El Termómetro Infrarrojo No Mata Neuronas

El Termómetro Infrarrojo No Mata Neuronas

La crisis causada por el coronavirus COVID-19 tomó al mundo por sorpresa y dejó en evidencia que, a pesar de todos nuestros avances en materia tecnológica y médica, aún no estamos para nada preparados para enfrentar la amenaza de una pandemia de cualquier tipo.

Aunque es un hecho irrefutable que la tasa de mortalidad del COVID-19 no alcanza el 10% de los casos de contagio a nivel global, lo que es realmente preocupante respecto a esta cepa de coronavirus (y sus variantes descubiertas, denominadas L y S) es la alta transmisibilidad que posee, así como la velocidad en la que puede desarrollar neumonía y un colapso sistemático en muchos de las personas afectadas.

No obstante, una cosa es el tener que lidiar con una pandemia que no sabemos aun cuando pueda darse por controlada, así como que estemos luchando contra un virus el cual parece ser inmune a todos los tratamientos que la humanidad ha desarrollado hasta ahora; pero un inconveniente mayor es el alcance de la histeria colectiva. Eventos como las quemas de las torres de 5G en algunas partes de Europa porque estas “transmitían el virus de COVID-19”, así como la negativa de muchas personas de usar las mascarillas porque “pudieran causar hipoxia” son algunos de los males derivados de la pandemia que la comunidad global tiene que enfrentar; aún así, se ha sumado un nuevo término a la ecuación: el temor a los termómetros infrarrojos.

Recientemente se ha dado a conocer (a través de las redes sociales) que, en muchos lugares, había gente que se resistía a ser evaluados con un termómetro láser o infrarrojo; práctica que se está extendiendo a nivel global en la entrada de recintos cerrados como tiendas, centros comerciales, farmacias, entre otros.

Los motivos expuestos por estos grupos de personas es que estos termómetros pudieran dañar la retina, causar dolores de cabeza, incluso ha habido casos de personas que se niegan al uso de estos termómetros porque estos pueden ser capaces de “matar las neuronas”.

La verdad de los termómetros láser (o infrarrojos).

Un termómetro infrarrojo o termómetro láser, es un dispositivo utilizado para determinar la temperatura que tienen la superficie de ciertos objetos. Su uso es primordial en casos en los que no pueda utilizarse un termómetro de contacto o cuando hay necesidad de tomar la temperatura corporal de una persona sin establecer ningún contacto físico con esta.


Es importante resaltar que los termómetros láser solo miden la luz infrarroja, mas no la emiten en ningún momento.


Estos dispositivos utilizan una lente especial que enfoca la radiación térmica infrarroja sobre un detector especial, este detector convierte la energía irradiante (calor emitido por un determinado objeto), en energía eléctrica. Todo esto permite que el termómetro realice una medición precisa sin tener contacto directo con el objeto.

Para poder detectar la luz infrarroja emitida por un objeto caliente, los termómetros transmiten la luz hacia una termopila, esta a su vez absorbe la radiación y la convierte en calor. Durante este proceso, la termopila se calienta y este exceso de calor es el que se traduce en electricidad, la que usará el detector que determina la temperatura del objeto.

El único riesgo al que se somete la gente al utilizar estos termómetros es que puede tener un margen de error de (+ o -) 2° de la temperatura evaluada, sin embargo, esto no siempre sucede. Estas diferencias en los resultados pueden darse más por el mal manejo del equipo que por otras circunstancias, como pueda ser por ejemplo, la temperatura ambiente, ya que la temperatura del medio ambiente no es captada por el sensor, dado a que en el aire no se produce irradiación de luz infrarroja.

Uso correcto del termómetro infrarrojo

Este es uno de los puntos álgidos sobre la regularización de los termómetros infrarrojos como medida de prevención en comercios y espacios cerrados. Mucha gente se niega a permitir que se les tome la temperatura en la frente (como debe ser) y por esto, algunos comercios han optado por tomar las temperaturas en la muñeca de los clientes.

Fabricantes y representantes de Ministerios de Salud en distintos países recomiendan evitar a toda costa tomar la temperatura en partes del cuerpo que no sea en la frente, puesto que esto podría alterar el resultado de la lectura. El motivo de esto es porque en caso de fiebre, el sitio para detectar más fácilmente el calor es en la frente, específicamente en las sienes de la persona.

Para asegurarnos de que las lecturas del termómetro sean siempre las correctas, se deben seguir ciertas recomendaciones:

  • Mantener siempre limpia la lente – Esto evitará que la lente tenga dificultad en captar la irradiación de calor que percibe.
  • El termómetro debe permanecer a temperatura ambiente – A fin de que el propio calor del termómetro no altere las lecturas de la termopila.
  • No exponerse a altas o bajas temperaturas antes de la medición – Si la piel de la frente se encuentra a una temperatura diferente a la del resto del cuerpo, los resultados podrían verse alterados.
  • No situar los termómetros cerca de humedad o campos electromagnéticos – estos objetos son sensibles a los cambios de las corrientes electromagnéticas y por tanto podrían dañarse.
  • Conocer la temperatura normal en la que suele estar nuestro cuerpo – se recomienda de vez en cuando tomarse la temperatura para de este modo estar familiarizado con nuestra temperatura corporal promedio.

Como seres humanos responsables, habitantes de este planeta y comprometidos con la preservación del mismo, de sus entornos, de sus diferentes especies habitantes y de nuestra misma raza a la vez, tenemos la tarea ineludible de hacer lo que esté en nuestras manos para combatir la ignorancia y llevarnos siempre un paso más cerca de un porvenir más brillante. Así como educándonos a nosotros mismos, como llevando la verdad a quién pueda necesitarla.

Es totalmente comprensible que en un año en el cual aún pareciera que las cosas se tornan más confusas y difíciles con el paso del tiempo, nuestro sentido de discernimiento se pueda ver alterado; sin embargo, es menester y altamente necesario que siempre que nos encontremos con alguna nueva situación en nuestra vida, la sometamos a un estricto análisis, para de este modo asegurarnos una percepción más centrada, objetiva y acertada sobre lo que está ocurriendo.

Durante muchos años se pudo justificar que se cometieran “errores” un tanto llenos de paranoia y superstición ante lo nuevo y lo desconocido, porque existía la desinformación. Sin embargo, en el año en que estamos, en este punto de la historia; en plena era de la interconexión, de la información y la globalización ¿es realmente justificable seguir manteniendo estos patrones de conducta?

Fuentes, referencias y agradecimientos:

Periódico Salud - Termómetro Infrarrojo, qué es, funcionamiento y tipos

Omega - Termómetros Infrarrojos

Estrella Digital - Son los termómetros infrarrojos peligrosos para la salud

Termometro Infrarrojo - Como usar

Animal Político - ¡Falso! termómetros Infrarrojos laser afectan retinas y neuronas

Panama America - Termómetros infrarrojos por qué se aconseja tomar la temperatura en la frente

Ultima Hora - Uso correcto termómetro infrarrojo es en la frente

-DARH

 Termometro  Infrarrojo  Laser  Neuronas  COVID  Coronavirus  OMS  Salud  Pandemia  Paranoia  Responsabilidad  Social  Aporte  Humanidad  DARH
 25/07/2020

Artículos que podrían interesarte 🔥