Irán y Estados Unidos No Siempre Fueron Rivales

Irán y Estados Unidos No Siempre Fueron Rivales

La reciente muerte de Qasem Soleimani, quien fuera alguna vez el poderoso jefe de los Quds de Irán, por orden del presidente Donald Trump; es un hecho que sacudió al mundo cuando ni si quiera se habían cumplido los primeros diez días del año 2020.

Ciertamente la tensión sobrevenida en los últimos días recorre las noticias de todos los países. Después de la respuesta inmediata del líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, en la que decía que "cobrarían venganza por el ataque estadounidense", se suscitó una ofensiva con cohetes desde Irán a una base estadounidense ubicada en Irak, en la cual se registraron cero estadounidenses fallecidos.

Pero ¿Te has preguntado cuándo empezó toda esta rivalidad entre Estados Unidos e Irán?

Nos remontamos al año 1977, cuando el presidente de turno en Estados Unidos de Norteamérica era el expresidente Jimmy Carter. Durante una cena celebrada en Teherán, Carter se expresó respecto al Sha Mohamed Reza Pahlevi de la siguiente manera: “Nuestras conversaciones han sido inestimables, nuestra amistad es insustituible. No hay ningún otro líder por el cual sienta mayor gratitud y amistad”.

Durante esa cena, Carter calificó a Irán como “Una isla de estabilidad en una de las zonas de más conflicto en el mundo.

Tal cual como ocurrieron aquellos hechos, se nota a simple vista que la situación hace 43 años era absolutamente lo opuesto a lo que vivimos hoy en día sobre estas dos naciones. Pero la pregunta es ¿Cuándo comenzó la enemistad entre dos naciones?


Vamos un poco más al pasado, antes de la cena que sostuvo el expresidente Carter con el Sha Iraní, Mohamed Reza Pahlevi.

Durante el año 1953, se llevó a cabo la Operación Ajax, la cual fue una intervención extranjera que propició el golpe de estado del mismo año en Irán. La Operación Ajax fue orquestada por la CIA y el gobierno británico, la misma ha sido admitida por ambos países occidentales y respaldada por incontable número de documentos oficiales y expedientes de la operación.

En la imagen: Mohammad Mossadeq

El golpe de 1953 derribó al primer gobernante elegido democráticamente en Irán, el primer ministro Mohamed Mossadeq y de acuerdo con algunos estudiosos, esta sería una de las bases para las posteriores hostilidades entre iraníes y estadounidenses.

Hasta ese momento, Estados Unidos era visto como una nación aliada, muy distante de la visión imperialista que posee actualmente en medio oriente. Dicha posición era ocupada en la década de los 50’s por los gobiernos de Rusia e Inglaterra, quienes tenían mayores intereses en la región.

De acuerdo con la versión de los historiadores, el golpe de estado que auspiciasen la CIA y el gobierno británico, se da después de una solicitud de apoyo de parte del gobierno inglés al gobierno estadounidense, los que pasaron a ser aliados al terminar la Segunda Guerra Mundial.

Desde el año 1908, Inglaterra poseía los campos petroleros iraníes, los cuales explotaba y a cambio devolvía a Irán una pequeña cuota de los carburantes obtenidos, porcentaje que apenas alcanzaba el 16% de la producción.

El nuevo primer ministro, Mohammed Mossadeq, escuchó las quejas del pueblo iraní al respecto del control británico sobre el petróleo y pasó a nacionalizar la industria petrolera del país, dando así por terminado el negocio del cual los ingleses se beneficiaron durante décadas.

La respuesta inmediata fue una campaña de intimidación por parte del Reino Unido, atracaron barcos de guerra en el Golfo Pérsico, amenazaron con invadir el país y decretaron sanciones a la compra – venta del crudo iraní.

Otros historiadores concuerdan en que el golpe fue un artificio más, parte de la Guerra Fría, ya que Estados Unidos quería evitar contra todo obstáculo que Irán se volviese aliado de los comunistas. El recién electo presidente Eisenhower creyó que Mossadeq se podría aliar a la Unión Soviética por el apoyo que recibía el nuevo primer ministro de parte de los militantes del partido Tudeh (partido comunista iraní).

Hasta la actualidad se cree que el golpe de estado alimentó una fuerte oleada de nacionalismo iraní, mientras crecía la mala idea que se hacía el pueblo iraní sobre Estados Unidos y su capacidad intervencionista. Posteriormente al golpe, llegaron 26 años de amistad política entre Estados Unidos e Irán.

El año posterior al derrocamiento de Mossadeq, 1954, fue derogada la nacionalización del petróleo iraní y en su lugar se firmó un acuerdo que dio lugar a un consorcio petrolero internacional, donde participaban británicos, estadounidenses, holandeses y franceses. Que estipulaba que se repartirían los beneficios a partes iguales.

En 1973 se renovó el acuerdo por 20 años más, pero en el '79 aconteció la Revolución Islámica que devolvió a los iraníes el control de sus recursos petroleros.

En el año 1979, Estados Unidos reiteró su apoyo a Mohamed Reza Pahlevi, el que sería un gobierno considerado por muchos como autoritario, y esto alimentó los sentimientos antiamericanos de quienes fueron los protagonistas de la Revolución Islámica.


Tras la nombrada revolución del '79, el Sha tuvo que abandonar Irán, exactamente el 16 de enero de dicho año. Antes de su partida, acontecieron incontable número de protestas civiles, enfrentamientos entre las fuerzas armadas y la sociedad civil, huelgas de los trabajadores petroleros, opositores civiles y religiosos que acusaban a la monarquía de ser un régimen corrupto y autoritario.

Dos semanas después, regresó a Irán quien posteriormente sería el líder supremo iraní, el ayatolá Rujola Jomeini, quién había sido exiliado en el año 1964 por sus críticas contra la monarquía.

El 1 de abril de 1979, se realizó un referéndum, del cual surgió la República Islámica de Irán.

En noviembre del mismo año, un grupo de manifestantes secuestraron al personal y a otros ciudadanos estadounidenses en la embajada estadounidense de Teherán. Los rehenes permanecieron secuestrados durante 444 días, los últimos 52 fueron liberados en enero de 1981.


Desde abril de 1980, Estados Unidos rompió definitivamente relaciones diplomáticas con el gobierno de Irán, las cuales siguen congeladas hasta la actualidad.

La situación política no mejoró con el paso de los años y presidentes, durante el gobierno de Ronald Reagan, USA apoyó a Saddam Hussein en la guerra ocurrida entre Irak e Irán. Desde el punto de vista iraní, este apoyo ofrecido por la nación norteamericana es incluso una acción peor que el golpe de estado del '53. Tras recibir el apoyo estadounidense, Saddam Hussein utilizó armas químicas contra los iraníes y su propia población iraquí.


Durante el gobierno de Clinton, éste prohibió cualquier tipo de comercio entre empresas americanas y las petroleras iraníes, así como invertir capital en Irán y limitó hasta hacer insostenible el intercambio comercial entre las dos naciones. Bajo el pretexto de que Teherán estaba desarrollando armas de destrucción masiva.


En 2015, se firmó un acuerdo nuclear entre Irán, Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania, tras negociaciones que duraron casi dos años entre dichas naciones. En el mencionado acuerdo, Irán se comprometió a detener su programa nuclear a cambio de que se eliminaran las sanciones que habían en su contra.

En mayo de 2018, el presidente Donald Trump, rompe ese acuerdo, devolviendo así una vez más, la tensión política que durante décadas ha fluctuado entre ambas naciones.


¿Quieres saber más? EL Comercio: Muerte de Qasem Soleimani: qué originó la rivalidad que enfrenta a Irán y Estados Unidos desde hace décadas


 Iran  EstadosUnidos  Cronologia  Ayatola  MedioOriente  Politica  Geopolitica  Internacionales  DARH EEUU

Artículos que podrían interesarte 🔥