Como la Leche de Almendras Destruye el Ambiente

Como la Leche de Almendras Destruye el Ambiente

La humanidad está siempre en constante evolución, la cultura, las acciones sociales y más recientemente la responsabilidad medioambiental, son algunos de los aspectos que están siempre en permanente cambio.

Un buen ejemplo de este último, son las iniciativas que se toman de para reducir el impacto que tiene nuestra especie sobre el planeta. Una de las más conocidas es, sin duda, el consumo de leches vegetales para reemplazar las de origen animal.

Desde un principio, leches como las de almendras, avena y otros cereales, han sido de las más populares para esta (ya no tan nueva) tendencia. No obstante, a medida que el tiempo pasa, son más las pruebas que se acumulan, que revelan que a lo mejor, estas alternativas no son tan “amigables con el medio ambiente” como pensamos.

Más específicamente, la leche de almendras, es uno de los productos que más controversia ha generado (y acumulado) a medida que avanza el tiempo. Factores como el consumo en aumento, han causado una alteración en sus maneras de producción al punto en que su sustentabilidad es puesta en duda.

La leche de almendras es hoy día, una de las muchas alternativas a los lácteos. Uno de los motivos principales para esto, es que se supone que esta es más beneficiosa para la salud que aquellas que extraemos de los animales.

A la leche de almendras se le atribuyen diferentes beneficios, como es la riqueza en fibra, vitaminas E, D y A, proteínas, omega 6, y varios minerales como el zinc y el calcio.

Las exigencias del mercado

Solamente en California, el responsable del 80% de la producción de almendras en el mundo. El valor neto del mercado de este fruto alcanza los 11.000 millones de dólares, colocándose en tercer lugar después de la producción de la leche convencional y la uva de mesa.

Desde el año 2010 y hasta el 2019, el consumo de leche de almendras a nivel mundial se ha duplicado anualmente. Esto ha desencadenado que la necesidad de producción se eleve de manera acelerada. En el año 2000, los huertos de almendros abarcaban únicamente 500.000 acres, sin embargo, para el 2018 ya la cifra se había duplicado.

Anualmente, se exporta un total de un millón de toneladas de almendras. En Estados Unidos, un ciudadano promedio puede comer hasta 900 gramos de almendras al año. Y las ventas de la leche de este fruto han crecido hasta un 250% desde el 2015 hasta la fecha. El mayor problema causado por el crecimiento del mercado es la agricultura industrial, de la cual Estados Unidos se vale para poder abastecer a los mercados tanto propios como internacionales.

California, al ser un estado que constantemente sufre de duras sequías y suelos áridos, genera la necesidad de la creación de pozos artificiales atender la necesidad de riego de los lugares de siembra. De acuerdo con un artículo publicado por la BBC, hacen falta 62 litros de agua para poder producir únicamente un vaso de leche de almendras. De esta forma, el constante requerimiento de pozos de agua nuevos y cada vez más profundos, ha causado que el suelo en algunas zonas de california se hunda hasta 28cm anualmente.

Como la industria asesina a la población de abejas

La mayoría de las especies de almendros necesita polinización cruzada para poder dar frutos, esto significa que, necesita de un gránulo de polen de otra variedad que sea compatible, y las abejas son los insectos que se encargan de esto.

El conflicto comienza, cuando las abejas (criadas por las comunidades de apicultores que a su vez las rentan a las plantaciones de almendros para la polinización) tienen que enfrentarse a ambientes que afectan su salud. Entre estos, los cultivos que son tratados con pesticidas.

En el año 2000, se inició un sistema de encuestas que permitiría el control de la población de abejas en los Estados Unidos (país donde estos insectos son considerados ganado), y el mismo arrojó que entre el 2018 y el 2019, un total de 50.000 millones de abejas habían sido exterminadas.

Aunque los apicultores atribuyen esta cifra a los pesticidas, enfermedades causadas por parásitos y la destrucción de los hábitats; los ambientalistas lo apuntan a los métodos de agricultura industrial de los que depende el país, especialmente aquellos utilizados por el mercado de la almendra.

La verdad es que sí, entre los métodos pesticidas y los ácaros Varroa Destructor, las abejas se encuentran en un estado de amenaza constante. Por un lado, los ácaros son una plaga que puede acabar con la población entera de una colmena en unos pocos meses y por el otro, los pesticidas hacen poco favorable que las colmenas de crianza sean alquiladas a los dueños de los almendros para la polinización.

Aunque en algunos lugares del mundo, como la Unión Europea, se ha prohibido el uso de pesticidas que sean tóxicos para las abejas, este no es el caso de California. Para la almendra se suele utilizar mayor cantidad de pesticidas que para otro tipo de cultivo, siendo el principal el herbicida glifosato.

El herbicida glifosato (o también conocido como roundup) ha sido revisado anteriormente, y se ha demostrado que es letal para las abejas y que puede causar cáncer en los humanos. Solamente en el 2020, tres tribunales estadounidenses se pronunciaron a favor de usuarios del roundup al demandar a la empresa creadora, tras desarrollar linfomas en su organismo.

¿Existen alternativas?

Claro que no todo es malo, como no lo es el consumo de leche de almendras. Más bien en vez de evitarlo, sería cuestión de moderarlo. Sin embargo, aunque existen diferentes alternativas a la leche de almendras (como la leche de avena, coco y avellanas), todas y cada una tiene una serie de “peros” a considerar. Por lo que antes de recomendar una alternativa (que no aportaría una solución a los problemas de la leche de almendras), lo primordial es siempre recordar que el inconveniente no es el producto, sino la frecuencia con que las personas lo consumimos.

Fuentes

Por qué beber leche de almendra está dañando al planeta (travelandleisure.mx)

¿Qué impacto tiene la cosecha de almendras sobre el ambiente? | SALUD | CORREO (diariocorreo.pe)

La verdad mortal detrás de tu obsesión por la leche de almendras (elespanol.com)

¿Tomas el café con leche de almendras? Pues te estás cargando el planeta | GQ España (revistagq.com)

-DARH

 Leche Almendras Impacto MedioAmbiente
 15/12/2020

Artículos que podrían interesarte 🔥