Criptominería: Un Nuevo Impulsor del Cambio Climático

Criptominería: Un Nuevo Impulsor del Cambio Climático

La energía utilizada por una máquina especializada para criptominería (minar criptomonedas) es superior a la necesaria para extraer metales y minerales preciosos físicos. Esto explica una investigación publicada en la revista Nature Sustainability.

A efectos generales, es importante recordar ¿qué es una criptomoneda o criptodivisa? Una criptomoneda es una divisa digital, que, a diferencia de las divisas físicas convencionales, las primeras son gestionadas a través de una red descentralizada de computadores, y no son emitidas ni controladas por ningún gobierno (principal diferencia del dinero FIAT).

Mucho se habla actualmente de la inversión en activos digitales, como criptodivisas y Non – Fungible Tokens (NFT’s), sin embargo, no se toca mucho el tema de cuánto es el costo energético que implica el realizar la generación de criptomonedas, ni de cuánta energía se consume en un solo intercambio de dinero al adquirir un NFT.

Un estudio realizado entre enero de 2016 y julio de 2018, dio como conclusión que el minado de criptomonedas demandó más energía por dólar que su equivalente en extracción física de minerales.

La investigación mencionada anteriormente fue realizada por Max J. Krause y Thabet Tolaymat de la Agencia de Protección Medioambiental de los Estados Unidos, explica que la potencia que demandan los equipos encargados de llevar a cabo los cálculos necesarios para poder generar criptomonedas para el propietario, equivalía para ese entonces a lo que consumía Hong Kong en un año.

Los investigadores desarrollaron una equivalencia para entender visualmente cómo se relaciona el consumo energético de las criptomineras, con las mineras convencionales de extracción de metales, todas son proporcionales a la necesidad energética para generar el equivalente de un dólar. Por ejemplo:

Para extraer un dólar (1$) de cobre, se necesitan 4 megajulios (MJ) de potencia, mientras que para generar un dólar (1$) en Bitcoin se necesitan cerca de 17 MJ. Así también sucede con valores como el oro, que equivale a 5MJ por dólar, mientras que la criptomoneda Ethereum demanda 7MJ.

No obstante, y aunque suene alarmante, cabe recordar que la investigación fue publicada en noviembre del 2018, con cifras del 2016 hasta el momento de su llevada a la luz. Para el año que corre, 2021, ya han transcurrido tres años. Las criptomonedas tienen actualmente un mercado mucho más amplio que en 2016 y 2018, y por el creciente aumento de su valor (Bitcoin alcanzó en 2018 un tope de 19.666$, mientras que al día que se redactó esta nota, en marzo de 2021 vale 54.549,52$), son cada vez más las personas que se unen al campo de la criptominería.

Tus Bitcoin Causan que el Efecto Invernadero Empeore

Bien, parece que no es tampoco necesario darse golpes contra una calculadora para saber si el mercado de las criptodivisas está contribuyendo de forma lenta (pero segura) a la profundización del cambio climático y el empeoramiento del calentamiento global. No obstante, para los negacionistas hay que explicar con puntos y señales que todo lo que hagamos pone en juego el futuro del planeta.

Se estima que el mercado de solamente las principales criptodivisas del mundo (Bitcoin, Ethereum y Litecoin), generaron de tres a 15 millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. Krause y Tolaymat también explicaron que, dependiendo del lugar donde se minen las criptodivisas, la huella de carbono que dejan estas operaciones puede ser mayor o menor.

Si la criptominería se hace en China (país donde se genera la mayor parte del criptominado mundial), esta operación puede generar hasta cuatro veces el CO2 generado en un país como Canadá, esto es porque mientras China aún trabaja en buena parte con sistemas de generación energética poco sustentables, Canadá posee un 60% de generación de centrales hidroeléctricas.

En otra investigación que llevó a cabo la Universidad de Hawaii, se menciona que si las operaciones con criptodivisas siguen el curso que llevan (o empeoran), podrían causar que el calentamiento global aumente hasta 2°C más de lo actual, incluso hasta más.

¿Qué Parte de la Criptoactividad Genera más CO2?

Los estudios señalan que, el factor más importante en la huella de carbono generada por la criptominería es precisamente en el Blockchain.

El Blockchain es un registro inalterable que lleva el control de las operaciones y transacciones de activos dentro de una red, este permite que las criptomonedas puedan ser rastreadas, comercializadas e identificadas, de manera que reduce el riesgo y costo para los involucrados en estas operaciones.


En la foto: Granja de minería digital.


Para poder minar efectivamente criptomonedas, es necesario tener una computadora con un nivel de procesamiento bastante potente; puesto que, durante el minado, la computadora se conecta a una red en la que (a través de su tarjeta gráfica), va a verificar las transacciones en las que se envían y reciben las criptodivisas.

En este proceso, el computador va a trabajar resolviendo operaciones matemáticas de una gran complejidad, es en este momento en que comienza a crecer el consumo energético, dado a que es lo que va a necesitar el computador para alimentarse mientras hace este trabajo.

Para complicar las cosas, actualmente existen emplazamientos llamados “granjas de minado”. En estas, se acumulan una innumerable cantidad de computadores y máquinas de minado. En estas granjas, no se hace otra cosa que poner todo este montón de computadores a minar.


Dato curioso: Nvidia, una importante compañía de creación y ventas de tarjetas gráficas, vendió al menos 175 millones de dólares en tarjetas modelo GeForce RTX 30 a los mineros de Ethereum.


Alternativas limpias y Minería con Energía Renovable

Aclaremos algo, en el mundo existen y existirán ‘dos caras de la moneda’, esto se traduce a que no todo es siempre 100% positivo ni 100% negativo. A partir de acá, Christopher Bediksen de CoinShare Research y su equipo, se dedicaron a investigar si realmente la criptoactividad está afectando tan negativamente al planeta.

Los investigadores señalaron que su principal motivación para este estudio es que, se tiene el argumento común de que la criptoactividad en general está empeorando el efecto invernadero (como explicamos previamente), por lo que se avocaron a explorar en países como China, EEUU y Canadá (tres grandes países criptomineros).

Explicaron que, si bien China tiene el 60% del mercado de criptominería del mundo, los mineros han adoptado práticas más sustentables trasladando sus “granjas” hacia provincias donde la energía proviene de fuentes sustentables, el consumo es más económico e incluso a lugares con clima frío natural, a fin de disminuir el gasto en sistemas de refrigeración.

El estudio apuntó también que, si bien en algunos casos se utilizan métodos de generación con combustible fósil, en China principalmente, suele ser con métodos de generación energética mixtos y no exclusivamente de derivados del petróleo.

En conclusión, tal parece que no existe nada escrito sobre piedra en lo que consumo energético de la criptominería respecta, no obstante, no dejará de llamar nuestra atención la manera en que estos ‘activos’ alternativos son generados y qué impactos tiene (y tendrá) paulatinamente con nuestra sociedad y el mundo tal cual es actualmente.

Fuentes

El minado de criptomonedas ya consume más energía que extraer oro o | Business Insider España

Criptomonedas: El minado de bitcoins consume anualmente más energía que toda Argentina | RPP Noticias

Estudio revela que 77% de la minería de Bitcoin usa energía renovable (criptonoticias.com)

¿Qué es la tecnología blockchain? - IBM Blockchain - México | IBM

-DARH

 Criptomonedas  Ethereum  Bitcoin  Litecoin  Green  CambioClimatico  ClimateChange  EfectoInvernadero  Medioambiente
 27/03/2021

Artículos que podrían interesarte 🔥