Golpe de Estado en Myanmar, lo que Debes Saber al Respecto

Golpe de Estado en Myanmar, lo que Debes Saber al Respecto

El ejército de Myanmar (país asiático) tomó el poder de la nación después de un golpe de Estado ocurrido el día lunes 01 de febrero, así aseguraron portavoces del ejército y del partido político de gobierno Liga Nacional para la Democracia.

El ejército emitió un comunicado oficial en el que se declaraba un estado de emergencia por el periodo de un año, así como la detención de diferentes líderes civiles y la designación de un presidente interino que tomará el poder mientras dure el mencionado “estado de emergencia”.

La líder del estado, Aung San Suu Kyi y otros miembros de su gabinete fueron detenidos en horas de la mañana por efectivos del ejército, y de acuerdo con la información de los medios de comunicación internacionales, estos estarían recluidos en la propia capital Naipyidó y en otras ciudades del país.

Los hechos se desencadenaron después de que en el país se vivieron tres días consecutivos de tensiones entre el gobierno civil y el ejército. Desde las elecciones que se llevaron a cabo en Myanmar el pasado noviembre del 2020, efectivos del ejército y el partido político Partido Unión, Solidaridad y Desarrollo (USDP), han demandado que se realicen unas nuevas elecciones, alegando que existió parcialidad y fraude en las realizadas.

Sin aportar ninguna prueba, el ejército respalda la voz de fraude que impulsa el USDP. La última semana de enero un portavoz militar comunicó al público que, si la disputa entre los partidos no era resuelta, entonces el ejército tendría que “tomar medidas.


Aung San Suu Kyi


Con esta amenaza poco clara por parte de los militares, y ante la negativa de los mismos a aclarar si entre las medidas contemplaban un golpe de estado, la comunidad internacional se pronunció expresando su preocupación por lo que podría venir después. Este lunes se confirmó lo que quería decir el ejército en su comunicado.

Reinstauración del régimen militar en Myanmar

Después de una serie de procesos que impulsaron el progreso democrático en Myanmar, que significó el fin de cerca de 50 años del totalitarismo militar sobre los entes gubernamentales, todo apunta a que el ejército no estaba realmente dispuesto a ceder el poder político del país; ni siquiera a compartirlo con la sociedad civil.

Después de la liberación de Suu Kyi (quien permaneció 15 años bajo arresto domiciliario después de décadas de luchar contra el gobierno), y con la siguiente victoria de la líder política en las elecciones de 2015, todo apuntaba a que Myanmar se dirigía a un gobierno democrático en el que el ejército solo tendría control sobre la cuarta parte del parlamento y del Ministerio de Interior y Defensa.

No obstante, lo ocurrido en la mañana del 01 de febrero, y después de la designación del comandante en jefe Min Aung Hlaing como presidente interino, todo parece apuntar a otro rumbo. La designación es justificada bajo la Constitución vigente desde el 2008, la cual establece que en caso de un estado de emergencia (declarado por el mismo ejército), el comandante en jefe tiene “el derecho constitucional de asumir y ejercer el poder soberano del Estado”.

Después de la designación, Aung Hlaing pronunció que iban a llevar a cabo una investigación para esclarecer lo que ocurrió en las elecciones del pasado noviembre. Asimismo, dijo que se llevarán a cabo nuevas elecciones una vez que la comisión electoral sea “reconstituida” y termine la investigación de las listas de votantes.

Respuesta Internacional

Por su parte, tanto la Unión Europea (UE), como países de las diferentes latitudes del planeta, se han pronunciado ante los hechos, haciendo el llamado a que se restituyera el orden político y se liberaran a Suu Kyi y los otros líderes que fueron detenidos por el ejército.

Desde la UE, el presidente del Consejo del organismo, Charles Michel, se pronunció a través de su cuenta oficial de Twitter indicando que “Condeno enérgicamente el golpe de Estado en Myanmar (Birmania) y pido que liberen a todos los que han sido detenidos ilegalmente”. Al mismo tiempo, el Alto Representante para la Política Exterior, Josep Borrel, condenó también el golpe de Estado y también abogó por que se diera libertad a los líderes presos.

Desde la Casa Blanca, la vocera oficial Jen Psaki, comunicó que desde Estados Unidos se oponen a “cualquier intento de alterar el resultado de las recientes elecciones o impedir la transición democrática en Myanmar”. Del mismo modo, amenazaron con “tomar acciones” contra los responsables del golpe si lo ocurrido no se resuelve y las medidas no son revertidas.


Josep Borrell


A todas las críticas y rechazos, se unieron países como Australia, China, India, Indonesia, Japón, Reino Unido y Nueva Zelanda. Desde Australia se solicitó la liberación de Suu Kyi y los demás detenidos, el comunicado fue emitido de forma oficial por Marise Payne, ministra de Relaciones Exteriores.

Desde el gigante asiático, China, un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores; dijo que aún están “aprendiendo sobre la situación”. No obstante, reiteró que ambas naciones tienen relaciones estrechas y que esperan que “todas las partes manejen adecuadamente sus diferencias bajo el marco constitucional”.

Actualmente, Myanmar sigue bajo el control militar y está completamente incomunicado, puesto que las comunicaciones a través de internet y todas las conexiones fueron suspendidas, al tiempo que todas las transmisiones de televisión fueron también canceladas, quedando al aire únicamente el canal del estado.

Fuentes

Estados Unidos condenó el golpe de Estado en Myanmar y advirtió que tomará “acciones contra los responsables” - Infobae

Lo que debes sobre el golpe de Estado en Myanmar (cnn.com)

Unión Europea condena el golpe en Birmania y pide liberación de personas detenidas | EL ESPECTADOR

-DARH

 Myanmar  GolpeDeEstado  SuuKyi  Asia  Mundo  Politica
 01/02/2021

Artículos que podrían interesarte 🔥