Lo Que Sabemos Sobre el Caso de Jacob Blake

Lo Que Sabemos Sobre el Caso de Jacob Blake

El pasado domingo 23 de agosto ocurrió un hecho que enardeció una vez más al colectivo civil en Estados Unidos, cuando un policía de la ciudad de Kenosha en el estado de Wisconsin disparó siete veces en la espalda contra un hombre de color presuntamente desarmado.

De acuerdo con la versión oficial ofrecida por las fuerzas de seguridad de Wisconsin, el hombre de 29 años, identificado como Jacob Blake se encontraba en la casa de su exnovia y fue confrontado por la policía después de que el sistema de emergencias recibiera una llamada donde se denunciaba un caso de violencia doméstica.

La policía se presentó al lugar, sin embargo, una segunda llamada al sistema de emergencias reportó una situación de disparos en el sitio. Resultó que el oficial identificado con el nombre de Rusten Sheskey disparó contra Blake un total de siete veces en la espalda. Acorde con lo pronunciado por el departamento de la policía y después de varios días de investigación y absoluto silencio sobre lo ocurrido, ningún otro oficial presente abrió fuego contra Blake, asimismo también se indicó en el reporte que los oficiales de Wisconsin no poseen el sistema de cámaras corporales, por lo que no existen pruebas de ese tipo respecto al caso.

De forma inmediata, Blake fue trasladado por el cuerpo de policías a través de un helicóptero a un hospital cercano, donde aún hasta la fecha permanece estable y su vida se encuentra fuera de riesgo. En la investigación realizada por el Departamento de Investigación Criminal (DCI por sus siglas en inglés), división del Departamento de Justicia de Wisconsin, se señala que Blake tenía un cuchillo en su poder durante lo ocurrido y que, aunque se utilizó en principio una pistola eléctrica contra Blake, esta no surtió ningún efecto por lo que procedió a dirigirse a su vehículo y fue cuando ocurrieron los disparos en su contra.

Actualmente la investigación sobre los hechos concretos sigue en curso y ya varios oficiales han sido puestos a disposición de las autoridades para determinar su responsabilidad en los acontecimientos.

Nueva oleada de protestas

Después de que se hiciera viral un video aficionado donde se presenciaba el preciso momento en que el policía disparaba contra Blake, una serie de manifestaciones nocturnas se suscitaron en Kenosha, las cuales terminaron en daños a la propiedad pública y privada e inclusive un segundo tiroteo dentro de una de las manifestaciones, la cual terminó con dos personas muertas y un tercero herido.

La noche del martes 25, durante una de las protestas que ocurría en Wisconsin, un joven de 17 años de edad identificado con el nombre de Kyle Rittenhouse abrió fuego contra un grupo de manifestantes, momento en el que asesina a dos personas y alcanza a herir un tercero. De acuerdo con las autoridades, el adolescente se encontraba junto con un grupo de personas fuertemente armadas que ‘vigilaban’ que durante las protestas no se dañaran los locales comerciales y no ocurrieran casos de saqueos en la ciudad.

El joven se encuentra preso y la fiscalía ya presentó cargos en su contra, entre los cuales se encuentran dos cargos de asesinato en primer grado y un cargo por intento de asesinato en primer grado, al igual que los cargos de poner en peligro la seguridad de manera imprudente y también el cargo de menor en posesión de un arma peligrosa.

Los testigos denuncian que el joven se retiró del lugar pasando entre un grupo de oficiales los cuales no lo detuvieron al momento, aunque la multitud les exhortaba que lo arrestaran puesto que era el responsable de haber disparado contra los manifestantes. Rittenhouse fue aprehendido al día siguiente en Antioch en el estado de Illinois (a 30 minutos de Kenosha en auto) en la residencia donde vive con su madre.

La investigación arrojó que Rittenhouse se encontraba armado con un sub - fusil automático, y que de ser imputado por los cargos de los que se le acusa, sería condenado a cadena perpetua, la cual es la pena máxima por el delito de homicidio en primer grado, el cual resulta ser el delito más grave en el estado de Wisconsin.

La respuesta de la Casa Blanca

La administración dirigida por Donald Trump movilizó alrededor de 1.000 unidades de la Guardia Nacional y más de 200 agentes federales a la ciudad de Kenosha, como respuesta ante los focos de protestas que han ocurrido esta semana.

El gobernador del estado, Tony Evers, declaró el estado de emergencia en la entidad estatal y también el toque de queda, así como el aumento de presencia policial y de la Guardia Nacional con la finalidad de restaurar el orden civil principalmente en la ciudad de Kenosha.

El mismo Donald Trump declaró que podría aumentar los despliegues de la Guardia Nacional en Kenosha de ser necesario, con tal de poder mitigar las protestas y la insurrección civil.

Fuentes, referencias y agradecimientos:

CNN - Policia revela su versión del tiroteo a Jacob Blake

TelesurTV - Estados Unidos acusan de autor de disparos contra manifestantes

Actualidad RT - Trump declara posible mayor despliegue de Guardia Nacional en Wisconsin

InfoBae - Un juez pospuso la extradición de Kyle Rittenhouse

-DARH

 JacobBlake  Kenosha  Wisconsin  EstadosUnidos  Protestas  BlackLivesMatter  KyleRittenhouse  MassShooting  BrutalidadPolicial  DARH
 29/08/2020

Artículos que podrían interesarte 🔥