Estados Unidos Contra la CPI

Estados Unidos Contra la CPI

En el transcurso de este peculiar año 2020, Estados Unidos ha tenido algunos roces con la Corte Penal Internacional (CPI). Llegando al punto de emitir sanciones en contra de los funcionarios de la CPI, más recientemente afectando a los fiscales que están llevando el caso de investigación en contra de los soldados estadounidenses que formaron parte de la coalición de invasión de Afganistán en el año 2001.

Para el mes de junio, se emitían diferentes sanciones contra algunos de los empleados pertenecientes a la CPI que están encargados de la investigación o directamente el juicio de los soldados norteamericanos en Afganistán, al igual que todos aquellos que también estén investigando a las fuerzas israelíes que también están acusados de cometer diferentes tipos de abusos contra palestinos.

Hacia el tres de septiembre se emitía una nueva arremetida de parte de La Casa Blanca contra la CPI, al emitirse una orden de sanción contra la fiscal general de la institución, Fatou Besouda y contra el jefe de la División de Jurisdicción, Complementación y Cooperación de la Oficina de la Fiscal de la CPI: Phasiko Mochochoko. Ambos 'acusados' de haber trabajado en conjunto para realizar las pesquisas contra los soldados estadounidenses.

Ante las acciones tomadas, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, declaró en una rueda de prensa que Estados Unidos “nunca ratificó el Estatuto de Roma que creó la corte y no toleraremos ilegítimos intentos de someter estadounidenses a su jurisdicción”. Lo cual al final tiene parte de certeza, ya que, desde la creación de la CPI en el año 1998, Estados Unidos nunca se ha adherido a los 123 países que la aprueban y conforman, uniéndose a otras grandes potencias que no han decidido apoyar a la CPI como lo son China, Rusia, Israel y La India.

Al mismo tiempo, Pompeo anunció que las decisiones fueron tomadas porque “la CPI continúa dirigiéndose contra los estadounidenses” y que no podían aceptar que los funcionarios de la CPI siguieran yendo a Estados Unidos a comprar y “gozar de las libertades estadounidenses al mismo tiempo que persiguen a los defensores de las mismas libertades.”


Sorpresivamente, ambos funcionarios fueron colocados en una lista del Departamento del Tesoro la cual es utilizada para sancionar a terroristas y narcotraficantes, la lista “Nacionales Especialmente Designados (DSN) nunca ha sido utilizada para señalar a funcionarios de un organismo garante de los Derechos Humanos (DDHH).


No solo aplicaron restricciones de adquisición de visa aplicadas a los funcionarios de la CPI, así como el congelamiento de sus bienes y la prohibición de establecer relaciones comerciales dentro del territorio de Estados Unidos, sino que también se anunció que el gobierno de Washington va a ejecutar una investigación contra la corte, a fin de determinar las sospechas que tienen de que la institución esté siendo manipulada por Rusia. El Secretario de Justicia, William Barr dijo que dirigirá la mencionada investigación de posible corrupción en la alta jerarquía de la corte.

Respuesta de la CPI y las instancias internacionales

La respuesta y la crítica no ha demorado en aparecer, en un comunicado oficial emitido por la CPI se denuncian y rechazan las sanciones impuestas por el gobierno de Donald Trump en contra de sus funcionarios.

Este hecho es insólito e inédito” fueron algunas de las palabras utilizadas en la misiva, refiriéndose a la decisión de Estados Unidos. El presidente de la Asamblea de los Estados Partes, O-Gon Kwon, hizo un llamado a todos los países que conforman la comunidad internacional a pronunciarse y rechazar las medidas tomadas por el país norteamericano a la vez que convocaba una reunión urgente de los Estados Partes del Estatuto de Roma.

A la fecha, diferentes grupos defensores de los Derechos Humanos como son Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional, han declarado su posición en contra de las acciones del gobierno norteamericano en contra de una institución cuya misión es garantizar la defensa de los Derechos Humanos. Human Rights Watch, desde su sede en Washington pidió a la CPI que haga todo lo que esté en su poder para garantizar que “nadie está por encima de la ley”, en palabras de una de sus voceras: Balkees Jarrah, quien funge como encargada de justicia internacional de la ONG.

Cuando en junio se ejecutaron las primeras sanciones, la Unión Europea (UE) se pronunció instando a Washington a que revocara las acciones tomadas, al mismo tiempo que 67 de los 123 estados de la CPI mostraban su “apoyo inquebrantable” a la institución frente a la agresión cometida por el gobierno estadounidense.

La investigación de la CPI contra USA

¿Y qué es lo que se investiga que parece arderle tanto al Gobierno de Estados Unidos?

En primer lugar, está la oposición del gobierno norteamericano a que continúen las investigaciones que la CPI está llevando a cabo en contra de Israel sobre los “crímenes de guerra” que este último pueda haber cometido contra Palestina en la Cisjordania ocupada por el ejército israelí.

Palestina ha presentado diferentes demandas contra Israel ante la Haya, solicitando que el gobierno de Tel Aviv sea juzgado por los crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad que los israelíes han cometido en los distintos territorios ocupados, a la vez que los acusan de apropiarse ilegalmente de sus tierras, demoler sus casas, cometer detenciones arbitrarias y más recientemente la anexión ilegal de la Cisjordania ocupada al territorio israelí.

israel-se-enfrenta-a-ingestigacion

La CPI anunciaba en 2019 que tenía suficiente evidencia recabada que le permitía abrir una investigación contra Israel por las acusaciones de presuntos crímenes de guerra cometidos contra Palestina, a lo que inmediatamente se opuso su aliado: Estados Unidos., solicitando que dieran vuelta atrás a la decisión.

Adicionalmente, se comenzó una investigación del mismo tipo contra la nación ubicada en Norteamérica, tras determinar que se tienen también pruebas que vinculan a los soldados que ocuparon Afganistán en el año 2001 con crímenes de lesa humanidad, tortura y otras violaciones de los DDHH.


A manera de conclusión, no deja de ser bastante peculiar e interesante la forma en que actúan los Estados Unidos ante este tipo de situaciones. Si bien durante muchos años la nación norteamericana prefería ignorar las acciones que ejecutaba la CPI, como ahora el foco se ha volteado hacia ellos, hacen un gran escándalo y toman posiciones defensivas totalmente injustificables.

A mi juicio, no hay cabida argumental (o moral) cuando la potencia más grande del mundo, la que más se jacta de ser defensora de la democracia, la libertad y los DDHH se niega a ser escrutada ante las instancias internacionales. Más aún, cuando Estados Unidos ha tomado durante años el papel de “big brother”, imponiendo y ‘aconsejando’ a otras naciones el cómo se defienden y garantizan los derechos humanos. Lo cual hace mucho contraste cuando les toca a ellos permitirse ser los juzgados y no los jueces.

Fuentes, referencias y agradecimientos:

El Pais – Corte Penal Internacional Rechaza Categóricamente las Sanciones Tomadas Por Estados Unidos

RPP – Estados Unidos Sanciona a la Fiscal de la Corte Penal Internacional por Investigar a sus Soldados por Crímenes de Guerra

MSN – Trump Sanciona a Empleados de Corte Penal Internacional

El Espectador – Donald Trump Insiste en la Guerra Contra la CPI

Mal Salvaje – CPI, Israel, Crímenes

-DARH

 CPI  DonaldTrump  EstadosUnidos  Israel  CortePenalInternacional  DARH
 29/09/2020

Artículos que podrían interesarte 🔥