El Riesgo de Ser Mujer en México

El Riesgo de Ser Mujer en México

Es importante definir determinados conceptos a fin de comprender la situación que se denuncia actualmente en el país norteamericano.

Misoginia: Se refiere a la aversión y también el odio hacia las mujeres y/o niñas y es reflejado en actitudes de denigración, discriminación y violencia en contra del sexo femenino.

Machismo: Actitud o ideología en la que se sostiene la superioridad en todo término del hombre o género masculino por encima de la mujer o sexo femenino.

Violencia de Género: Es un tipo de violencia física, psicológica o emocional en contra de un individuo o grupo de personas basado en su orientación sexual, identidad sexual, sexo o género.

El pasado 3 de agosto ocurrió una delicada situación irregular donde estuvieron implicados 4 oficiales de la policía de Azcapotzalco, en México, y una adolescente menor de 17 años de edad. Ésta denunció ante las respectivas autoridades, que en la madrugada (2.am) del día mencionado, se encontraba caminando a su casa cuando una patrulla oficial con los oficiales se le acercó y la invitaron a llevarla a su casa. Ella declara que se negó, que los oficiales la subieron a la fuerza al vehículo, que le ordenaron quitarse la ropa, que ella se nego nuevamente, y que los policías la forzaron a desnudarse y posteriormente abusaron de ella sexualmente. Gracias a las cámaras de seguridad de algunos negocios de la zona donde ocurrieron los hechos se pudo constatar parte de la historia de la joven afectada, a lo cual se procedió a realizar las experticias por parte de organismos de seguridad y también servicios médicos que también constataron la versión de los hechos denunciados por la menor.

Desde lo ocurrido en la madrugada de ése sábado y una vez las noticias se hicieron públicas, se detonó una serie de protestas en México impulsadas en su mayoría por mujeres, muchas de ellas militantes y defensoras del movimiento contra el machismo y la violencia de género contra la mujer, que tan repetidas veces se denuncia en dicho país pero que lamentablemente ni disminuye ni es enfrentada con efectividad por los organismos de seguridad del estado mexicano. Por el contrario, casos como el ocurrido en Ciudad de México a principios del mes de agosto, en que el abuso y la violencia proviene de efectivos policiales, son recurrentes. Las protestas tuvieron repercusión mediática internacional por lo polémica de las mismas al verse implicada destrucción de la propiedad pública y privada causada por los manifestantes. Esta situación ha encontrado apoyo por un lado y justificación por parte de las redes sociales mientras que por el otro lado son duramente rechazadas y criticadas a través de los mismos medios.

 

¿Qué posición es la correcta cuando refiere a estas protestas y su causante?

En México se desarrolló entre 2013 y 2018 un diagnóstico y estudio impulsado por el Programa Nacional para la Igualdad de Oportunidades y No Discriminación Contra las Mujeres. En él se reveló que un 42,5% de las mujeres sufría violencia emocional por parte de sus parejas, 24,5% sufrió violencia económica al serles prohibido estudiar, trabajar o haberles sido arrebatados su dinero o bienes, 13,5% había sido víctima de violencia física por parte de sus parejas y 7,3% de las mujeres del estudio fueron forzadas a tener relaciones sexuales sin consentimiento. Lo más alarmante de estas cifras es que sólo engloban un pequeño sector de la población porque se realizó en mujeres que sufrían estos tipos de violencia en el ámbito doméstico, sin estar incluidos diferentes casos de violencia en términos generales, como aquellos que pueden ser sufridos en el trabajo o en la calle. La gravedad del asunto se pronuncia al saberse que muchas de estas mujeres no sabían que podían denunciar ante las autoridades los casos donde son violentadas y muchas, aunque lo sabían, preferían no hacerlo por temor a represalias mayores por parte de sus parejas.

Otros estudios en la materia, como el realizado por el INEGI, revelan que el 66,1% de las mujereshan sufrido algún tipo de violencia contra su persona, lo que representa a  dos de cada tres mujeres mexicanas. El mismo estudio rebela que un 43,9% de estas mujeres han sufrido algún tipo de agresión proveniente de su pareja y un 38,7% de las encuestadas sufrieron un acto de violencia en la calle por parte de desconocidos. Las entidades federales de la nación que tuvieron las cifras más altas de violencia en dicho estudio fueron Ciudad de México: 79,8%, Jalisco 74,1%, Aguascalientes 73,3%, y Querétaro con 71,2%.

 

Basándonos en tales cifras y en la constante lucha de las organizaciones pro-vida, pro-mujer, y diferentes grupos que luchan en contra de la violencia de género encontrada en el país, y en la falta de disminución de estas cifras, se puede entender el porqué de la fiereza e intensidad de las últimas protestas vistas en CDMX en lo que va del mes de agosto. Las manifestaciones de esta índole no son algo nuevo en México; más allá de juzgar si es o no es correcta la manera en que las manifestantes actuaron, el enfoque verdadero debería estar en la gravedad del problema que están viviendo los mexicanos. La violencia de género no es un problema que atañe únicamente a las mujeres sino a todos aquellos integrantes de la sociedad civil, que, a su vez, deberían luchar por un mundo libre donde toda persona tenga la seguridad de que su integridad y derechos no se vean afectados de ninguna manera y bajo ningún concepto.

DARH

 Protestas  Mexico  CDMX  Violencia  Machismo  Feminismo  Disturbios  NiUnaMenos  Misoginia  America  LatinoAmerica  Agosto  ViolenciaDeGenero  Policia  AbusoSexual violencia de genero
 26/08/2019

Artículos que podrían interesarte 🔥