Aporofobia: El Rechazo a los Pobres

Aporofobia: El Rechazo a los Pobres

Una fobia es definida como el terror o miedo excesivo, irracional, desmesurado e incontrolable a un objeto, persona, animal o situación que pueda sentir el individuo que la padece. Este es un término utilizado dentro del ámbito psiquiátrico y de la psicología clínica para definir un fenómeno psicológico, sin embargo, el uso del término “fobia” también se ha extendido incluso fuera de las ramas clínicas del estudio psicológico. Un ejemplo es el utilizar las fobias para crear palabras que identifiquen un neologismo que tiene como objetivo denominar una situación social, por ejemplo: la aporofobia.

¿Y qué es la aporofobia?

Pues bien, de acuerdo con la persona que acuñó el término por primera vez Adela Cortina, la aporofobia “es el rechazo al pobre”. De acuerdo con el libro “Aporofobia, el rechazo al pobre” y por la propia autora, el término nace por la necesidad de tener una palabra con la que se pudiera diferenciar este fenómeno de otros como es la xenofobia.

Este término fue señalado como un neologismo válido por parte de la Fundación del Español Urgente en el año 2017, y luego ese mismo año, fue agregado al Diccionario de la Lengua Española por parte de la Real Academia Española.

Aporofobia: del griego “áporos” (pobre) y “phobos” (miedo, temor).

¿Por qué se produce?

De acuerdo con el portal especializado Psicología y Mente, la aporofobia es precisamente uno de esos términos que identifica una fobia que va más allá de un diagnósitco médico, puesto que el criterio para determinarla se basa en la conducta de quien rechaza a otras personas por la calidad de vida ‘rebajada’ que llevan. Por tanto, no es un trastorno mental sino una disfunción social fácilmente aprendible, debido a que esta no tiene ninguna consecuencia directa e inmediata sobre la persona que ejecuta este comportamiento.

La pobreza, que es una circunstancia cuyo origen puede tener muchas causas y que suele estar fuera del control de quienes viven en ella, pasa a ser un identificada por el ‘aporofobo’ como parte de la identidad y la esencia del pobre. De este modo, la ausencia de recursos pasa de ser una situación, a ser parte de la persona (desde el punto de vista de quien rechaza a aquel que tiene un nivel de vida ‘inferior’),

“No rechazamos a los extranjeros por ser extranjeros, sino por ser pobres” – Adela Cortina

Quien es Adela Cortina (Síntesis de una entrevista publicada por la BBC)

Adela Cortina es una filósofa española cuya ciudad de origen es Valencia. Ganadora el Premio Internacional de Ensayo Jovellanos del año 2007, profesora de ética en la Universidad de Valencia y directora de la Fundación de Ética de los Negocios y las Organizaciones Empresariales. No es sino hasta los 90’s en que acuña el término “aporofobia” para referirse al odio y rechazo hacia las personas pobres.

¿Por qué la necesidad de un término específico?

De acuerdo con la catedrática, la palabra surge al percibir que no rechazamos a los extranjeros si estos son turistas, o personalidades y famosos, los rechazamos si son inmigrantes, pobres, mendigos, indigentes, incluso aunque estos formen parte de nuestra propia familia. La necesidad de crear un término nace en que las personas por naturaleza ponemos nombres a las cosas para poder reconocer su existencia e identificarlas; esto es especialmente necesario en casos de fenómenos sociales o situaciones no físicas “que no pueden señalarse con un dedo”.

Ponerle nombre a una situación o a un fenómeno no-físico, permite que se pueda visibilizar una problemática, en especial al tratarse de una patología social, esto a su vez da cabida a estudiar sus causas y decidir se le permite seguir creciendo o se determina que es inadmisible y se decide ponerle fin.

Cortina sostiene que la aporofobia ha existido siempre, que no es un hecho novedoso y que forma parte de los seres humanos. De acuerdo con su teoría, en nuestras sociedades el dinero y la fama son indicadores de éxito y en algunos casos son vistos como valores supremos, esto hace prácticamente imposible que las personas traten a todos como sus iguales.

“Los inmigrantes y refugiados son mal acogidos en todos los países, incluso algunos partidos políticos ganan votos cuando prometen cerrarles las puertas” – Explica la doctora.

La aporofobia es universal y todos los seres humanos somos aporófobos” - Adela Cortina


De acuerdo con la creadora del término, esta actitud nace con nosotros como parte de nuestra naturaleza, en nuestras culturas es común utilizar frases como “hoy por ti, mañana por mí”, esto causa un pensamiento interno en el que es natural que esperemos retribución equitativa en lo que damos, al basarnos en esto, una vez que identificamos a alguien que no puede darnos en igualdad de lo que ofrecemos, ocurre el rechazo de manera casi inmediata.

La antropología evolutiva muestra que los seres humanos somos animales reciprocadores”, esta es la explicación que da la doctora ante nuestra actitud de dar y recibir. El mecanismo de dar a la espera de recibir algo a cambio recibe el nombre de “reciprocidad indirecta” y en palabras de la doctora, es la base biocultural de nuestras sociedades.

Un ejemplo de esto, es el estado; las personas estamos dispuestas a cumplir nuestros deberes si el estado protege nuestros derechos, igual sucede en un trabajo, estamos dispuestos a cumplir el contrato si la otra parte también lo hace. Sin embargo, en el momento en que otra persona no está en capacidad de retribuir en igualdad, la excluimos del juego de “dar y recibir”. Estos últimos son los pobres, los excluidos, los marginados.

¿Qué hacer contra la aporofobia?

La doctora y la base científica establecen que, no es posible determinar una forma de combatir este fenómeno de forma integral, puesto que la pobreza es una situación generalizada y es una situación social que (como ya mencionamos) depende de diferentes factores muchas veces ajenos a quienes la viven. Sin embargo, sí es posible combatirla dentro de uno mismo practicando valores como la tolerancia, la empatía, la simpatía y la compasión.

También es importante resaltar el poder de la educación a fin de combatir estos fenómenos sociales, ya que enseñar a la gente que la pobreza no es parte de la esencia de la persona que la vive sino una mera circunstancia podría ser el primer paso para combatir la aporofobia.

Fuentes:

Psicología y Mente - Aporofobia

BBC Mundo - Aporofobia

WIKI – Adela Cortina

WIKI - Aporofobia

- DARH

 Sociedad  Aporofobia  BBC  AdelaCortina  Fobia  Xenofobia  Racismo  Clasismo
 30/10/2020

Artículos que podrían interesarte 🔥