El Vaticano Publicará Investigación Sobre Abusos Sexuales

El Vaticano Publicará Investigación Sobre Abusos Sexuales

Theodore McCarrick es uno de los cardenales estadounidenses más importantes de los Estados Unidos y reconocido recaudador de donaciones para la iglesia católica. El ascenso de McCarrick comenzó en 1981 al ser elegido como obispo de Mentuchen y luego al ser trasladado a Newark en el año 1986. Es entonces cuando comienza a conocerse su capacidad para recopilar fondos para la iglesia y el momento en que su nombre es considerado para la diócesis de Washington. El punto más poderoso de la iglesia católica en Estados Unidos.

A pesar de su relevancia dentro de la institución católica, actualmente es el foco principal de una investigación que el Vaticano llevó a cabo durante dos años para esclarecer las décadas de denuncias de abuso sexual en contra del mencionado ex cardenal, y el cual dio pie a la expulsión de McCarrick del sacerdocio y del colegio cardenalicio.

Desde el Vaticano anunciaron que en los próximos días harán público el informe de 450 páginas que recopila toda la historia detrás del caso de Theodore McCarrick. Aunque desde la sede papal niegan el haber ocultado intencionalmente las denuncias que durante años se acumularon contra el cardenal, también aceptan que hubo errores que afectaron las investigaciones anteriores, tanto de parte del Vaticano como de las instituciones católicas en los Estados Unidos.

El informe recolecta declaraciones como, por ejemplo, la de una mujer no identificada; la cual dijo haber visto al cardenal acariciar los muslos internos de sus dos hijos. Asimismo, otra serie de denuncias de monaguillos y aprendices del oficio sacerdotal, relatan que el ex cardenal mantenía relaciones sexuales con otros sacerdotes y que se valía de su poderosa posición dentro de la institución para sacar provecho de los aspirantes más jóvenes.

La Responsabilidad de los Papas Anteriores

A principios de los 90’s, algunos funcionarios de la iglesia y el propio Vaticano recibieron un total de seis cartas anónimas en las que se acusaba al sacerdote de ser un “pedófilo” y un "depredador sexual". Estas misivas fueron recolectadas y enviadas el 28 de octubre de 1999 en una carta del cardenal John O’Connor (quien fuera arzobispo de Nueva York), al nuncio apostólico, desde donde llegó a las manos de Juan Pablo II.

En la carta, el arzobispo desaconseja el nombramiento de McCarrik porque podría acarrear un gran escándalo para la iglesia. Entonces es cuando Juan Pablo II ordena que se redacte un informe sobre las acusaciones desde Estados Unidos, el encargado de llevar el caso sería el nuncio Gabriel Montalvo (Estados Unidos). Poco después, la conclusión de la investigación fue que "se confirmó que McCarrrick compartió cama con jóvenes, pero no indicaban que hubiera alguna mala conducta sexual, alegaciones hechas por los cuatro obispos de Nueva Jersey.

Ante esto, el Papa Juan Pablo II hizo a un lado la candidatura de McCarrick para la diócesis de Washington; en esta ocasión McCarrick se comunicó personalmente con el secretario personal del Papa asegurando que en los 70 años de su vida “jamás ha tenido relaciones sexuales con ninguna persona hombre, mujer, joven o viejo, religioso o laico, no ha abusado de una persona o la ha tratado sin respeto”, aun así, parece haber admitido su responsabilidad al haber compartido la cama con seminaristas, así como esto fue un acto imprudente de su parte, pero que nunca había tenido una conducta sexual impropia.

Para entonces, el Papa Juan Pablo II decidió aceptar como válida la confesión de McCarrick y lo nombró arzobispo de Washington.

Para el año 2005 resurgen las acusaciones de abuso sexual contra el arzobispo. Benedicto XVI (quien era el Papa entonces) decidió poner fin a la prórroga de jubilación que se tenía sobre McCarrick. El ex cardenal le pide entonces que espere unos meses para que esto no repercutiera en un escándalo a mayor escala.

En el año 2006 y hasta el 2008 se realizaron dos informes sobre la conducta de McCarrick en los años 80’s. Para aquella época, el papa Benedicto desestimó un proceso canónico en contra del entonces arzobispo y se le ordenó a McCarrick mantener un perfil bajo. Además de las denuncias por el comportamiento sexual del ex cardenal, también se descubrió que, durante sus años como arzobispo, McCarrick envió desde su cuenta bancaria personal transferencias de hasta 600.000US$ durante casi dos décadas. El mismo envió dinero de las donaciones de católicos estadounidenses a más de 100 funcionarios de la santa sede, entre ellos se encuentran Juan Pablo II con hasta 90.000 dólares y Benedicto XVI con 291.000 dólares.

El Mensaje del Papa Francisco a las Víctimas de Abusos Sexuales

Haber tomado la decisión de hacer pública la investigación sobre el comportamiento del ex cardenal y la posterior expulsión de este, pone al Vaticano en el ojo del mundo. En especial tras años de denuncias y controversias en contra de diferentes representantes de la iglesia católica, acusándolos en especial de pedofilia y abusos sexuales a nivel mundial.

El papa Francisco reiteró el compromiso de la iglesia para erradicar la pedofilia de su institución, así como se solidarizó con todas las víctimas de abusos sexuales cometidos por los religiosos católicos. “Renuevo mi cercanía a las víctimas de cada abuso y el compromiso de la iglesia para erradicar este mal”.

Fuentes

NY Times - Que dice el informe de McCarrick

La Nacion - Vaticano niega haber encubierto al Cardenal McCarrick

NY Times - McCarrick abusó de seminaristas, lo encubrieron y fue nombrado Cardenal

-DARH

 Vatica Pederasta Cardenal. Papa Francisco TheodoreMcCarrick
 13/11/2020

Artículos que podrían interesarte 🔥