La tragicomedia del Fiscal General de Colombia

La tragicomedia del Fiscal General de Colombia

"Creo que estamos haciendo la mejor Fiscalía de la historia”, aseveraba Francisco Barbosa Delgado, el hoy 9º Fiscal General de la Nación desde el 13 de febrero de 2020, en una entrevista para la Revista Semana. Una polémica frase que se convirtió en la comidilla de Twitter con un trending topic que duró más de 26 horas. Nadie podía creer la payasada que se había lanzado el fiscal, eran tan cómico que “el rufián” estuvo a punto de “matar” a alguien “de la risa”.

Cuando la Corte Suprema de Justicia eligió a Barbosa como el 9º Fiscal General de la Nación, hubo una ola de críticas debido a la parcialidad con la que actuaría debido a su cercanía con el hoy presidente Iván Duque. Casi 6 meses después, el país después de reír con las ocurrencias del Fiscal está sufriendo un severo dolor estomacal por lo oscuro que se tiñe el panorama político y judicial colombiano.

 

La Fiscalía, la terna y la elección

Tras la promulgación de la Constitución Política de 1991, producto de la Asamblea Nacional Constituyente, nace la Fiscalía General de la Nación, la cual llegaría a reemplazar la Dirección Nacional de Instrucción Criminal. La Fiscalía llegaría a ser la entidad más importante de la Rama Judicial, por encima de las Altas Cortes, no solo por su extensión sino por “su capacidad de actuar”. A su vez, la Fiscalía es de las entidades más importantes del país, jugando el Fiscal General como la torre en el tablero de ajedrez político colombiano.

A pesar de lo importante que es el Fiscal para la democracia, tiene un gran inconveniente y es la errónea manera en que se elige. Por medio de una terna enviada por el presidente de la República a la Corte Suprema de Justicia, esta debe elegir al candidato que será Fiscal General por un periodo de cuatro años sin posibilidad de ser renovado. El problema de esta terna es que el presidente puede enviar una terna con candidatos que sean afines a sus intereses, dejando por el piso la necesidad de un fiscal que cumpla un papel imparcial debido a que, desde el cargo más importante del país, el de presidente, se pueden cometer uno y mil delitos, sin contar los que pueden cometer los miembros del partido de gobierno. Bajo este lío moral para la elección de un fiscal se han pasado numerosas propuestas para cambiar el método, no obstante, todas han sido hundidas por los partidos de derecha del país. Claro, ¿quién sería tan estúpido de aprobar el cambio de elección de un cargo que protege a “los de siempre”?

La más reciente solicitud se dio a finales de enero del presente año, cuando el congresista José Daniel López pasó el proyecto para modificar la elección del fiscal el cual estaría compuesto por un método meritocrático. La idea -la cual no cambia mucho pero no deja de ser un alivio temporal- sería que, por medio de un concurso público de 10 candidatos, el Congreso eligiera los mejores que serían enviados como terna al presidente y este a su vez a la Corte Suprema de Justicia. No obstante, la propuesta fue hundida ¡oh sorpresa!, por el partido de Gobierno de la actual presidente, el Centro Democrático.

 

Barbosa, mi ‘Beffo’ y la Ñeñe Política

En la terna enviada por el presidente Iván Duque a la Corte Suprema de Justicia, salió electo Francisco Barbosa Delgado, un tipo medianamente inteligente con numerosos estudios en el extranjero que tiene una particularidad -comparándolo con 7 de los 8 fiscales anteriores (pues Mario Iguarán tuvo la misma particularidad)-, es el mejor amigo del presidente. Otra particularidad, es que el único cargo público que tuvo antes de la Fiscalía estuvo lleno de fracasos. Al presidir la Alta Consejería de los Derechos Humanos, sus objetivos como crear un ‘Cerco diplomático contra Nicolás Maduro’, reducir el reclutamiento forzado en medio del conflicto armado colombiano, presidir las objeciones a la Justicia Especial para la Paz, JEP, y la protección a los líderes sociales, fracasaron. Pésimos resultados para alguien que en uno de los cargos más importantes del país como la Fiscalía necesita triunfar.

Cuando se conoció, tras su elección, que Barbosa y Duque eran amigos desde hacía más de 27 años, graduados de la misma Universidad y con familias muy cercanas, las lluvias de críticas no se hicieron esperar. ¿Qué tan triste tiene que ser la política colombiana para que un presidente ponga en el cargo de Fiscal a su mejor amigo? Inmediatamente Barbosa salió al paso asegurando que compartir migas con el presidente no es motivo para ‘dudar’ de la imparcialidad de la Fiscalía. Que no es ‘uribista’ ni ‘duquista’. Vamos que demostrarse la culpabilidad de Álvaro Uribe, el mismo lo esposaría, ja, ja, ja.

A pesar de sus declaraciones, fotografías, textos y twitts salieron a la luz donde se demuestra no solo una muy bella amistad, como aquellas de antaño, sino cómo Barbosa apoyó a Iván Duque en su carrera a la Presidencia de la República. Entre ellos el polémico twitt del 27 de mayo de 2018 en el cual Barbosa dijo y cito –“Acabo de votar por @IvanDuque. Hombre honesto, transparente que representa la nueva generación política. Gran amigo de hace 25 años. Voté por él porque lo conozco.”- Sin duda, un twitt hermoso.

Tras la elección y la bajada de la marea, todo iba viento en popa para Iván Duque y el fiscal Barbosa. Hasta que llegó el fatídico marzo, en el cual no solo se confirmó el primer caso de coronavirus en el país, sino estalló el escándalo de la “Ñeñe Política” el cual no es más que una de las folclóricas historias de corrupción que deberían ya ser declaradas por la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad provenientes de Colombia.

El escándalo se produjo cuando un grupo de policías intervino legalmente el teléfono del ganadero y narcotraficante José ‘Ñeñe’ Hernández -el cual fue asesinado en Brasil en 2019-, del cual se sacaron más de 40.000 grabaciones de llamadas telefónicas entre las que se hallaron conversaciones entre tantas, con María Claudia Daza, una mujer cercana al expresidente y hoy senador Álvaro Uribe Vélez, en las que el ‘Ñeñe’ se ufanó de haberse robado un dinero perteneciente a la campaña presidencial del exvicepresidente Germán Vargas Lleras para financiar la campaña del hoy presidente de la República, Iván Duque en las ciudades de Manaure, Uribia, Riohacha y Maicao en La Guajira.

Inmediatamente se conocieron las grabaciones y artículos periodísticos en los principales medios de comunicación del país, el presidente Iván Duque negó nexos con el ‘Ñeñe’ Hernández, al igual que hizo el expresidente Álvaro Uribe, asegurando que jamás lo conoció. Falacias rápidamente burladas por medios de comunicación y las redes sociales, sacando a relucir decenas de fotografías de Duque y el ‘Ñeñe’ Hernández en fiestas y reuniones políticas, al igual que el presidente Álvaro Uribe, incluyendo un twitt de este último en el que lamentó el homicidio del narcotraficante en Brasil.

Todo el escándalo se sumaba a la ya polémica elección de Iván Duque en 2018 en la cual se conocieron que los formatos E14 habían sido manipulados para sumarle votos al candidato para ganarle en algunas mesas de los comicios electorales a su adversario en la Segunda vuelta Presidencial, Gustavo Petro. Además de los vídeos que se conocieron en redes sociales donde se ve cómo se usaron hojas fotocopiadas de tarjetones. “Presuntos” actos de corrupción que también se suman a las declaraciones hechas por la excongresista Aída Merlano, quien se fugó de sus guardianes del INPEC tras una cita médica autorizada por el penal en la que estaba recluida por actos de corrupción electoral en Barranquilla. Merlano, aseguró desde Venezuela que políticos barranquilleros aportaron numerosas cifras para compras de votos a favor del hoy presidente Iván Duque.

Inmediatamente el ‘imparcial’ Fiscal anunció una investigación por el caso ‘Ñeñe’ Hernández, el cual quedó en veremos no solo por la contingencia del coronavirus sino porque una de las principales sospechosas, María Claudia Daza, se fue del país. Ante la presión popular el ‘mejor fiscal de la historia del país’, anunció la captura de los policías que intervinieron el teléfono del ‘Ñeñe’ Hernández, por irregularidades. Vamos, que quienes van a pagar los platos rotos fueron los valientes investigadores de la policía que destaparon la olla podrida de las elecciones de 2018.

Como si fuera poco y sumándole más a la tragicomedia colombiana, en una de las grabaciones del ‘Ñeñe’ en las que hablaba de la victoria de Gustavo Petro en el departamento de la Guajira en las elecciones de 2018: “Sí, Petro ganó en La Guajira. ¿Pero sabe por qué ganó Petro en La Guajira? Por los hijueputas mineros esos. Esos hijueputas se le fueron con toda a Petro”. Ante esto, el ‘fiscal más imparcial de la historia de la humanidad’, anunció una investigación contra el candidato opositor por una presunta ‘financiación’ ilegal por parte de mineros en la campaña. Y ¿Duque? Bien, gracias, en la casa.

 

Barbosa, el playero

Francisco Barbosa, de lejos, está rompiendo todos los récords de repudio que puede generar un funcionario público en menos de un año, solo superado por Iván Duque.

El 30 de junio, en el Foro de la Federación Nacional de Departamentos, el Fiscal General Francisco Barbosa, dijo y cito “Es que es una vergüenza, hacer cuarentenas de qué, que la gente se proteja y salga y trabaje, como se hace en otros países. Pero lo que no puede ser es que van a acabar el país…”, cuando días atrás el productivo sujeto se encontraba vacacionando con el Contralor General Carlos Felipe Córdoba en la isla de San Andrés. Ya lo decía la exagrupación mexicana Pxndx en su canción Gripa y Mundial: “Y dicen que, en el mar, la vida es más sabrosa...”.

Según un periodista independiente y la denuncia hecha por medios de comunicación, el Fiscal se encontraba con su esposa, su hija y una amiga de la menor, el puente festivo del 27 y el 29 de junio en la isla de San Andrés, disfrutando “presuntamente” de un agradable fin de semana caribeño. Tras la denuncia, el Fiscal no solo negó lo ocurrido -en el aspecto vacacional- sino que aseguró que siempre que pueda viajaría con su hija. El Fiscal saliéndole al paso a las críticas dijo que él pagó con su dinero los gastos de su familia y que no era posible -como si no hubiesen playas privadas- haber accedido a actividades vacacionales debido a que por cuarentena “todo” en San Andrés está cerrado.

Lástima, señor Fiscal, que en el país nadie le crea.

Solo resta quedarnos con el twitt de la gran Margarita Rosa de Francisco, quien dijo y cito: “Lo más peligroso del fiscal Barbosa es que es un bobo con poder.” Nada más acertado para esta desgracia que vivimos hoy los colombianos. También, esperar si la denuncia ante el Consejo de Estado por parte de dos estudiantes de la Universidad Nacional prospera y se logra revisar el periodo en el que Barbosa estará en el cargo.

 

César Zalamea.

 

 Fiscal General de Colombia Fiscalía Francisco Barbosa Colombia Fiscalía General de la Nación Ñeñe Hernandez Iván Duque Política Vacaciones Tragicomedias Corrupción electoral Bogotá San Andrés
 16/07/2020

Artículos que podrían interesarte 🔥