Farmaceutas y La Explotación de Sangre de Cangrejo

Farmaceutas y La Explotación de Sangre de Cangrejo

El cangrejo herradura, uno de los seres vivientes más antiguos que existe sobre la superficie terrestre, recibe su nombre por su forma característica que consta de un caparazón en forma de herradura curvada.

En la actualidad, se discute una fuerte polémica respecto a como la industria farmacéutica internacional pudiera estar abusando de estos animales, y es que, desde mediados del siglo XX, se descubrió que la particular sangre que poseen estos cangrejos tiene una poderosa capacidad de reaccionar ante patógenos peligrosos que pudieran poner en riesgo su organismo.

Este sistema inmune que posee la sangre de los cangrejos herradura fue descubierto por el científico estadounidense Frederik Bang, el cual recogió algunos de estos especímenes e intrigado por el hecho de que estos cangrejos en su mayoría tenían grandes y terribles heridas en sus cuerpos, no morían ni parecían enfermar por estas, así como notó que las mismas no se infectaban.

En su afán de descubrir el motivo, inyectó en los cangrejos que recolectó un cóctel de bacterias marinas, gracias a esto pudo descubrir que el secreto se encontraba en la sangre azul de estos cangrejos (este color tan peculiar se debe a una alta concentración de cobre en su sangre). La sangre reaccionó a las bacterias que el científico inoculó en su sistema, coagulándose de forma casi inmediata alrededor del líquido que las contenía.

Estos animales prehistóricos están más emparentados con los arácnidos, como los escorpiones y arañas, poco tienen que ver con los cangrejos y ni si quiera están calificados como crustáceos.

El científico concluyó que este sistema de respuesta y la coagulación se trataban de un método que consistía en atrapar a las bacterias en esta especie de “prisión gelatinosa”, antes de que los patógenos se dispersaran por el sistema sanguíneo.

No contento con esto, realizó un segundo experimento, el cual consistió en hervir ese mismo cóctel a fin de esterilizar el líquido que inyectaría en los cangrejos, y el resultado fue precisamente el mismo que en la primera oportunidad. Resultó que la sangre reaccionaba tanto a bacterias vivas como a las toxinas que resisten la esterilización y también a los patógenos inertes.


El uso actual de la sangre azul

Hasta el día de hoy, la industria farmacéutica internacional, sigue utilizando un procedimiento de esterilización de medicinas, implementos médicos y fármacos a través del uso de sangre azul extraída de los cangrejos herradura.

Esta práctica data desde el final de la década de los 60’s, época en la que los científicos de La Universidad Johns Hopkins,Jack Leviny James Cooper, en colaboración con Frederik Bang comenzaron a trabajar en una prueba clínica para los fármacos que eran producidos para la medicina utilizada en humanos, a fin de garantizar su seguridad de uso.

De este proyecto nación la prueba de lisado de amebocitos de Limulus (LAL), la cual es la prueba que se realiza a casi todo lo que se utiliza en la industria médica y farmacéutica por igual; desde medicamentos, hasta implantes quirúrgicos, prótesis y algunos implementos de intervención quirúrgica.


El Impacto de la industria en la población de cangrejos

Como sucede en casi todo lo referente a la conservación ecológica y animal, hay quienes dicen que estas prácticas amenazan la vida de los cangrejos de herradura, así como hay otros que opinan lo contrario. Un hecho de facto e indiscutible es que estos animales tienen su participación en la lista de animales amenazados desde hace bastante tiempo, pero no por su uso médico, sino por la pesca indiscriminada para su aprovechamiento como carnada.

Por el lado de la industria médica y farmacológica, se estima que unos 500.000 cangrejos son capturados al año para someterlos al proceso de extracción de sangre, durante el cual, un aproximado del 15% mueren durante el procedimiento, que consta de extraer alrededor de 100 mililitros de sangre perforando el pericardio de sus corazones. Esto, de acuerdo con las cifras oficiales ofrecidas por los expertos.

De acuerdo con los números que ofrece la Comisión de Pesca Marina de los Estados Atlánticos de Estados Unidos, para el año 2017, unos 483.245 cangrejos fueron enviados a instalaciones farmacéuticas para la recolección de su sangre.

Un litro de sangre de estos animales, se vende por aproximadamente 15.000 dólares.

De acuerdo con las farmacéuticas, se extrae un aproximado del 30% del volumen total de su sangre, y 72 horas después son devueltos a su hábitat natural, donde recuperan su sangre en aproximadamente una semana. Sin embargo, la Comisión de Pesca Marina, también indica que alrededor de 50.000 cangrejos muere cada año por estos procedimientos.

Por otro lado, los grupos conservacionistas de la vida marina, indican que el número real de cangrejos que pierden la vida gracias a las farmacéuticas se eleva hasta unos 130.000 anualmente.

Ante todas las pruebas, podemos sencillamente poner en duda la posibilidad de que estos cangrejos no mueran durante y después el proceso en cifras elevadas, puesto que, en las propias fotos podemos verlos prácticamente mutilados.


La solución: sangre azul sintética

Tampoco todo es desalentador, ni mucho menos la humanidad se queda de brazos cruzados ante la explotación sistemática y desmedida de la vida animal.

Desde hace más de diez años, científicos de la Universidad Nacional de Singapur, desarrollaron un sustituto para la sangre de cangrejo herradura. El retraso se debe a que la industria farmacéutica tiene que “comprobar” la seguridad de los nuevos métodos antes de ponerlos en ejecución (probablemente nada tenga que ver que el sector de la sangre de cangrejos de herradura tenga un valor de aproximadamente 50 millones de dólares al año).

Esto puede significar una ventaja en temas de conservación de la vida silvestre, sin embargo, también puede significar un dolor de cabeza por otro lado: la pesca indiscriminada.

Uno de los escenarios a los que podría apuntar que este cangrejo deje de ser indispensable para la industria médica, es que aumenten los niveles de su pesca con la finalidad de convertirlos en carne de carnada para más pesca, en un ciclo de destrucción prácticamente infinito.

Fuentes, referencias y agradecimientos:

Elzo Meridianos - La Valiosa Sangre Azul del Cangrejo

La Vanguardia - Cangrejo Herradura en Peligro de Extinción

BBC - Noticias, La Sangre Azul

 Cangrejos  Herradura  SangreAzul  Sangre  Azul  Polyphemus  Conservación  Activismo  Farmaceuticas  WWF  VidaMarina  DARH
 28/07/2020

Artículos que podrían interesarte 🔥