aturdidora del ESMAD cayó en una de las viviendas generando una chispa.

La versión de las autoridades es que los mismos residentes de las viviendas fueron quienes prendieron fuego a sus casas. Versión que viene acompañada de unas grabaciones de video realizadas por un dron que sobrevolaba la zona. Las imágenes más allá de aclarar la situación generan un manto de dudas, pues están cortadas y solo muestran cuando la conflagración ya estaba iniciada. Las imágenes también muestran cómo las autoridades están lejos del foco del incendio. Pero eso sigue sin desmontar la acusación de los damnificados. Si según estos últimos todo inició por una aturdidora del ESMAD que cayó en una vivienda, el que las autoridades estén lejos es irrelevante pues las aturdidoras se lanzan con armas de largo alcance. Por esta razón numerosos internautas y opinadores políticos piden a las autoridades que hagan público la totalidad del vídeo. Sin cortes que evidencien cómo aquellos ciudadanos cerca a la vivienda que se prendió fuego fueron quienes lo iniciaron, pues las imágenes solo evidenciarían que estos recogen sus pertenecías por miedo a perderlas en la conflagración.

Tras iniciada la polémica en redes sociales, la alcaldesa Claudia López, el secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, y el comandante de la MEBOG, realizaron twitts con los vídeos anteriormente mencionados. Entre los twitts destacamos el realizado por el secretario Gómez:

“Mienten descaradamente quienes afirman que el ESMAD encendió fuego a viviendas de recicladores en Puente Aranda. (...) La ocupación se había convertido en un riesgo para fuga de presos de La Modelo y en una olla de inseguridad. Secretaría de Integración ofreció albergue y apoyos a familias afectadas”.

A medida que avanzaba la conflagración los enfrentamientos entre la ciudadanía y las autoridades se hicieron cada vez más latentes, hasta el punto en que por la fatiga y la desilusión los damnificados finalmente debieron ceder. Muchos salieron a paraderos desconocidos, otros tantos continuaron en el lugar de la conflagración donde fueron entrevistados por instagramers periodísticos como @escudos_azulesoficial. Entrevistas que se dieron hasta altas horas de la noche donde la lluvia terminó por entristecer el panorama marcado por la jornada de desalojo propiciada por la “Bogotá Cuidadora” de Claudia López.

✽✽✽

Los desalojos en la alcaldía de Claudia López no son nuevos. En su gobierno se han presentado numerosos éxodos que han generado mucho ruido en medios de comunicación y redes sociales. Uno de ellos fue el realizado en Altos de la Estancia en plena cuarentena por Covid-19. Allí centenares de personas fueron expulsadas por parte de las autoridades quienes con retroexcavadoras derrumbaron sus humildes viviendas. De este desalojo ya te hablamos en dos vídeos para la serie Los Lugares Más Horribles del Mundo:

 

 

A principios de este año, en la localidad de Santa Fe, más exactamente en la vereda conocida como Los Cerezos, cerca al teleférico de Monserrate, se realizó un intento de desalojo. Funcionarios del distrito y las autoridades policiales arribaron a un predio donde aproximadamente 35 personas viven de manera irregular. En plena diligencia judicial, la Secretaria del Hábitat y la Alcaldía Local de Santa Fe detuvieron el procedimiento porque la ciudad se encontraba en un alto pico de contagio por Covid-19.

Si bien los ciudadanos que allí habitan cometen un delito por vivir en una reserva forestal con gran probabilidad de deslizamientos de tierra, tampoco reciben soluciones plausibles por parte de la Alcaldía. Según la concejala de la UP, Heidy Sánchez, estas personas llevarían más de 45 años viviendo allí han recibido como oferta un subsidio de arrendamiento por $250.000 pesos (USD$66) lo cual es insuficiente para alquilar una vivienda con precios superiores a los $780.000 pesos (USD$206).

Otro polémico caso y el cual sigue sin resolverse es la intención del Distrito de desalojar 194 viviendas en riesgo de colapso inminente en los Cerros Orientales de la Localidad de Usaquén.  Estas familias quienes llevan décadas en el sector y quienes construyeron sus viviendas con sus propias manos, se niegan a desalojarlas si el Distrito no les da una solución real que les permita re hacer su vida con dignidad. Al igual que los ciudadanos que casi son desalojados en Santa Fe, argumentan que el subsidio de arrendamiento no les es suficiente, más cuando muchos padecen de extrema pobreza.

Es curioso como la “Bogotá Cuidadora” de Claudia López pareciese ser de todo menos cuidadora. Su discurso tanto electoral como en ejercicio, siempre ha mudado como las ecdisis de los artrópodos y reptiles. Lamentablemente estas injusticias hacia los más vulnerables parecen no tener fin o por lo menos hasta el 1 de enero de 2024 cuando cese el mandato de la alcaldesa. 

-César Zalamea.

Tu voz aquí >>> https://anchor.fm/santiago-acera/message

 

 colombia bogotá desalojos Puente Aranda Universidad de Cundinamarca
 11/10/2021

Artículos que podrían interesarte 🔥